Secciones
Síguenos en:
'El rol de la visita es contribuir para superar la crisis': CIDH
Un mes de Paro Nacional

¿Quién los mato? es el performance que realizaron habitantes de la ladera de Siloé contra la violencia y el abuso de la fuerza en Cali.

Foto:

Santiago Saldarriaga/ CEET

'El rol de la visita es contribuir para superar la crisis': CIDH

Presidenta de Comisión explica por qué insiste en visitar el país para verificar situación de DD.HH.

Los hechos de violencia que se han registrado en el país desde hace 32 días, cuando comenzó el paro nacional, siguen encendiendo las alertas en la comunidad internacional.

Desde la primera semana de protestas, una veintena de organizaciones sociales le pidieron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que hiciera una visita a Colombia para verificar la situación.

(Le puede interesar: Las dudas que aún persisten sobre visita de la CIDH a Colombia)

Esta semana, la vicepresidenta y canciller, Marta Lucía Ramírez, visitó a los miembros de la Comisión en Washington, y aunque sostuvo que las puertas del país están abiertas al organismo, dejó en claro que solo se otorgará anuencia para su entrada después del 29 de junio, cuando la CIDH tiene prevista una audiencia en nuestro país en el marco de su período ordinario de sesiones.

En entrevista con EL TIEMPO, la comisionada Antonia Urrejola Noguera, presidenta de la CIDH, explica por qué el órgano insiste en visitar “a la mayor brevedad” el país y llama a desescalar la violencia y los actos vandálicos.

Antonia Urrejola Noguera (derecha), presidenta de la CIDH desde 2017

Foto:

CIDH

De la situación en Colombia, ¿qué es lo que más preocupa a la CIDH?

La CIDH está al tanto de la situación en Colombia y viene monitoreando desde el inicio de las protestas el pasado 28 de abril. Hemos recibido información del Estado y de diversos sectores de la sociedad civil, así como tomamos conocimiento de denuncias y en este contexto expresamos nuestra preocupación y condena ante las graves denuncias de violaciones a los derechos humanos.

En esta situación, en particular nos preocupa el elevado número de pérdidas de vidas, personas heridas, resultados del uso desproporcionado de la fuerza; también las denuncias de desaparición forzada, de violencia sexual. Asimismo, el despliegue de las fuerzas armadas para reforzar la seguridad ciudadana, y las afectaciones ocasionadas por actos violentos y vandálicos.

Consideramos urgente que el Estado cuente con un registro confiable y transparente sobre las denuncias, con un mecanismo que garantice la participación de la sociedad civil en su elaboración.

El Estado debe investigar y sancionar a los responsables de violaciones a los derechos humanos porque es su obligación. Eso debe ocurrir de manera independiente a la visita

Organizaciones civiles le pidieron una visita a la CIDH para verificar la situación, la cual el Estado rechazó -por ahora-, pero la Comisión insistió en la necesidad de la misma. ¿Por qué es para el órgano es importante que se pueda hacer esta visita?

La visita de trabajo es un mecanismo de la CIDH, como varios otros, para el monitoreo de la situación de derechos humanos en los países de la región, mediante la cual puede entrar en contacto directo y recibir de primera mano información de los más diversos sectores de la sociedad.

(Puede interesarle: Denunciarán penalmente a quienes retuvieron a 8 policías del Esmad)

Para ello, en terreno, nos reunimos con instituciones del Estado, víctimas de violaciones a sus derechos y familiares, organizaciones de la sociedad civil, otros organismos internacionales con presencia en el país, gremios de empresarios. Escuchamos a todos los sectores.

La experiencia de otras visitas equivalentes demuestran que son positivas porque han contribuido a canalizar la tensión social y el desescalamiento de la violencia. Además, las recomendaciones realizadas al cierre de las visitas pueden aportar a hojas de ruta para superar la crisis e identificar oportunidades de cooperación técnica orientadas a fortalecer la institucionalidad democrática y nuestra presencia, en general.

En este caso, la visita de trabajo puede contribuir para que colombianas y colombianos se escuchen priorizando la no violencia y reconociendo los derechos humanos como punto de encuentro.

La mayoría de las manifestaciones han sido pacíficas.

Foto:

Jaiver Nieto Álvarez / ETCE

El Estado ha argumentado que prefiere esperar a que terminen las investigaciones internas por los hechos denunciados, ¿Esas investigaciones internas riñen con una visita de la Comisión?

El Estado debe investigar y sancionar a los responsables de violaciones a los derechos humanos porque es su obligación. Eso debe ocurrir de manera independiente a la visita, de forma expedita, diligente, con garantías al debido proceso y asegurando reparación integral. El rol de las visitas de trabajo no es de investigación sino de contribución para superar la crisis, a partir de la verificación en terreno, la emisión de un conjunto de recomendaciones para el pleno respeto a los derechos de toda la población.

Usted se reunió esta semana con el Defensor del Pueblo, quien le entregó un informe sobre la situación. ¿Cuál es su balance de esa reunión? ¿Reemplaza ese encuentro una visita como la que se pidió hacer a la CIDH?

Tuvimos una extensa reunión con él, y apreciamos mucho su disponibilidad de ofrecer información. Dicho encuentro virtual, lejos de reemplazar la visita, refuerza la pertinencia de poder ir a Colombia precisamente porque la Defensoría del Pueblo nos transmitió que ve una situación muy preocupante.

Reconocemos y valoramos la apertura del Estado colombiano en su conjunto, y para la CIDH es importante establecer un diálogo con los diferentes órganos como el judicial, ejecutivo, de control y con representantes del Poder Legislativo, hemos tenido y tendremos varias reuniones también con la sociedad civil, sin perjuicio de lo cual definitivamente no, estas reuniones no reemplazan la visita de trabajo.

Esta semana también se reunieron con la canciller de Colombia. ¿Qué información recibieron del Estado en este encuentro?

Nos reunimos con la Canciller y su delegación, y con el Defensor del Pueblo, y recibimos información recogida en el último comunicado de prensa que emitimos: la apertura de 144 investigaciones por presuntas faltas disciplinarias por parte de funcionarios de la Policía, 2 de ellas por presuntos actos de violencia sexual; 9.623 protestas en 794 municipios, con la participación aproximada de 1’493.791 personas; del total de protestas, 7.801 no presentaron incidentes; y conforme con la Fiscalía General, 43 personas han perdido la vida, de las cuales 17 tendrían relación directa con manifestaciones.

(Lea más: Si CIDH quiere venir mañana no tenemos ningún problema: Vicepresidenta)

Asimismo, agendamos una reunión con la Procuraduría para la próxima semana y estamos a la espera de una reunión con la Fiscalía. Además, nos reunimos con la sociedad civil para poder tener una visión lo más amplia posible de lo que está ocurriendo en el país.

Algunos vehículos han sido incinerados durante el paro.

Foto:

Juan Pablo Rueda Bustamante / El Tiempo

En los 62 años de la Comisión, ¿otros países se han negado a recibir su visita?

Hasta el momento solo Venezuela nos ha negado la visita de trabajo. En el caso de Nicaragua, la primera reacción del Gobierno fue negar la visita, pero finalmente la aceptó y permitió establecer el Mecanismo Especial de Seguimiento que estuvo seis meses en el país, y la creación del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes para Nicaragua.

En una eventual visita al país, ¿qué es lo que vendría a mirar la CIDH?

En una visita de trabajo, la CIDH va al país para atender una situación concreta de denuncias de violaciones de derechos humanos. De las mismas, no participa el pleno de la Comisión, solo una parte, pero es relativo según las situaciones de derechos humanos que vamos a observar y la disponibilidad de las comisionadas y comisionados, junto con especialistas de la Secretaría Ejecutiva.

Una vez en el país, la delegación se despliega a determinadas ciudades para poder escuchar a todos los sectores. Posteriormente, la CIDH hace público sus hallazgos con un conjunto de recomendaciones respecto de las violaciones que se detectan en la visita.

La CIDH observa situaciones de afectaciones a los derechos humanos, no investiga ni juzga

¿Incumple Colombia alguna obligación internacional al no permitir este monitoreo?

Para que la CIDH pueda realizar una visita de trabajo precisa de la anuencia del Estado, por lo que es prerrogativa del Estado de Colombia dicha decisión. De nuestra parte seguiremos insistiendo porque es un mecanismo que históricamente ha contribuido, porque de entrada nuestra presencia institucional baja la presión, canaliza la tensión social y colabora con la apertura al diálogo.

(Siga leyendo: La Fiscalía maneja tres hipótesis sobre homicidio de Lucas Villa)

¿Qué pasa si en estas visitas la CIDH encuentra violaciones a los DD. HH.?

La CIDH observa situaciones de afectaciones a los derechos humanos, no investiga ni juzga; a través de sus mecanismos, identifica debilidades y desafíos para contribuir con el fortalecimiento de las instituciones de derechos humanos. Al respecto, quiero reiterar que lo más importante en una visita de trabajo es que con la presencia de la CIDH puede desescalar la violencia y caminar hacia la superación de una crisis priorizando la protección de los derechos.



Algunos sectores del Estado colombiano -entre esos la Agencia de Defensa Jurídica que interviene ante el SIDH- han dicho que es necesario hacer ajustes al Sistema y a la CADH. ¿Creen que eso se relacione con el rechazo que ha expresado ahora el Estado para recibir a la Comisión? 

Siempre estamos abiertos a hablar sobre el fortalecimiento del sistema interamericano. Pero la agenda de derechos humanos en el continente exige fijar prioridades y en este momento, es contribuir con la apertura de espacios democráticos y la solidez del Estado de derecho y de sus instituciones en la región y particularmente en Colombia. Cada asunto debe respetar sus espacios y momentos.

En Twitter: @MIOF_
Redacción Justicia

ACCEDE A CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

No te quedes solo con esta información.
Lee, explora y profundiza más.
¡Suscríbete ya!

COP $ 900 / MES *
Ya soy suscriptor digital

Si ya eres suscriptor del impreso, actívate

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.