Menor no será obligada a prueba de ADN para identificar a su papá

Menor no será obligada a prueba de ADN para identificar a su papá

El supuesto padre biológico de la menor apareció 15 años después y pidió el examen. 

Prueba de ADN

El tribunal ordenó archivar el proceso de investigación sobre la paternidad de la menor.

Foto:

Larry Downing / Reuters

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
26 de febrero 2019 , 09:28 p.m.

La Corte Suprema de Justicia aceptó la reclamación de una niña de 15 años que se negaba a realizarse una prueba de ADN para identificar a su papá biológico. La decisión del alto tribunal se dio tras revisar una tutela que interpuso la menor, luego de que su supuesto padre apareció para pedir el examen con el fin de reclamar su paternidad.

El juzgado de familia que llevaba este proceso accedió a esa petición, a pesar de que la menor alegaba que no le interesaba saber quién era su progenitor.
Ella argumentaba que desde su nacimiento tenía establecido su núcleo familiar, conformado por su madre, su hermana y un padre afectivo.

“El único papá que he conocido durante toda mi vida es M. F. V. R (la sentencia usa solo iniciales para proteger la identidad de la menor). En el colegio me conocen con mis nombres y apellidos. No quiero que se burlen de mí ni de mi familia, ni que alguien que aparece casi 16 años después de que nací aparezca en mi vida y me la revuelque”, dijo la menor ante la Corte.

Para ella, según dijo, que después de tantos años una persona reclamara la paternidad le causaba mucho sufrimiento.


“Estoy por graduarme y me tocaría cambiar todos los papeles (...). Ese señor nunca me dio nada y me causa ahora un gran malestar, y quiere desbaratar mi familia, que son mi mamá, mi papá y mi hermanita”, alegó en la tutela.

La Corte encontró sustentados los argumentos de la menor y ordenó archivar el proceso de investigación de paternidad que estaba promoviendo su supuesto padre biológico.


La Sala Civil del tribunal tuvo en cuenta que no era voluntad de la menor establecer una nueva filiación.

 En la sentencia, cuyo ponente fue el magistrado Ariel Salazar, se deja claro que el archivo del proceso de paternidad se ordena “dada la ausencia de consentimiento de la menor para establecer si existe o no el parentesco que se alega, y en atención a que su estado civil se halla consolidado”.

La pareja que ha figurado siempre en el registro civil de la menor como padre y madre dijo que su familia había estado definida por casi 16 años,
y que no se podría obligar a la niña, si ella, en sus plenas facultades, no quería saber si el hombre que reclamaba el parentesco era o no su padre biológico.

La pareja también argumentó que el proceso de reconocimiento de paternidad que promovía el supuesto padre biológico podía “llegar a afectar profunda y gravemente la integridad psicológica, social y personal de la niña”.

Lo que decía el demandante

Por su parte, el supuesto padre biológico sostenía que la menor estaba siendo manipulada por quienes figuran en los registros como sus progenitores.

Frente a los eventuales problemas que podría causarle a la menor en el entorno escolar el hecho de que se estableciera la identidad de un nuevo padre, este dijo que ese efecto adverso se podía solucionar con la debida “aplicación de un manual de convivencia” con la vigilancia del Instituto de Bienestar Familiar”. El Tribunal que conoció la tutela de la menor en primera instancia había negado el amparo de sus derechos. Señaló que no le era dado pronunciarse frente a un proceso de paternidad que aún estaba en su etapa inicial y que no había fallado de fondo. Sin embargo, al darle a la menor la razón, la Corte invocó el interés superior de los niños.

Afirma que ella ya está integrada a una familia, “en la cual encuentra el apoyo necesario para desarrollar a plenitud sus prerrogativas superiores, aun si esta no se halla compuesta por los dos progenitores biológicos, sino por uno de ellos y su padre afectivo”.

Para la Corte, en este caso prima “la solidificación de los vínculos emocionales” compartidos en esa familia. Considera el tribunal que esta situación es “la que genera la consolidación del estado civil que le figura en su registro de nacimiento, y de allí deriva su derecho de no aceptar la paternidad del demandante”.

ELTIEMPO.COM

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.