Las propuestas sobre la mesa para desenredar elecciones en la Corte

Las propuestas sobre la mesa para desenredar elecciones en la Corte

El voto público pasó en primera vuelta. También se propuso bajar el quorum decisorio.

Sala Plena Corte Suprema de Justicia

Sala Plena de la Corte Suprema.

Foto:

Corte Suprema

Por: Justicia
07 de febrero 2020 , 01:45 p.m.

En la Sala Plena ordinaria de este jueves se llevaron varias propuestas para intentar desenredar el tortuoso proceso de elección de magistrados en ese alto tribunal, con el fin de llenar las siete vacantes que en este momento tiene la corporación. 

Las propuestas también buscan salidas institucionales para evitar que la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia se quede sin quorum decisorio, pues por cuenta de las siete vacantes hoy tienen 16 magistrados y el 27 de febrero termina su periodo Ariel Salazar.

Con 15 magistrados no se podría tomar decisiones, ya que el reglamento establece que se necesitan mínimo 16, las terceras partes de 23, las cuales son las que normalmente debe tener la Sala Plena. En semejante atasco no se podría nombrar a los tres magistrados que le faltan a la Sala Penal, a los tres que le faltan a la Sala Laboral y al magistrado que le falta a la Sala Civil. 

(Lea también: Es mejor dejar una Corte sin quorum que mal conformada: Ariel Salazar)

Como el proceso de elección de vacantes ha sido lleno de desencuentros, desavenencias y polémica —y ninguno de los candidatos que hacen parte de las siete listas que hay para las vacantes ha conseguido los 16 votos que se requieren para resultar elegido—, a la Sala Plena le llegaron este jueves dos propuestas. 

La primera busca que las votaciones en la Sala se hagan públicas. Esta propuesta fue aprobada, según fuentes de la Corte, con 16 votos. Pero para quedar en firme se necesita que vuelva a ser respaldada en segunda vuelta de sala ordinaria, el jueves 20 de febrero. 

Esto, según explicaron magistrados del alto tribunal, permitiría saber quiénes están votando en blanco, quiénes se están oponiendo sistemáticamente a los candidatos de las otras salas, pero sobre todo, a llegar a acuerdos de entendimiento. 

(Le recomendamos: Detalles inéditos de cómo se destrabó elección del fiscal en la Corte)

Un magistrado le dijo a EL TIEMPO que esta medida serviría para afianzar compromisos, pues la situación en la Sala Plena se ha vuelto tensa y algunos desconfían de las votaciones de los demás.

Así, si la votación es pública, los compromisos que se hacen por fuera de la Sala deberían mantenerse en la votación oficial. Si se violan esos compromisos, el magistrado que incumple quedaría en evidencia. 

Si uno tiene un voto, se supone que es un voto de convicción y no le debe dar pena ni miedo exponerlo en público

"Se trata de una salida viable para que cada uno se haga responsable por sus convicciones. No se trata de una forma de presionar a los demás. Si uno tiene un voto, se supone que es un voto de convicción y no le debe dar pena ni miedo exponerlo en público", dijo un magistrado. 

Otro magistrado aseguró que también le gusta esta propuesta. "El voto público podría terminar con eso de votar en blanco para lograr cierto efecto. Si se hace en público, el voto en blanco se explica, y esas explicaciones podrían permitir superar esas posiciones recalcitrantes", dijo.

Sin embargo, el magistrado afirmó que cuando apoyaron el voto público en primera vuelta, algunos magistrados (serían siete) se reservaron la posibilidad de no apoyar la medida en segunda. Así, no está claro si el voto público pasará en 15 días. 

(Le puede interesar: Corte Suprema logró elegir fiscal, pero no llenó vacantes)

La otra propuesta sobre la mesa fue la de la Sala Penal, la cual propuso reformar el reglamento para bajar el quorum decisorio. Así, si llegara el 28 de febrero y la Sala Plena queda con 15 magistrados, lo que se busca con esta medida es que no se necesiten las dos terceras partes de 23 (que obliga a tener 16 votos), sino las dos terceras partes de 15, con lo que se podrían tomar decisiones con 10 votos. 

Podría ser la continuidad de todo esto que queremos cambiar y de ese capítulo oscuro que queremos pasar

Varios candidatos para llenar las vacantes en la Corte han obtenido ese número de votos, lo que significaría que se podrían dar sus nombramientos si se baja el quorum

Aunque esta propuesta también se llevó a la Sala Plena de este jueves, no fue aprobada, pues le faltaron tres votos. Sin embargo, hay magistrados que insisten en que esta debería ser la salida si llega el 28 de febrero y no se ha llenado ninguna silla.  

Quienes quieren que la misma Corte modifique su reglamento y baje el quorum decisorio aseguran que el interés es preservar la independencia del alto tribunal, pues ante una situación excepcional, de fuerza mayor y sobreviniente —como sería quedar con 15 magistrados en Sala Plena—, creen que la Corte no debería pedirle al presidente Iván Duque que ordene con un acto administrativo cambiar el reglamento del alto tribunal, sino hacerlo en la misma corporación porque tiene las facultades reglamentarias para ello. 

Otro magistrado explicó que lo ideal sería que cada sala (Laboral, Penal y Civil) llegue a acuerdos sobre quiénes quieren que sean sus candidatos de su especialidad para ser respaldados en las votaciones y las demás salas los respalden. Pero esto implica que las mismas salas se pongan de acuerdo unánimemente y lleven sus nombres a la Sala Penal. El problema es que hay especialidades como la Civil y Laboral la cuales, según las fuentes consultadas, no tienen consenso sobre quiénes deberían ser sus candidatos. 

Sin embargo, algunos consideran que estos acuerdos dentro de las mismas salas son una opción "viable y posible, pues las salas se comprometieron a charlar y a llegar a consensos". 

En una carta enviada a la Sala Penal, esta le pidió su apoyo para los tres candidatos que, consideran, deben ser los elegidos en esa especialidad en las tres vacantes que tienen: Hugo Quintero, Fabio Ospitia y Gerson Chaverra Castro, a quienes la Sala Penal ha respaldado al considerarlos profesionales "expertos en derecho penal de importante trayectoria y reconocida honorabilidad".  

Sin embargo, esos candidatos no han sido elegidos. Al respecto, esta semana se conoció una carta del magistrado Ariel Salazar, de la Sala Civil, quien dijo que mientras se siga insistiendo en nombres que no han pasado las votaciones, no habrá elecciones. También dijo que no se dejará presionar y que prefiere una Corte sin quorum que mal conformada. 

Aunque en dicha Carta Salazar afirma que el hecho de que las siete sillas sigan vacías no es su culpa, fuentes de la Corte Suprema aseguran que —supuestamente— la dificultad viene en que él quiere que le apoyen a un candidato que "podría ser la continuidad de todo esto que queremos cambiar y de ese capítulo oscuro que queremos pasar", dijo. 

JUSTICIA

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.