Caso de Álvaro Uribe ahora tendrá un nuevo investigador en la Corte

Caso de Álvaro Uribe ahora tendrá un nuevo investigador en la Corte

El de Álvaro Hernán Prada, Odebrecht y el Cartel de la Toga pasarán a nuevas salas.

Álvaro Uribe

El expresidente Uribe.

Foto:

César Melgarejo / Archivo EL TIEMPO

Por: Milena Sarralde Duque
18 de septiembre 2018 , 02:16 p.m.

Al menos 200 investigaciones que eran llevadas por los antiguos magistrados de la Corte Suprema de Justicia pasarán a manos de los nuevos magistrados de la Sala de Instrucción en Primera Instancia. 

Esta Sala hace parte de los cambios que trajo la ley de doble instancia, ley que entró en vigencia en enero pasado. La nueva sala de instrucción empezará a operar una vez se posesionen los cinco magistrados que fueron elegidos ayer por la Corte Suprema de Justicia. 

La Corte eligió ayer para esa sala a los magistrados James Sanz Herrera, Héctor Javier Alarcón, Cristina Eugenia Lombana, César Reyes Medina y Francisco Javier Farfán. Aún queda pendiente la elección de un sexto magistrado para tener las sillas completas. 

La responsabilidad que tendrá esta sala será enorme, ya que deberá llevar casos tan importantes y polémicos como la investigación formal que se abrió el 24 de julio pasado contra el expresidente y senador del Centro Democrático, Álvaro Uribe y el también senador de esa colectividad, Álvaro Hernán Prada. 

La investigación por la que se les abrió un proceso formal los compromete con los supuestos delitos de soborno y fraude procesal, porque habrían intentado manipular testigos como el exparamilitar Juan Guillermo Monsalve para que se retractara de declaraciones en las que ha relacionado al expresidente Uribe con las Autodefensas. 

Uno de los cuestionamientos que Uribe y Prada habían hecho a su proceso era que los anteriores magistrados que investigaban  (José Luis Barceló, Luis Antonio Hernández y Fernando Castro) no eran imparciales, y que además ya no eran competentes para tener el proceso porque la ley de doble instancia designó que las investigaciones en el alto tribunal las debe llevar la nueva Sala Especial de Instrucción. 

La respuesta de los magistrados siempre consistió en que mientras la nueva sala no estuviera conformada, ellos seguirían siendo los investigadores para garantizar que no se congelara la administración de justicia. Así, con la elección ayer de los cinco magistrados de la Sala Especial de Instrucción, los tres magistrados tendrán que entregar a los nuevos togados el expediente de Uribe, así como los otros procesos que están en etapa preliminar en su contra como la investigación por la masacre del Aro y San Roque, ocurridas cuando él era gobernador de Antioquia, o el de supuesta manipulación de testigos contra el senador Iván Cepeda.  

Los nuevos magistrados tendrán que decidir cuándo continúan las indagatorias a Uribe y Prada, aplazadas por los recursos que los dos investigados han presentado ante el alto tribunal. 

Pero además del caso de Uribe, hay otros casos  que ya no estarán en los despachos de los antiguos nueve magistrados de la Sala Penal.

Por ejemplo, la nueva sala también llevará la investigación contra el exrepresentante a la Cámara Nilton Córdoba Manyoma, contra quien se abrió una investigación por su vinculación al 'cartel de la toga', pues habría ofrecido supuestamente 200 millones de pesos para no ser capturado por un caso de corrupción en el Chocó. 

La nueva sala de instrucción también investigará al senador Musa Besaile por su relación con el denominado 'cartel de la toga', pues supuestamente habría pagado 2.000 millones de pesos para congelar su proceso por parapolítica.

Y si en la Comisión de Acusación llegara a ser acusado el magistrado Gustavo Malo, ese proceso también pasaría a conocimiento de la sala recién creada. 

En el caso de Odebrecht, la sala investigará, por ejemplo, al senador Miguel Bernardo Elías, Antonio Guerra de la Espriella, Plinio Olano, entre otros, y también investigará a los congresistas señalados por financiar supuestamente campañas políticas con dineros del cartel de la hemofilia de Córdoba, como Sara Piedrahita y Daniel Cabrales. 

Por corrupción electoral, la nueva sala tendrá que llevar el caso que se sigue contra la senadora Aída Merlano, así como la investigación contra Yamina Pestana por presión electoral. 

Y la Sala de Juzgamiento en Primera Instancia, que ya estaba operando con la elección de los magistrados Alfonso Marín Vásquez y Ariel Augusto Torres, tendrá que decidir en los próximos meses si condenan o no al exgobernador Luis Alfredo Ramos, o al exmagistrado Jorge Pretelt. En esa sala fue nombrado ayer Jorge Caldas. 

Por otro lado, la Sala Penal (la de los magistrados antiguos) se encargará de conocer únicamente los casos en una segunda instancia, es decir, los que sean impugnados por las víctimas o quienes resulten condenados.

Así, la competencia de la Sala Penal se activará una vez la sala de instrucción investigue, y haya un fallo de la Sala de Juzgamiento en Primera Instancia.

Milena Sarralde Duque
JUSTICIA@MSarralde

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.