En 3 días debe definirse si caso de Dimar Torres va a justicia militar

En 3 días debe definirse si caso de Dimar Torres va a justicia militar

Judicatura se abstuvo de resolver conflicto de competencias por caso de asesinato de Dimar Torres.

Exfarc asesinado en el Catatumbo

Dimar Torres Arévalo es un exintegrante de la guerrilla de las Farc, que fue asesinado cuando se movilizaba por la zona rural del municipio de Convención (Norte de Santander).

Foto:

Archivo Particular

Por: Justicia
30 de octubre 2019 , 05:28 p.m.

Será un juez del circuito penal de Bogotá el que defina si sigue en la justicia ordinaria, o pasa a la penal militar, el caso que involucra al coronel (r) Jorge Armando Pérez Amézquita y a otros cuatro uniformados con el asesinato del excombatiente de las Farc Dimar Torres.

Esto luego de que la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura se abstuvo de resolver un conflicto de competencias que había invocado la defensa de los militares investigados por el hecho. Quien deberá definir esto, en un periodo de máximo tres días, será el superior jerárquico del juez de control de garantías que venía conociendo el caso.

(Le puede interesar: Los uniformados de los chats de la muerte del ex-Farc Dimar Torres)

La decisión fue tomada por la Sala, con ponencia de la magistrada Madga Victoria Acosta Walteros. El caso había llegado a la Judicatura para que dirimiera el conflicto de competencias el pasado 26 de septiembre.

La Sala Disciplinaria indicó que no se cumplen los presupuestos para que haya un conflicto de competencias entre la justicia ordinaria y la militar. Por el contrario, para la Sala lo que hay es una impugnación de competencia del juez que lleva el caso -el Juez 80  Penal Municipal con función de control de garantías-  por parte de la defensa.

Y según la ley, es el superior jerárquico del juez a quien le cuestionan la competencia el que debe definir el caso. 

Así las cosas, la Sala devolvió el caso al Juzgado 80 Penal Municipal, que viene llevando el proceso, para que sea su superior quien resuelva si es o no competente para seguir conociendo la investigación contra los militares.El plazo para que el superior del juez resuelva si debe o no seguir conociendo el caso es de tres días.

El relato del asesinato

El pasado 9 de septiembre, cuando estaba programada la audiencia de imputación de cargos contra los militares, sus defensores solicitaron que el caso pase a la justicia penal militar, argumentando que la muerte de Torres se dio en medio de una actividad propia de la Fuerza, o acto de servicio.

En esa audiencia la juez le pidió al fiscal del caso  hacer un resumen de los hechos que se investigaban, antes de decidir si mandar el proceso para que la judicatura resolviera la supuesta colisión de competencias. 

En ese momento, el fiscal indicó que con ocasión de la muerte de un soldado llamado Pablo Emilio Borja, que estaba al mando del coronel Pérez Amézquita, este último "mandó a sus subalternos a encontrar al grupo o persona que ocasionó la muerte del soldado, con el fin de vengar dicha situación, por ello se iniciaron las tareas pertinentes de inteligencia de combate para encontrar a dicho responsable".

El fiscal continuó diciendo que una semana después de que se iniciaron las labores de inteligencia, "el soldado (Daniel) Gómez Robledo reportó a sus superiores que el probable autor de la muerte de su compañero había sido el excombatiente Dimar Torres Arévalo, a quien señaló de ser explosivista del Eln". En ese reporte el soldado dijo que ya tenía la ubicación de la vivienda de Torres, sus rutinas y medios de transporte.

Según le narró el fiscal a la juez, "el coronel (Pérez Amézquita) expuso: 'a ese man no hay que capturarlo sino que hay que matarlo porque no aguanta que quede en la cárcel'".

Le hizo detener su motocicleta, le realizó una requisa y al no encontrarle nada ilícito, cumplió con el mandato ordenado por el coronel Pérez Amézquita y 'le dio de baja' 

Así, dijo el investigador, el día de los hechos, el soldado Gómez Robledo esperó que Torres pasara por donde se estaba haciendo un retén, "le hizo detener su motocicleta, le realizó una requisa y al no encontrarle nada ilícito, cumplió con el mandato ordenado por el coronel Pérez Amézquita y 'le dio de baja'". 

El fiscal terminó la narración diciendo que al escuchar el impacto de 4 disparos, los soldados Cristian David Casilimas, Yorman Buriticá y William Alarcón "arribaron al lugar de los hechos y decidieron ayudarle (a Gómez Robledo) a desaparecer tanto el cuerpo del señor Torres como su motocicleta, sin embargo, por la presencia de algunos ciudadanos los soldados no lograron tal cometido".

Decidieron ayudarle a desaparecer tanto el cuerpo del señor Torres como su motocicleta, sin embargo, por la presencia de algunos ciudadanos los soldados no lograron tal cometido

Pérez Amésquita fue retirado del servicio el 20 de mayo

Precisamente, la Fiscalía no ha podido imputarle cargos a Pérez Amézquita y los demás en medio de la investigación por el conflicto de competencias que invocó la defensa de los militares.

El día del asesinato de Dimar Torres (22 de abril de 2019), el coronel Pérez Amézquita era el comandante del Batallón de Operaciones Terrestres n.° 11 y tenía a su cargo la seguridad del lugar donde residían los excombatientes en zona rural de Ocaña, en Norte de Santander.

Pérez, quien llevaba 21 años en el Ejército, fue retirado del servicio el 20 de mayo de este año, tras los señalamientos e investigación sobre su presunta responsabilidad en el hecho.

Además, la revista Semana reveló este domingo que de acuerdo a la investigación adelantada por la Fiscalía, el asesinato de Torres no fue un hecho aislado, sino que fue premeditado, y que para tal fin hasta se conformó un grupo de WhatsApp para coordinar y reportar el crimen.

Por su parte, el ministro de Defensa Guillermo Botero dijo este martes en su cuenta de Twitter que “si bien respetamos el debido proceso, no es comprensible que, luego de las últimas revelaciones, siga libre uno de los señalados como presunto responsable en caso Dimar Torre”. Amézquita está en libertad porque aún no le han imputado cargos.

Botero aseguró además este lunes, tras la publicación de la revista Semana, que los hechos que rodearon el asesinato de Torres no fueron un acto del servicio. "No fue un acto del servicio, la investigación la adelanta la Fiscalía. Y las personas involucradas fueron retiradas oportunamente del servicio. (...) Hemos actuado con transparencia, no hemos sido ni tolerantes ni negligentes en nuestro accionar frente a este crimen", expresó el jefe de la cartera de Defensa.

JUSTICIA 
En Twitter: @JusticiaET

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.