¿Hasta dónde puede llegar la revisión de fallos en la Corte?

¿Hasta dónde puede llegar la revisión de fallos en la Corte?

Decisión del Tribunal de anular un fallo que penalizaba las corridas de toros prendió el debate.

PAÍSES CON CORRIDAS DE TOROS Santamaría

Durante la alcaldía de Gustavo Petro se prohibió el uso de la Plaza de Toros de La Santamaría para el toreo, pero un fallo de la Corte Constitucional obligó a permitir las corridas nuevamente.

Foto:

Guillermo Legaria / AFP

Por: Justicia
24 de agosto 2018 , 06:45 a.m.

El miércoles, mientras taurinos y animalistas debatían los efectos de la decisión de la Corte Constitucional de anular un fallo que esa misma corporación había tomado hace año y medio –en el que se penalizaban las corridas de toros desde el 2019–, en la discusión surgieron voces que afirmaban que esa era una muestra de inseguridad jurídica.

Es una vergüenza que nuestro piso jurídico como ciudadanos se mueva de esa manera tan absurda. Ya no sabemos en qué decisión confiar”. Esa fue la reacción de Carlos Crespo, representante de la Coalición Nacional Colombia sin Toreo.

Pero más allá de la coyuntura de los toros, en los últimos meses los magistrados del alto tribunal han venido revisando varios fallos del pasado. La primera explicación es que en el último año la Corte cambió cinco de sus nueve magistrados. Así, pasó de tener un ‘bloque liberal’, como era denominado, a darle paso a nuevos togados que llegaron con diferentes posiciones.

En el 2017 salieron de la Corte María Victoria Calle, Luis Ernesto Vargas, Jorge Iván Palacio, Gabriel Eduardo Mendoza y el cuestionado magistrado Jorge Pretelt. Ellos fueron reemplazados por Antonio José Lizarazo, Carlos Bernal, Cristina Pardo, Diana Fajardo y José Reyes Cuartas.

Así, esta nueva Corte ha cambiado varias decisiones. Por ejemplo, en febrero de este año tumbó la consulta taurina en Bogotá, que se iba a realizar en marzo. Ese mecanismo de participación popular había sido avalado en 2017 por la Corte (con ponencia del magistrado Vargas), considerando que las autoridades locales sí pueden convocar al pueblo para preguntarles si se deben prohibir este tipo de eventos con animales.

Pero la renovada Corte revisó una solicitud de nulidad contra esa decisión, y resolvió que la única autoridad competente para prohibir los toros es el Congreso.

Ese también fue uno de los argumentos con los que el pasado 21 de agosto la actual Corte tumbó la penalización de las corridas que empezaba a regir en 2019. Para los magistrados de hoy, sus anteriores colegas desconocieron, una vez más, que solo el Legislativo puede prohibir la tauromaquia, y además violaron la cosa juzgada, pues la discusión estaba zanjada desde el 2010, cuando el alto tribunal dijo que se permitían las corridas en municipios con tradición taurina.

Otro cambio de posición fue la decisión de anular una tutela con la que los anteriores magistrados fallaron a favor de trabajadoras sexuales en Chinácota, Norte de Santander, a quienes la alcaldía les cerró un prostíbulo por desconocer el uso del suelo. La actual Corte dijo que el fallo anterior desconoció la autonomía de las alcaldías, y por eso estudia una nueva decisión frente al hecho de si los alcaldes pueden excluir la prostitución de sus POT.

También tumbó una decisión del año pasado en la que se obligaba a Google a retirar un blog por calumnia e injuria.

La actual Corte tiene varias revisiones en la nevera: una solicitud de nulidad clave es la que se presentó contra un fallo del 2016 en el que la Corte de entonces dijo que el municipio de Pijao, Quindío, podía adelantar una consulta popular para prohibir la minería, afirmando que los entes locales pueden decidir sobre la explotación de su subsuelo.

Fuentes indican que es probable que ese fallo termine anulado. Además, el alto tribunal está revisando, incluso, un fallo que se tomó hace cinco meses por los actuales magistrados: el que condenó a Cerromatoso a reparar a comunidades afectadas por contaminación.

Pero ¿qué tan común es que en su historia la Corte tumbe sus propios fallos? Un exmagistrado de la anterior Corte le dijo a EL TIEMPO que es más probable que ocurra en los casos de tutela, pues muchas veces son tomados por Salas de Revisión (de tres personas), y luego los magistrados los pueden revisar en la Sala Plena. Dijo, sin embargo, que es menos frecuente que ocurra en casos de constitucionalidad.
Para el exmagistrado, en todo caso, lo que ha venido haciendo la Corte es corregir fallos de los anteriores magistrados en los que se estaba desconociendo la cosa juzgada o en los que hubo errores.

Cuando los magistrados nos dejamos llevar de nuestro parecer, la embarramos. La Corte defiende la Constitución, no la ideología de los magistrados”, afirmó.

Kenneth Burbano, director del Observatorio Constitucional de la Universidad Libre, afirmó que estos cambios crean inseguridad jurídica.

JUSTICIA
En Twitter: @JusticiaET

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.