Queremos reformas a la justicia pero respetando la Constitución: Corte

Queremos reformas a la justicia pero respetando la Constitución: Corte

Presidenta de la Corte Constitucional dijo que la reforma es necesaria. 

AUTOPLAY
Una Justicia Solida para Colombia
Foro de EL TIEMPO reforma a la justicia

Introduzca el texto aquí

Por: Justicia
14 de junio 2019 , 04:47 p.m.

¿Cómo articular la Jurisdicción Especial para la Paz con la justicia ordinaria? ¿Cómo lograr fortalecer estos organismos?  ¿Cómo fortalecer la legitimidad de la justicia y evitar cualquier sesgo político o corrupción? ¿Cómo superar la polarización para poder llegar a una reforma a la justicia? 

Esos son algunos de los temas con los que inició este viernes el foro 'Una Justicia Sólida para Colombia' que realizan EL TIEMPO Casa Editorial y la Universidad del Rosario. 

En la apertura del evento el director de EL TIEMPO, Roberto Pombo, aseguró que desde siempre se ha hablado de una transformación fundamental al sistema de justicia, debate que sigue vivo. Así, dijo Pombo, la reforma pasa por la democratización de la justicia, de darle herramientas al ciudadano en el día a día, así como por el debate sobre la modificación de los órganos de la justicia. 

La primera en dirigirse al público fue la ministra de Justicia Margarita Cabello, quien esta semana llegó a esa cartera tras dejar su cargo como magistrada de la Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia. 

Cabello inició diciendo que su función en el Ministerio de Justicia será buscar una "nueva reforma a la justicia para coordinar las relaciones interinstitucionales de todo el sector justicia y mirar la posibilidad de modificar las leyes para ajustarlas al contexto social que el país vive".

Sobre la preocupación de algunos sectores por los constantes intentos de reformar la justicia, Cabello explicó que "si el contexto social dice que la justicia que tiene no es la adecuado, tenemos que mirar qué es lo que hay que reformar", por lo que señaló que la reforma será una de las preocupaciones de su cartera.

La ministra aseguró que todo lo que tiene que ver con reformar a la justicia siempre genera controversia, situación que considera "natural dentro de un Estado democrático". 

Aunque no habló puntualmente de cuál será el papel de las Cortes en la nueva reforma, dijo que cuando fue presidenta de la Corte Suprema de Justicia los magistrados le pedían al Congreso que los hiciera parte de la reforma a la justicia. Así, dijo, en su presidencia se encargó de manifestarle al legislativo que era importante escuchar a la Rama Judicial porque "es el doliente primario en la justicia". 

Por eso, aseguró que ahora en el Ejecutivo, como ministra, se encargará de establecer las políticas para un mejor sistema judicial, y no sólo para el manejo de la Rama Judicial. Esto implica, asegura, ver cómo desde la misión ejecutiva y pública puede lograr lo que había reclamado desde la Rama Judicial, es decir, que las Cortes también sean escuchadas. 

Así, dijo, no sólo se debe ver la reforma como un conjunto de leyes frías, sino como un sistema de justicia para tener claridad sobre qué es lo que quiere el país y lo que "quiere la ciudadanía como una real reforma a la justicia". 

Cabello dijo que la reforma a la justicia no sólo puede ser normativa, pues debe evaluar el comportamiento social para crear una transformación. La ministra dijo que, conforme una sociedad se va transformando, debe ir dando pautas sobre las reformas que se necesitan.

"La justicia puede ser la preocupación de un ciudadano a diario sobre lo que le ocurre en su vida cotidiana, que puede no llegar a una Corte". 

Por eso dijo que más que pensar en reformas normativas específicas, hay que pensar en el cambio del sistema judicial, basándose en la sociedad que es la que da las pautas. 

Finalmente, la ministra aseguró que el Ministerio de Justicia tiene que cumplir esa misión de desarrollar una reforma al sector judicial y si ella no alcanzara a hacerlo, "el próximo ministro tendrá que seguir con la función para atender al ciudadano que quiere que le resuelvan su problema rápido, de una manera eficiente, oportuna y eficaz". 

También dijo que el órgano judicial debe ser la última ratio de la ciudadanía. "Si todo el sistema funciona bien, si usted va a una entidad centralizada a pedir algo, y se lo dan, usted no va a la Rama Judicial. Así, dijo, si las entidades administrativas fueran más eficientes hoy no habría tanta congestión en el sistema judicial, dijo Cabello. 

Al salir del foro la ministra de Justicia aseguró que se están adelantando consensos en el proyecto de reforma a la Justicia para presentarlo el próximo 20 de julio. "Está bastante escrito y vamos en ese camino", dijo.

"Vamos a ver si es una reforma de un solo acto legislativo, si es una reforma de ley estatutaria, o si empezamos con varias reformas por presentar. En eso estamos", señaló. Dijo que hay que ir "con calma" para que realmente la reforma sea para la atención del ciudadano.

‘En la Corte Constitucional sí queremos la reforma a la justicia’
Foro de EL TIEMPO reforma a la justicia

Foro de EL TIEMPO sobre los elementos de debate en una reforma a la justicia.

Foto:

César Melgarejo / EL TIEMPO

La presidenta de la Corte Constitucional Gloria Ortiz aseguró que en la Corte Constitucional los magistrados sí quieren que haya reformas a la justicia y cambios. “Se dice que somos renuentes, y que por eso se terminan cayendo las reformas. Necesitamos reformas a las justicia, pero deben hacerse dentro de los esquemas que nos corresponde preservar, que es el esquema de la Constitución del 91”, afirmó la magistrada. En la Constitución, dijo Ortiz, "hay reglas de juego sin las cuales no se puede hacer la reforma a la justicia". 

Como en el futuro puede tener que hacer el control de constitucionalidad de una eventual reforma, dijo Ortiz, su intervención se centró en las bases constitucionales de cualquier reforma a la justicia, y en preguntas para abrir el debate.

Sobre esas bases constitucionales Ortiz destacó que lo primero que se debe mantener en una reforma a la justicia es la autonomía y la independencia judicial, algo que está directamente relacionado con la separación de poderes armónicamente. La separación de poderes, dijo la magistrada, "parte de la base de que la Rama Judicial está en el mismo nivel de los otros poderes, y no puede haber un poder en Colombia que esté por encima del otro". 

Otro punto clave, aseguró la magistrada, es que una reforma no puede ser válida "si no se le da mayor legitimidad a la Rama Judicial". 

En ese sentido, la magistrada aseguró que la justicia es un valor y un aparato, y el valor está asociado con el ciudadano y cómo recibe la justicia. Así, dijo la magistrada, a veces el valor y el aparato se confunden. 

Por eso señaló que un error es que muchas reformas no tengan claro cuál es el problema que se busca solucionar, y se confundan el aparato con lo que afecta a la ciudadanía. "Si lo que se quiere solucionar es el valor de la justicia, darle más justicia a la gente, no podemos considerar que le damos más justicia a la gente si le quitamos los procedimientos para acceder a la justicia, si hay menos acciones para acceder. Eso no contribuye a la necesidad de generar justicia", dijo. Aunque la magistrada no se refirió a ninguna acción en particular, un ejemplo podría ser las pasadas reformas que intentaron limitar el derecho a la tutela. 

Muchas veces la Corte Constitucional termina en un debate eminentemente político

La magistrada dijo que los problemas de la justicia están claramente identificados. Por ejemplo, señaló, según las encuestas el 82 por ciento de la gente cree en la acción de tutela pero en los jueces solo cree el 30 por ciento, "eso significa que para la ciudadanía la tutela se resuelve sola". Por eso, para la magistrada uno de los problemas de la justicia es que hay una "deslegitimación de la acción judicial, aunque hoy la agente acude más a la justicia que años atrás".

La magistrada criticó que en el país se terminen judicializando todas las controversias y que a la justicia se la termine poniendo en el debate político. "Cuando en el Congreso no pudieron llegar a una mayoría, los congresistas acuden a la Corte Constitucional a demandar las normas en las que en el Congreso no les dieron la razón. Muchas veces la Corte Constitucional termina en un debate eminentemente político". 

La magistrada criticó que parte de las decisiones del alto tribunal terminen manejadas políticamente. "No es que nosotros los jueces nos hayamos convertido en políticos. Yo no creo que el problema está en que nosotros seamos ahora políticos, y no juristas, el problema es la perspectiva con la que nos ven, porque toda decisión que nosotros tomamos termina oponiendo una posición política a la que ha acudido a la Corte". 

Sobre las funciones electorales de las Cortes, Ortiz preguntó si -dentro del esquema de la separación y equilibrio de poderes- si sus facultades electorales se les quitan a quién se le van a dar para que elijan, por ejemplo, las cabezas de los órganos de control. "¿Será que ahora la confianza sólo puede estar en el pueblo?", aseguró. 

Frente al reclamo a los jueces por no poder tomar decisiones más rápido, la magistrada aseguró que al comparar el número de jueces que tiene el país con el número de habitantes y de controversias judicial, es claro que "tenemos un número de jueces que no puede responder con la misma rapidez que nosotros quisiéramos porque desafortunadamente el número de casos desborda la capacidad de los jueces". 
Por eso Ortiz dijo que se debe evaluar si la respuesta es aumentar los jueces, o desjudicializar ciertas conductas y dejarlas en manos de otros organismos que tengan herramientas para solucionar más pronto esas disputas.

Finalmente dijo que el presupuesto de la Rama Judicial "es exiguo, comparado con las necesidades que tiene el sector judicial", por lo que aseguró que los jueces tienen derecho a una mayor dignidad y a no tener que seguir trabajando con las uñas. "Los jueces no pueden seguir siendo la cenicienta de la Rama Judicial, que necesita más herramientas para trabajar", señaló.

Así, dijo, la protección a la Rama Judicial no sólo es darles más policías y carros a los jueces, sino garantizar que puedan trabajar sin presiones, y que no tengan que acuidr a otros para poder ejercer su función. "Estamos acudiendo cada vez más al apoyo internacional, porque con lo que tenemos, no podemos", dijo. 

'Los reclamos a la JEP son bienvenidos': Patricia Linares
Patricia Linares

Patricia Linares presidenta de la JEP.

Foto:

César Melgarejo / EL TIEMPO

La presidenta de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), Patricia Linares, no centró su análisis en una reforma a la justicia pero sí habló de la legitimidad de los jueces, particularmente de los magistrados y funcionarios que hacen parte de la jurisdicción que ella preside. 

Aseguró que la legitimidad de los jueces "se construye a partir de las decisiones en derecho, acatando la constitución y la ley que se deben adoptar". En ese sentido, Linares dijo que "el país adoptó un modelo de justicia transicional, con todos los debates, y vicisitudes que ello supone", dando por sentado que las decisiones de los magistrados de este tipo de justicia pueden generar controversia.

Por eso, para la presidenta de la JEP, "parte de la esencia de un modelo transicional es emerger del debate de la sociedad que lo aspira y lo adopta”. La presidenta Linares dijo que los reclamos a la JEP son bienvenidos y que no le "aterra que haya dudas en ciertos sectores, expectativas y controversias, así como cuestionamientos al modelo mismo"

Así, agregó, la controversia es válida en una democracia y los poderes públicos  “pueden y deben, si así lo consideran, plantear todo tipo de reformas”. Así, dijo, hay algunos sectores que propone desde acabar a la JEP, o incorporar reformas puntuales a la justicia transicional. 

"Algunos dicen en el escenario político, con resignación, que les tocó aguantar esto (el modelo de justicia de la JEP), pero que van a introducir reformas. Bienvenidas", señaló la presidenta Linares. 

Parte de la esencia de un modelo transicional es emerger del debate de la sociedad que lo aspira y lo adopta

Aunque la presidenta asegura que no se opone a las reformas, afirma que no son los jueces los que deben buscarlas, porque los funcionarios de la JEP tienen la obligación de implementar, desarrollar y aplicar el modelo de justicia transicional que se pactó en el acuerdo de paz, por un periodo de 10 años con 5 más prorrogables. 

Sobre el propósito de ese modelo transicional, Linares asegura que se trata de una justicia distinta a la ordinaria. "No es justicia retributiva, no es justicia en la que la premisa esencial es la equidad buscando que el daño causado a una persona en el ámbito delictivo, sea reparado de manera proporcional y con la misma fuerza del daño que recibió. Esta es otra justicia. A algunos les gusta, a otros no", dijo Linares, señalando que algunos llaman a la justicia de la JEP como impunidad. 

Linares dice que recibe todos esos cuestionamientos con tranquilidad, pero reclama respeto por los jueces y magistrados de la JEP como personas. Así, dijo, en menos de año y medio la JEP "ha tenido avances muy significativos" señalando que los funcionarios de esa jurisdicción han hecho su mejor esfuerzo "en un contexto de ataque sistemático, e irracional, donde se afecta la serenidad de los servidores de la JEP y de sus familias”. 

La presidenta dijo que la JEP está tomando las decisiones que le corresponde "sin admitir ningún tipo de presión, ni política ni mediática". 

¿Por qué no se ha podido reformar la justicia?

El exministro  de Justicia, Juan Carlos Esguerra, dijo que no se ha podido hacer una reforma de la justicia porque “ha faltado grandeza”.

Dijo que en el país es muy difícil terminar un proceso judicial en la medida que existe primera instancia, segunda instancia, revisión, impugnación, tutela, revisión de la tutela y tutela contra la tutela.

También dijo que las decisiones judiciales no se pueden estar discutiendo en ruedas de prensa de jueces, pues “las sentencias deben defenderse por sí solas”.
Sobre la politización de las reformas que tocan el tema de la justicia, Esguerra dijo que "en el fondo toda reforma a la justicia involucra una reforma política".

En el fondo toda reforma a la justicia involucra una reforma política


El también exministro Carlos Medellín aseguró, por su parte,  que la clave es acercar la justicia al ciudadano, pero eso "se puede hacer sin necesidad de una reforma a la justicia".

Medellín pidió igualmente que el Ejecutivo tenga mayor diálogo con las altas cortes.

"No hay en este momento ninguna entidad, ninguna instancia que está asumiendo la vocería del gobierno ante la Corte Constitucional, cada entidad lo está haciendo por su lado (...) La Corte Constitucional no tiene un interlocutor válido y único dentro de la rama Ejecutiva", dijo el exministro.

Los temas de la reforma

Al intervenir en el panel ¿Qué reformas a la justicia hará este Congreso', la senadora Paloma Valencia (Centro Democrático) dijo que se necesita una reforma, pero que debe circunscribirse a cuatro temas.

Dijo que se debe resolver lo que tiene que ver con el juzgamiento de los delitos cometidos por los altos cargos del país. Y en ese punto agregó a los magistrados de las altas cortes "no les sirve nada sino que ellos mismos se juzguen".

Puntualizó en que es necesario hacer obligatorio el precedente y la jurisprudencia, porque cada juez falla de acuerdo a lo que quiere; que se requiere el fortalecimiento de la primera y segunda instancia y también lo que tiene que ver con la administración de la Rama.

Por su parte el senador liberal Luis Fernando Velasco, manifestó que buena parte del problema radica en que somos una sociedad tan conflictiva queremos que todo lo resuelva un juez

Para él, la reforma se debe centrar en los temas que los ciudadanos están demandado
El representante del Centro Democrático Gabriel Santos consideró que prontamente “no se va a dar la reforma a la justicia”. Para el congresista uribista, los sectores políticos deben sentarse a dialogar pero no puede haber “inamovibles”.

La senadora Angélica Lozano aseguró, por su parte, que es clave “hablar con las cortes, con el cuidado de que no sean ellas las autoras”.

JUSTICIA y POLÍTICA

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.