Secciones
Síguenos en:
Eduardo Pulgar aceptó dos cargos en la Corte Suprema de Justicia
Eduardo Pulgar - Archivo

Exsenador Eduardo Pulgar.

Foto:

Efe / Archivo

Eduardo Pulgar aceptó dos cargos en la Corte Suprema de Justicia

Sala de Instrucción realizó audiencia. Fue el mismo exsenador quien pidió la diligencia.

Este viernes, ante la Sala de Instrucción de la Corte Suprema, el exsenador Eduardo Pulgar asistió a una audiencia para aceptar cargos y acogerse a sentencia anticipada, informaron fuentes cercanas al caso.

(Lea también: Eduardo Pulgar seguirá preso, Corte mantiene medida de aseguramiento)

Pulgar llegó a las 2 p. m. a la Sala de Instrucción. Según afirmaron las fuentes, él le dijo al magistrado Marco Antonio Rueda que quiere ampliar indagatoria y acogerse a sentencia anticipada,

Sin embargo, no se le escuchó en indagatoria porque la investigación está cerrada.

El caso ahora pasa a la Sala Especial de Primera Instancia para que allí se defina la sentencia a imponerle y los beneficios que pueda recibir por la aceptación de los cargos.

No se habló de temas de delación ni “colaboración con la justicia”

El exsenador aceptó los delitos de tráfico de influencias y cohecho. No aceptó violación de topes en campañas políticas.  

Por el tercer cargo se iría a juicio. 

Fue él mismo quien pidió la diligencia a través de un documento en el que señala que desea acogerse a sentencia anticipada, firmado y con huella dactilar.

Pulgar fue detenido y enviado a la cárcel La Picota, de Bogotá, desde finales de año pasado, investigado por los delitos de tráfico de influencias, cohecho y violación de topes electorales.

(Le puede interesar: Víctimas piden celeridad en proceso contra excónsul del caso Pulgar)

El excongresista es investigado por intentar sobornar a un juez de la República para, al parecer, favorecer a un patrocinador suyo: el excónsul honorario de Polonia en Colombia Luis Fernando Acosa Osío, en unos procesos que estaban en Atlántico.

Esos procesos están relacionados con un millonario pleito por la herencia del excongresista Gabriel Acosta Bendek y su esposa Sofía Acero de Acosta. Esa herencia es la Fundación Acosta Bendek (FAB), que a su vez controla el Hospital Universitario Metropolitano de Barranquilla y la Universidad Metropolitana de Barranquilla.

Además del caso del presunto intento de soborno a un juez, la Corte Suprema también lo investiga porque el exsenador del partido de 'la U', presuntamente, hizo gestiones ante el Ministerio de Educación y funcionarios públicos con el fin de, supuestamente, lograr que esa cartera hiciera actuaciones indebidas

JUSTICIA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.