Secciones
Síguenos en:
Demandan norma que dice que un fin del matrimonio es 'procrear'
Matrimonios por interés

El Código Civil asegura que el matrimonio es un contrato solemne por el cual dos personas "se unen con el fin de vivir juntos, de procrear y de auxiliarse mutuamente".

Foto:

iStock

Demandan norma que dice que un fin del matrimonio es 'procrear'

FOTO:

iStock

La Corte Constitucional recibió una demanda contra un artículo del Código Civil. 

"La procreación simplemente debería ser una circunstancia que la pareja es libre de elegir, no un fin del contrato de matrimonio".

Ese es el argumento con el que un ciudadano pidió modificar una norma del Código Civil colombiano, ley que tiene 146 años, y que asegura que uno de los fines del matrimonio es tener hijos. 

La Corte Constitucional está estudiando esta demanda en la que se le pide al alto tribunal que haga una modificación sobre el artículo 113 del Código Civil, que asegura que el matrimonio es un contrato solemne por el cual dos personas "se unen con el fin de vivir juntos, de procrear y de auxiliarse mutuamente". 

(Le puede interesar: Cacería de fondos y aseguradoras para detectar matrimonios por interés)

Para el ciudadano, afirmar que el matrimonio tiene la finalidad de procrear no sólo es arcaico, sino que también va en contra de los derechos al libre desarrollo de la personalidad y de la protección a la familia porque, a su juicio, no tiene en cuenta que las parejas están en libertad de elegir si quieren o no tener hijos. 

Según el demandante, el Código Civil establece "la procreación como una obligación", lo que podría llevar a que una persona que no quiera o no pueda tener hijos se vea ante un incumplimiento del contrato matrimonial. 

En otras palabras, para el ciudadano que presentó la demanda, si uno de los miembros de la pareja incumple esa supuesta obligación de tener hijos, el cónyuge podría alegar que violó su parte del contrato, lo que incluso, dice, podría llevar a tener que indemnizar los perjuicios ocasionados. "Esto obligaría a la parte que no se encuentra en la disposición de procrear a indemnizar a la otra parte contratante, siendo así violados sus derechos", asegura su demanda. 

El ciudadano afirma que es un derecho de la pareja decidir en conjunto si quiere tener hijos y cuántos, por lo que el artículo del Código Civil se presta para confusiones en su interpretación. "En correcta aplicación de la norma, puede prestarse un mal entendido en lo esencial del contrato". 

Esto obligaría a la parte que no se encuentra en la disposición de procrear a indemnizar a la otra parte contratante, siendo así violados sus derechos

Uno de los conceptos que llegó a la Corte sobre este tema fue el de la Procuraduría. El Ministerio Público aseguró que el alto tribunal debería declararse inhibido, es decir, no decidir de fondo sobre la demanda porque considera que no es cierto que las leyes actuales estén obligando a las familias a tener hijos. 

Para la Procuraduría, la jurisprudencia ha establecido que la familia es una comunidad de personas emparentadas entre sí por vínculos naturales o jurídicos, y que funda su existencia en el "amor, el respecto, y la solidaridad, y que se caracteriza por la unidad de vida o de destino que liga íntimamente a sus miembros o integrantes más próximos". 

A juicio de la Procuraduría, de las leyes se entiende que los efectos del matrimonio, sus derechos y obligaciones, no son otros que "la cohabitación, la fidelidad, el socorro y la ayuda mutua", cuyo incumplimiento se castiga con las causales del divorcio. 

En cambio, dice el Ministerio Público, entender la procreación como una obligación del vínculo matrimonial "derivaría indefectiblemente en la nulidad o disolución de los contratos celebrados por parejas infértiles (con anterioridad o de manera posterior a su celebración), personas de la tercera edad e incluso de parejas que acordaron no tener hijos, quienes se verían injustamente discriminados y privados de sus derechos individuales, en especial, el de conformar una familia". 

Incluso, dice la Procuraduría, en el 2011 la Corte ya se había pronunciado sobre el término "procrear" del Código Civil, como uno de los fines del matrimonio, afirmando que tener hijos no es una obligación sino una posibilidad que se les ofrece a quienes están casados

"El demandante parte de una premisa errada, cual es suponer que la procreación no solo es un fin del matrimonio sino que le da el alcance de una obligación", señaló el Ministerio Público. 

JUSTICIA
En Twitter: @JusticiaET

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.