¿Por qué Soledad Tamayo sigue ocupando curul de Merlano en el Senado?

¿Por qué Soledad Tamayo sigue ocupando curul de Merlano en el Senado?

EL TIEMPO conoció que la Corte le dijo dos veces que no podía reemplazar a Aída Merlano.

Macías y Tamayo

Soledad Tamayo fue posesionada como senadora por el Partido Conservador. La posesión la hizo el entonces presidente del Senado, Ernesto Macías. 

Foto:

Senado Colombia

Por: Justicia
23 de julio 2020 , 04:33 p.m.

Este lunes, tras el inicio de un nuevo periodo legislativo, el Senado eligió como nuevo presidente a Arturo Char en medio de fuertes polémicas, ya que su elección se da una semana antes de que cumpla ante la Corte Suprema de Justicia una versión libre por presuntos hechos de corrupción electoral y por la fuga de la excongresista Aída Merlano, quien hoy se encuentra en Venezuela. 

En esas votaciones de la mesa directiva del Senado participó Soledad Tamayo, quien precisamente fue posesionada como senadora el 29 de mayo del año pasado en la curul que Aída Merlano había obtenido comprando votos, y que nunca ocupó porque fue capturada tras las elecciones. 

Sin embargo, desde mayo de este año, -al ratificar en segunda instancia la condena contra Merlano por los delitos de corrupción al sufragante, concierto para delinquir o tenencia ilegal de armas de fuego de defensa personal-, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia había dicho que Tamayo tenía que dejar esa curul.

Esa orden fue ratificada en junio, en un auto conocido por este diario, y este miércoles la Corte le envió de nuevo al Senado sus decisiones para que cumpla con lo que esa corporación le exigió desde meses atrás. 

(Lea también: Corte ratifica condena contra Aida Merlano pero baja su pena a 11 años)

En mayo la Corte remitió el fallo de Merlano a la Mesa Directiva del Senado de la República para que estableciera la silla vacía en el puesto que estaba ocupando Tamayo. En ese oficio del 29 de mayo, el alto tribunal le envió  la sentencia de Merlano al entonces presidente del Senado Lidio García Turbay para que cumpliera con la orden que le indicó. 

Para la Corte, está claro que Merlano no podía ser reemplazada pues, al ser capturada por hechos de corrupción electoral, el Senado debió aplicar sobre esa curul la silla vacía. Así, dijo, el Partido Conservador -que ya se había visto beneficiado con los votos que Merlano obtuvo ilegalmente, y que le sumó para la cifra repartidora- no podía tener ese escaño ya que esos votos eran fraudulentos. 

Incluso, en el mismo mes de mayo, la Corte compulsó copias contra la Mesa Directiva del Senado de la época, es decir, contra Ernesto Macías, para que la Procuraduría lo investigue por  no aplicar la silla vacía y "la posible omisión de hacer efectiva esta figura cuando fue capturada la electa senadora".

Pero contrario a las órdenes de la Corte, Tamayo no salió del Senado e incluso este fin de semana participó en las instalaciones del nuevo periodo legislativo y en las votaciones de la mesa directiva. 

Soledad Tamayo

Soledad Tamayo, en la sesión del Senado del 20 de julio.

Foto:

Archivo particular

EL TIEMPO conoció que después del fallo de mayo que indicó que Tamayo debía salir del Senado, la congresista interpuso una solicitud pidiendo modificar esa decisión para que no se le aplicara la silla vacía. Esa solicitud, sin embargo, no se resolvió a favor de la senadora, por lo que desde el 17 de junio pasado, la misma Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia le ratificó que debía dejar su curul. 

Esa solicitud, sin embargo, no se resolvió a favor de la senadora, por lo que desde el 17 de junio pasado, la misma Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia le ratificó que debía dejar su curul

Según le dijo la  Corte a Tamayo, ella ocupa el cargo de senadora por haber sido llamada para "suplir la falta absoluta de Aída Merlano Rebolledo", por cuenta del fallo del Consejo de Estado del 19 de mayo que declaró la nulidad parcial de la elección de Merlano. 

(Lea: ¿Se podía posesionar Soledad Tamayo en la curul de Aída Merlano?)

Tamayo insistió ante el alto tribunal que como en la curul de Merlano se había aplicado la falta absoluta porque no tomó posesión de su cargo (no la silla vacía), en ese caso el correspondía al Presidente del Senado, entonces Ernesto Macías, llamar en su reemplazo al siguiente candidato no elegido en la lista del partido Conservador, como en efecto ocurrió. 

Para Tamayo, su nombramiento tiene "presunción de legalidad" y por lo tanto solo podría ser revisado por la jurisdicción contenciosa, es decir, por el Consejo de Estado, corte en la que actualmente se tramitan acciones sobre el cargo que ella ocupa. 

Pero en el auto en el que la Corte Suprema de Justicia le responde, conocido por este diario, el alto tribunal asegura que lo que la senadora le está pidiendo es que haga "caso omiso de lo dispuesto en la Constitución para enfrentar este tipo de actos bochornosos". 

La Corte, con ponencia del magistrado Luis Antonio Hernández Barbosa, dice que lo que definió en el fallo de Aída Merlano sobre su curul es "inmodificable".

En el documento de ocho páginas, el alto tribunal le dice a Tamayo que según el artículo  134 de la Constitución, la silla vacía se aplica sobre el partido político al que pertenece la persona que ha sido condenada y esa situación es independiente de las causas que dan lugar para suplir las vacancias absolutas de los congresistas, entre ellas, la de pérdida de investidura por no posesionarse.

Eso significa que sin importar que en el caso de Merlano se hubiera aplicado la falta absoluta por la decisión del Consejo de Estado, el alto tribunal asegura que la silla vacía que ordenó es una sanción autónoma "que no requiere de ningún desarrollo legal para ser aplicada". 

Una vez más, la Corte le dice a Tamayo que Merlano fue elegida senadora y reconocida como tal por el Consejo Nacional Electoral, luego de cometer delitos, como lo fue la compra de votos que la llevó al Congreso. 

"Eso explica la relación de imputación que surge entre la conducta y la dignidad para la cual fue elegida, y en la que por ninguna razón puede ser reemplazada", asegura el documento enviado a Tamayo. 

Eso explica la relación de imputación que surge entre la conducta y la dignidad para la cual fue elegida, y en la que por ninguna razón puede ser reemplazada

La Corte considera que en situaciones en las que la dignidad del Congreso se mancilla por obtener una curul a través de la compra de votos, se debe aplicar la silla vacía para no afectar a esa corporación legislativa. 

Por eso, la Sala Penal del alto tribunal le dijo en su auto a Tamayo, desde junio, que su recurso es improcedente y mantuvo la orden que le dio al Congreso sobre ese escaño. Esa decisión le fue comunicada en un oficio del 24 de ese mes, a través de la secretaría de la Sala de Casación Penal. 

El oficio para Arturo Char
Arturo Char, senador del Cambio Radical

Arturo Char,  presidente del Senado. 

Foto:

Archivo particular

Además del fallo de Aída Merlano que le fue comunicado al Senado en mayo, de la decisión que rechaza la petición de Soledad Tamayo, que le fue comunicada en junio, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia le envió este miércoles, esta vez al nuevo presidente Arturo Char, la copia de la sentencia de Merlano en la que ordena declarar la silla vacía de Tamayo. También la comunicación que le había enviado en su momento a Lidio García para que hiciera efectiva su orden. 

Además, el alto tribunal le informa a Char que desde junio le había dicho a Tamayo que su solicitud para que aclarara o modificara lo dicho sobre su curul, era improcedente. 

(Lea también: Corte llama a versión libre al senador Arturo Char por caso Merlano)

La posesión de Tamayo estuvo llena de polémicas desde el principio  porque mientras algunos sectores advertían que en ese caso se debía aplicar la silla vacía, y no darle la opción al partido Conservador de poner a la persona que seguía en la lista para ocupar la curul de la capturada congresista Merlano, el presidente del Senado de la época concluyó otra cosa. 

En ese momento, el senador uribista Ernesto Macías dijo que el Consejo de Estado  había anulado la elección de Merlano y que en esa época no había todavía una condena contra la congresista por el caso de compra de votos, por lo que en ese caso no se podía aplicar la silla vacía. 

JUSTICIA
@JusticiaET

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.