Gustavo Moreno impugnará su condena tras fallo que se lo permitió

Gustavo Moreno impugnará su condena tras fallo que se lo permitió

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia consideró que tiene derecho a una doble instancia. 

Gustavo Moreno

Fiscalía imputó cargos al exfiscal Gustavo Moreno para suscribir principio de oportunidad, esta audiencia se realizó en los juzgados de Paloquemao.

Foto:

Héctor Fabio Zamora / EL TIEMPO

Por: Justicia
01 de octubre 2019 , 08:16 p.m.

De forma autónoma, en una decisión proferida por la Sala de Casación Penal, la Corte Suprema de Justicia le permitió al exfiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno, condenado por corrupción, impugnar el fallo que ese alto tribunal impuso en su contra en marzo del año pasado.

Los abogados de Luis Gustavo Moreno le confirmaron a EL TIEMPO que presentarán en los próximos días un recurso de impugnación para apelar la condena contra el exfuncionario. "Sí, vamos a impugnar. Hay varias cosas que queremos plantear en una segunda instancia", dijo uno de sus abogados. 

Después de que Moreno (hoy preso en Estados Unidos) aceptó los cargos que le había imputado la Fiscalía por concusión y uso indebido de información privilegiada, la Corte lo condenó en única instancia a pagar 4 años y 10 meses de prisión, así como a pagar una multa de más de 36 millones de pesos, y una inhabilidad para ejercer funciones públicas de 48 meses. 

El fallo de la Corte se dio en única instancia debido a que, aunque para esa fecha ya había entrado en vigencia la ley del 2018 de doble instancia que les permite a los funcionarios con fuero -como Moreno- apelar sus condenas, para el momento en el que él fue sentenciado aún no se habían creado las dos nuevas salas en el alto tribunal que podían hacer efectivo ese derecho: la de instrucción y la de juzgamiento en primera instancia. Así, para no paralizar la justicia, el alto tribunal decidió seguir aplicando mientras tanto las normas con las que siempre había juzgado. 

Es por esto que Moreno fue condenado con las antiguas reglas que se aplicaban para los aforados, según las cuales los funcionarios con fuero (congresistas, gobernadores, ministros, magistrados, fiscales) eran condenados en una única instancia, sin oportunidad de apelar sus sentencias, ya que la garantía que tenían era la de ser juzgados por el máximo órgano de cierre en materia penal: la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia. 

Pero la Corte acaba de decidir autónomamente, es decir, de forma oficiosa (sin que nadie más se lo pida, sino por su propia voluntad) concederle a Luis Gustavo Moreno una segunda instancia, es decir, darle la oportunidad para que apele esa condena de más de 4 años, si así lo quiere. 

En el fallo, conocido por EL TIEMPO, la Corte asegura que tomó esta decisión porque hay un caso similar al de Moreno en el que la Corte Constitucional le ordenó concederle a otro aforado una doble instancia. En agosto de este año la Corte Constitucional le dijo a ese alto tribunal que debía darle una segunda instancia al exsenador Martín Emilio Morales Diz, condenado el 31 de mayo del 2018 por la Corte Suprema de Justicia a 25 años de prisión por narcotráfico, nexos con grupos criminales y por intentar asesinar a una persona que le debía dinero. 

Morales también fue condenado en única instancia, como Moreno, aunque ya había entrado en vigencia la ley de doble instancia. Al resolver una tutela de Morales, la Corte Constitucional le dijo a la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia que debía garantizarle su derecho a impugnar la sentencia condenatoria. 

Es en este sentido que la Sala Penal considera que como la Corte Constitucional asegura que desde enero del 2018 (cuando entró en vigencia la ley de doble instancia) se les debe garantizar a los condenados la posibilidad de impugnar su condena, y cuestionar todas las pruebas y elementos jurídicos, este derecho también debe hacerse efectivo para el exfiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno. 

La Corte dice que, atendiendo las indicaciones de la Corte Constitucional en el caso de Morales Diz, esa impugnación de la condena se debe hacer ante un juez diferente, no necesariamente de mayor jerarquía que el que condenó a Moreno. 

Por consiguiente, a efecto de garantizar a Moreno Rivera el derecho a impugnar la primera sentencia condenatoria, se impone adoptar el mismo procedimiento señalado en el proveído anterior

Otro caso en el que la Corte Suprema de Justicia, de forma autónoma, decidió en las últimas semanas concederle a personas condenadas en única instancia -después de enero del 2018- la posibilidad de tener una doble instancia, es a los exmagistrados del Tribunal Superior de Cúcuta Fernando Castañeda Cantillo y Félix María Galvis Ramírez. Ellos fueron condenados el 21 de febrero del 2018 a 21 y 22 años de prisión, respectivamente, por concierto para delinquir, peculado por apropiación, y prevaricato por acción. En una decisión del 17 de septiembre, la Sala Penal de la Corte Suprema consideró que como lo dijo la Corte Constitucional en el caso del exsenador Morales Diz, para ellos dos también debía aplicarse la garantía de impugnar su fallo. 

Con esos antecedentes, la Corte Suprema de Justicia determinó entonces que a Luis Gustavo Moreno también se le debía dar el derecho de una "impugnación especial" contra su condena. "Por consiguiente, a efecto de garantizar a Moreno Rivera el derecho a impugnar la primera sentencia condenatoria, se impone adoptar el mismo procedimiento señalado en el proveído anterior", dice la decisión del alto tribunal, por lo que le solicitaron al juzgado tercero de ejecución de penas de Bogotá que vigila su sentencia, que le envíe todo el expediente en contra del exfiscal condenado por corrupción. 

Corte Suprema de Justicia

La Corte Suprema de Justicia en la lectura del fallo contra Luis Gustavo Moreno en una audiencia.

Foto:

Corte Suprema

Detenido en Estados Unidos 

El mecanismo que la Corte seguirá, si Moreno impugna su fallo, es el de remitir el caso al despacho de un magistrado que no haya integrado la sala que lo condenó, quien deberá conformar una sala con conjueces para poder darle una segunda instancia a la condena. 

Luis Gustavo Moreno, quien se convirtió en uno de los testigos claves en el denominado caso del 'cartel de la toga', que implicó a políticos y a magistrados en hechos de corrupción en la Corte Suprema, se encuentra hoy detenido en Estados Unidos. 

Allí fue extraditado el 17 de mayo pasado y fue condenado a 48 meses de prisión por la Corte del Distrito Sur de Florida por lavado de activos. 

En Colombia, según el fallo por el que la Corte Suprema lo condenó a 4 años y 10 meses de cárcel, siendo el director de la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía, Moreno le exigió dinero al exgobernador de Córdoba Alejandro Lyons, primero a través de un emisario -el abogado Leonardo Luis Pinilla- en noviembre del 2016, y luego lo hizo él personalmente con Pinilla en marzo y mayo del 2017 en Estados Unidos.

A cambio del dinero, le ayudarían a obstaculizar las investigaciones que la Fiscalía llevaba contra Lyons por la corrupción en Córdoba. Por eso la Corte lo condenó por concusión y utilización indebida de información oficial privilegiada. 

En esa sentencia, según la Corte, no cabía ningún recurso. Ahora, con la oportunidad que le abre el alto tribunal, le está permitiendo a Moreno apelar esa decisión para que se resuelva en segunda instancia su caso. 

JUSTICIA

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.