Plinio Olano recibió más de un millón de dólares de Odebrecht: Corte

Plinio Olano recibió más de un millón de dólares de Odebrecht: Corte

Decisión que mantiene preso a exsenador enreda al contralor de Bogotá, Juan Carlos Granados. 

Plinio Olano, exsenador

Plinio Olano, exsenador.

Foto:

Rodolfo González / Archivo EL TIEMPO

02 de marzo 2018 , 03:29 p.m.

Con una decisión de 97 páginas, hace una semana, la Corte Suprema de Justicia ordenó enviar a prisión preventiva al exsenador y director de la Federación Nacional de Departamentos, Plinio Olano, implicado en el escándalo de Odebrecht. 

El revelador documento, conocido por EL TIEMPO, muestra que la multinacional no sólo pagó sobornos para quedarse con contratos de las megavías del país, sino que también movió fichas para tratar de asegurar los negocios de obras claves en Bogotá y Antioquia. 

Para la Corte, los testimonios y las pruebas son suficientes para inferir que el exsenador Plinio Olano recibió efectivamente de Odebrecht sobornos por 1.2 millones de dólares. 

Y además, no sólo dice que Olano utilizó parte de esa plata para beneficiar políticamente la campaña a la gobernación de Boyacá del 2011 de Juan Carlos Ganados (hoy contralor de Bogotá), sino que la multinacional pactó con los dos sobornos para que les fueran adjudicados millonarios contratos, varios de los cuales finalmente no terminaron en manos de Odebrecht. 

En su defensa, el exgobernador y ahora contralor Granados ha dicho que no tiene ningún conocimiento de que Olano hubiera gestionado aportes a su campaña del 2011, y que los megacontratos mencionados en el expediente no terminaron en manos de Odebrecht, por lo que no tiene sentido que se hable de sobornos. 

La Corte dice que para finales del 2008, cuando llegó a Colombia, la multinacional replicó su política de pago de sobornos para asegurar megacontratos. Su modus operandi: "la cooptación de servidores públicos que tuvieran la capacidad de influir en las decisiones atinentes a la asignación y desarrollo de los contratos que pudieran surgir ante las necesidades del país, principalmente en materia vial. En contraprestación, los funcionarios que prestaran su concurso recibirían grandes sumas de dinero, para lo cual debían gestionar las actividades necesarias orientadas a darle visos de legalidad a los dineros pagados a título de sobornos o a ocultar su origen y destino". 

Uno de ellos fue Plinio Olano, entonces senador de la Comisión Sexta, quien "decidió participar en esa empresa criminal, en su condición de congresista" aprovechando su posición para debatir los asuntos relacionados con obras públicas y transporte, entre ellas la Ruta del Sol. 

El alto tribunal asegura que se cometieron delitos para lograr los objetivos de Odebrecht entre el 2009 y el 2014, como el contrato 001 del 2010 de la Ruta del Sol II, el proyecto de concesión vial de la ruta Duitama-Charalá-San Gil, la ampliación de la planta de tratamiento de aguas residuales de Salitre, en Bogotá, y el contrato de adición de la Ruta del Sol. 

Incluso, asegura la decisión, congresistas como Olano hicieron gestiones para que Odebrecht pudiera construir la hidroeléctrica Hidroituango, plan que finalmente no prosperó.  

500 millones de soborno por la Ruta del Sol II

En ese contrato de más de dos billones de pesos, según la Corte, Olano se concertó con los directivos de Odebrecht y puso a su disposición su función en la Comisión Sexta del Senado para favorecer a la multinacional.

La estrategia empezó en el 2009 cuando, para asegurar que Odebrecht se quedara con el negocio, varios congresistas citaron al director encargado del Inco a debates de control político "para luego criticar duramente su gestión y así ejercer presión sobre él, con el fin de que la megaobra Ruta del Sol tramo II fuera adjudicada a la multinacional". 

Según la investigación de la Corte, por esa adjudicación Odebrecht acordó pagarle a Olano "la reciprocidad" de 500 millones de pesos que efectivamente fueron pagados. 

Un primer desembolso de ese dinero se hizo a través de Consol y el consorcio Ruta del Sol-San Alberto, compuesto por Megavial (empresa promovida por Federico Gaviria) y Feme Ingeniería Ltda, propiedad de Luis Fernando Mesa, quien es amigo cercano de Plinio Olano. Para ese desembolso se utilizó un sobrecosto por el mismo valor del soborno. 

Luego, señala el expediente, se hizo una segunda entrega de manera personal y en efectivo de 200 millones de pesos que "hasta donde se ha establecido se destinarían a la campaña del entonces candidato a la Gobernación de Boyacá, Juan Carlos Granados". La decisión dice, sin embargo, que "a la fecha se desconoce la destinación final de ese dinero". 

Luego hubo un tercer pago bajo la figura de un contrato de asesoría jurídica entre Odebrecht y un tercero que se encargaría de trasferir el dinero al abogado Luis Enrique Rojas Osuna, defensor de Olano en un proceso que tiene pendiente ante la Corte Suprema de Justicia.

El dinero era por el concepto de pago de honorarios por su gestión. 

En contrato de vía Duitama-San Gil también "se pactó soborno con Granados" 

Según el expediente Odebrecht también tuvo interés en hacer los prediseños de la vía Duitama-San Gil, para lo que usó a Olano. 

Según el alto tribunal, Plinio Olano y el entonces gobernador de Boyacá, Juan Carlos Granados (hoy contralor de Bogotá), "quienes se comprometieron a gestionar la adjudicación de la obra y obtener el cierre financiero por cualquier medio". 

En ese caso Odebrecht prometió pagar a Plinio Olano y a Granados del 3 por ciento al 5 por ciento del valor del contrato, que oscilaba entre 200.000 y 350.000 millones de pesos. 

Planta de aguas de Salitre

La Corte dice que la asociación criminal para favorecer a Odebrecht no sólo quería contratos de carreteras, y que una prueba de ello fue la participación de la multinacional en el trámite de licitación de la obra para ampliar la planta de tratamiento de aguas residuales Salitre, en Bogotá. 

En ese proceso, Odebrecht alcanzó a tener una precalificación y estuvo en el proceso de selección "gracias a la asesoría ilegal de Plinio Olano y a que éste utilizó sus influencias sobre Juan Carlos Granados y el director de la CAR, Alfred Ballesteros, para que les fuera otorgado el proyecto". 

En ese contrato, Odebrecht acordó con Olano, Granados y Ballesteros un pago del 3 por ciento del contrato, que se estableció sobre una base de 200 mil millones de pesos, pago que dependía de que le contrato efectivamente fuera adjudicado. 

Hidroeléctrica Hidroituango 

La decisión de la Corte sostiene que las actividades ilegales de Olano también buscaron postular a Odebrech en la licitación del proyecto Hidroituango en Antioquia. 

En ese proceso, dice la decisión, "Olano Becerra influyó en el senador Eugenio Prieto Soto para que éste socializara a la multinacional con la alcaldía de Medellín para hacerse al contrato". 

Ese plan criminal, asegura la Corte, "fracasó porque las autoridades de esa región rechazaron cualquier acercamiento". 

Un millón de dólares por el otrosí de la Ruta del Sol II

Olano también le ayudó a Odebrecht para conseguir el otrosí en la Ruta del Sol II con el que se construyó el tramo Ocaña-Gamarra. 

En ese proyecto, según la decisión, "Olano ejerció influencia sobre el Ministerio de Transporte Miguel Peñaloza, para que, a su vez, tuviera injerencia en la ANI a efectos de que esta Agencia invitara oficialmente a Odebrecht para que construyera dicha obra vial". 

En ese caso Odebrecht pactó con Olano un pago de un millón de dólares que fueron desembolsados efectivamente. 

Federico Gaviria, testigo contra Olano que enreda a Granados

Uno de los testigos contra Olano es Federico Gaviria, procesado por el escándalo de Odebrecht. 

Dijo que conoció a Olano por intermedio de Luiz Bueno, directivo de Odebrecht,  a comienzos del 2010. Agregó que Luiz Bueno Junior le pidió que se reuniera con Olano para "establecer las condiciones para que Odebrecht pudiera cumplir con una reciprocidad (coima o soborno) de un compromiso que él había pactado con el señor Olano en el marco del proyecto de la Ruta del Sol II". 

Gaviria dijo que para que Olano recibiera los 500 millones de pesos por la Ruta del Sol se hizo un contrato con un consorcio conformado por Megavial (su empresa) y la firma Feme Ingeniería, de su amigo Luis Fernando Mesa, consorcio denominado Ruta del Sol San Alberto. 

Tras desembolsarse el dinero, Mesa le pagó a Olano 200 millones y le quedó debiendo 300 millones. Luego, dice la decisión, Olano le reclamó que le pagara el resto del soborno y pidió un segundo pago "para efectuar un aporte a la campaña de su amigo Juan Carlos Granados, candidato a la gobernación de Boyacá". 

Ese pago, dice la Corte, dio lugar a una reunión en la casa de Olano, en el conjunto Aposentos, en el norte de Bogotá, a la que asistió Luiz Bueno y se esperaba que asistiera Granados, pero a la que finalmente no se presentó. 

En ese momento, dice Gaviria, Olano les dijo que si apoyaban la campaña a la gobernación de Granados, "Odebrecht podía tener reciprocidades importantes en el departamento de Boyacá, coordinándose entonces una posterior reunión con Granados, para que explicara su plan de infraestructura denominado 'Mallas de Boyacá'". 

Para hablar de ese plan se llevó a cabo una nueva reunión en la casa de Plinio Olano con las mismas personas a la que sí asistió Granados. En ese encuentro el entonces candidato a la gobernación "procedió a exponer su plan de desarrollo para el Departamento, haciendo énfasis en lo relacionado con el proyecto vial Duitama-Charlá-San Gil, que pretendía tramitar por iniciativa privada, donde la compañía Odebrecht podría intervenir". 


JUSTICIA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.