¿Es viable bajar el quórum de la Corte Suprema para evitar la crisis?

¿Es viable bajar el quórum de la Corte Suprema para evitar la crisis?

La Sala Plena se reunirá este martes en una sesión extraordinaria para intentar llenar sus vacantes.

Sala Plena Corte Suprema de Justicia

Sala Plena Corte Suprema

Foto:

Corte Suprema

Por: Milena Sarralde Duque
25 de febrero 2020 , 07:51 p.m.

Si entre este martes y miércoles la Corte Suprema de Justicia no logra llenar sus siete vacantes, la Sala Plena del alto tribunal se quedará sin quórum decisorio.

En la práctica, ese escenario significa que la sala plena no podrá nombrar a sus magistrados, ni elegir a su presidente titular ni vicepresidente (hoy está Francisco Acuña en la presidencia, pero en encargo), ni tampoco podrá tomar ninguna decisión que implique contar con los votos de las mayorías.

De 23 magistrados posibles, la Corte hoy está en sus mínimos y, por la acumulación de vacantes, solo tiene 16 magistrados en la Sala Plena, justo el número de votos que se requiere para poder tomar una decisión en el alto tribunal. Además, este jueves se va el magistrado Ariel Salazar, por lo que con ocho vacantes el quórum de la Corte quedará desintegrado.

(Le puede interesar: Las propuestas sobre la mesa para desenredar elecciones en la Corte)

Para intentar resolver el problema, la Corte citó este martes a una sesión extraordinaria con el fin de buscar por fin un consenso y llenar por lo menos alguna de sus vacantes. Hay tres en la Sala Penal, tres en la Sala Laboral, y una en la Sala Civil.

Pero desde ya, fuentes de la Corte señalan que, como ha venido sucediendo por lo menos en las últimas 40 sesiones –debido a las desavenencias y discrepancias que hay en el alto tribunal–, es muy probable que los 16 magistrados no logren este martes llegar a un consenso. Así, el riesgo de que la Corte se quede sin quórum decisorio es inminente.

Entre los magistrados han surgido algunas propuestas para intentar nombrar a quienes les faltan. El 6 de febrero se había aprobado que el voto fuera público –para afianzar compromisos y ver quiénes son los que sistemáticamente se están oponiendo a nombrar algunos candidatos– pero esa medida se cayó el pasado jueves, en segunda vuelta.

Otra de las propuestas –que hasta ahora no ha tenido la acogida de todos los magistrados del alto tribunal y por eso no ha sido implementada– es la de bajar el quórum decisorio para que la Sala Plena no tenga que tomar decisiones con las dos terceras partes de 23 magistrados (que es lo que ocurriría si estuvieran completos) sino con las dos terceras partes de los que hoy están, es decir, con diez magistrados de 16, o los que queden cuando se vaya Salazar: 10 de 15.

(Además: Es mejor dejar una Corte sin quorum que mal conformada: Ariel Salazar)

Así, algunos candidatos que ya han obtenido muchos votos, como los de la Sala Penal que la semana pasada lograron el apoyo de 14 magistrados, ya habrían sido elegidos y se habría llenado por lo menos algunas vacantes.

EL TIEMPO consultó con varios expertos para entender qué tan viable es esa salida y si hay otras.

Un exmagistrado del Consejo de Estado le dijo a este diario que bajar el quórum por medio de un acto administrativo, ya sea antes o después de que se vaya Salazar, sería una mala decisión.

Esto porque, aseguró, dicho cambio podría ser demandado en el Consejo de Estado y podría tumbar las elecciones que se hagan en adelante ya que “no se puede cambiar en el camino la regla de elección”.

No se puede cambiar en el camino la regla de elección

El exmagistrado asegura que la única salida que ve viable, si la Corte se queda sin quórum, es que el presidente Iván Duque decrete la conmoción interior a través de un decreto con fuerza de ley para que él modifique el reglamento y baje el mínimo de votos requeridos.  

El expresidente de la Corte Suprema de Justicia, Jaime Arrubla, considera que el alto tribunal no podría modificar su reglamento con un acto administrativo, porque de cualquier forma para ello necesitaría de los 16 votos. Así, asegura que la salida viable es que en lugar de modificarlo, la Sala Plena haga una interpretación del reglamento.

Arrubla dice que en noviembre del 2010, cuando la Corte tenía 17 magistrados y no lograba mayorías para llenar sus vacantes ni para elegir Fiscal General, el alto tribunal hizo una interpretación del reglamento que le permitió bajar el quórum para que no se les exigiera las dos terceras partes de los magistrados potenciales (los 23 que debería tener) sino de los efectivos (los que estaban).

Aunque esa salida ha sido criticada porque fue la que llevó al Consejo de Estado a tumbar la elección de Viviane Morales en la Fiscalía General, el magistrado Arrubla considera que fue una salida que, cuando él hizo parte de la Corte, les permitió temporalmente librarse del problema.

Además, dice Arrubla, la decisión del Consejo de Estado fue dividida, es posible que hoy los consejeros no voten igual e, incluso, la ponencia de ese entonces del magistrado Alberto Yepes iba en la vía de mantener a Viviane Morales, considerando que la Corte sí podía bajar su quórum.

“El único problema vino porque tumbaron la elección de la Fiscal General. Pero en la práctica, los demás magistrados elegidos con esas reglas terminaron su periodo sin dificultad”, señaló Arrubla.

El único problema vino porque tumbaron la elección de la Fiscal General. Pero en la práctica, los demás magistrados elegidos con esas reglas terminaron su periodo sin dificultad

La otra opción, dijo Arrubla, es la que ya había mencionado el exconsejero consultado: que el presidente modifique el reglamento de la Corte, como sucedió tras la toma del Palacio de Justicia, cuando, por la muerte de varios magistrados, el alto tribunal se quedó sin quórum.

El exmagistrado Alfredo Gómez Quintero, también expresidente de la Corte Suprema, aseguró que bajar el quórum sin 16 votos sería ilegal, porque esto chocaría con el reglamento de la Corte, la cual tiene respaldo constitucional.

Señaló que en lugar de “esa pirueta jurídica”, lo que los magistrados podrían hacer es, por cada una de sus vacantes, conformar listas de 10 magistrados de tribunales y elegir al azar a los que necesiten para nombrarlos en provisionalidad.

Con esos magistrados temporales, podrían elegir a los titulares y evitar una posible crisis. “Si la Corte no se pone de acuerdo, se vendría una crisis gravísima al interior de la justicia y el presidente tendrá que decretar la conmoción para resolver el problema”, aseguró Gómez. 

Cambiar el reglamento a través de un decreto presidencial, aunque es legítimo ante una situación de fuerza mayor, no estaría alejado de críticas porque en cualquier caso implica que el poder Ejecutivo termine inmiscuido en una competencia del poder judicial. 

Por su parte, el exmagistrado de la Corte Constitucional José Gregorio Hernández propone una salida similar a la de Gómez. Asegura que antes de quedarse sin quórum por el retiro del magistrado Salazar, la Corte "podría encargar a magistrados auxiliares como titulares, con todas las facultades. Ellos completarían el quórum y podrían ejercer todas las funciones, pues el encargado las asume en su integridad". 

Lo cierto es que, por ahora, a la Corte Suprema se le está acabando el tiempo. Si este martes se mantienen las diferencias y divisiones, el futuro de la Sala Plena del alto tribunal quedará en la incertidumbre hasta que se encuentre -por fin- una salida institucional. 

MILENA SARRALDE DUQUE
Subeditora de Justicia
Twitter: @MSarralde

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.