Autoprotección y caza no justifican el libre porte de armas: Corte

Autoprotección y caza no justifican el libre porte de armas: Corte

La Corte Suprema de Justicia fijó límites sobre el porte de armas de fuego en el país. 

Porte de armas

En Colombia hay 688.534 personas con permiso para tener un arma.

Foto:

Archivo particular

Por: Justicia
01 de mayo 2020 , 06:30 p.m.

El 26 de noviembre del 2013, siendo las 11 y 25 de la mañana, en un sector de Girón (Santander), un hombre se encontraba portando una escopeta calibre 28, sin marca ni modelo, de fabricación hechiza, y para la cual no tenía ningún permiso. El ciudadano, según les dijo él mismo a las autoridades, tenía el arma con fines deportivos. 

Un día después la Fiscalía le imputó el delito de porte de armas de fuego, pero luego un juez de Bucaramanga lo absolvió porque consideró que la longitud del cañón de la escopeta permitía catalogarla como deportiva. El caso pasó al Tribunal de Bucaramanga, que decidió tumbar la absolución y condenarlo a 9 años de prisión. 

La Corte Suprema de Justicia recibió este proceso en casación en su Sala Penal. En el expediente, el abogado del hombre condenado le dijo al alto tribunal que en el caso no se había tenido en cuenta que, según argumentó, el porte de armas deportivas no es un delito, incluso si no se tiene una autorización. A su juicio, eso no cambia aunque el arma sea de fabricación artesanal o hechiza. 

Al evaluar su caso, la Sala Penal no le dio la razón y mantuvo la condena. Además, aprovechó el caso para aclarar en qué situaciones se permite el porte de un arma.

Estas fueron las aclaraciones del alto tribunal.

El Estado tiene el monopolio de las armas 

Lo primero que recordó la Corte Suprema es que el Estado es el que tiene el monopolio de las armas de fuego y este es un tema que "no admite discusión". 

Por esto, dice la Corte, desde hace varias décadas la Corte Constitucional dejó claro que "las necesidades de autoprotección que puedan tener las personas o la práctica de actividades deportivas o recreativas, no justifican que se permita el libre acceso de armas de fuego".  

Y hay varias razones para que permanezcan estas restricciones, según la Sala Penal: la primera tiene que ver con que, según las estadísticas, el porte de armas de fuego "promueve la violencia, agrava las consecuencias de los enfrentamientos sociales e introduce un factor de desigualdad en las relaciones entre particulares".

Incluso, permitir una libre circulación de armas podría llevar  a "fortalecer poderes económicos, políticos o sociales", dice la Corte. 

Es por esas circunstancias que, según la corporación, el Estado es el que tiene el deber de proteger la vida de las personas y, por eso, se limita la tenencia y porte de armas bajo la premisa de que la desprotección es mayor "cuando las personas disponen de armas". 

Para portar o tener cualquier arma se requiere de un permiso oficial 

Según la jurisprudencia de la Corte Constitucional, la Constitución de 1991 amplió el monopolio que tiene el Estado de las armas, pues la anterior constitución establecía que el Estado solo tenía el control de las armas de guerra. 

Desde la carta del 91, la tenencia de armas -ya sean deportivas o de defensa- por parte de civiles es excepcional y se requiere de un permiso oficial.

Las únicas excepciones -armas que no requieren de un permiso para su porte-, dice la Corte, son las escopetas de fisto en zonas rurales. 

En todos los demás casos, el permiso de porte de armas se debe tramitar con las autoridades estatales. Ese permiso es excepcional porque, según el alto tribunal, solo puede tener lugar cuando "se hayan descartado todas las demás posibilidades de defensa legítima que el ordenamiento jurídico contempla para los ciudadanos". 

En el caso de las armas de defensa, estas se tramitan ante alguno de los 23 jefes de Estado Mayor de cada brigada militar, si el permiso es regional, o ante el Departamento de Control de Comercio de Armas, si es nacional.

Ante estas autoridades se necesita probar con documentos la urgencia o condición de inseguridad que justifica llevar un arma. Eso implica tener que adjuntar denuncias ante las autoridades, investigaciones, que se haya sido víctima de amenazas, secuestro, entre otros. 

Los requisitos para que un arma sea considerada como deportiva

La Corte Suprema de Justicia aseguró que la reglamentación de las armas deportivas es amplia pues deben cumplir con unas especificaciones necesarias para practicar las modalidades de tiro permitidas por la Federación Internacional de Tiro, y las usuales para la práctica del deporte de cacería. 

En esos casos, dice la Corte, se debe contar un permiso  de tenencia de armas para deportistas, y a su vez se debe acreditar la afiliación a un club de tiro y caza, que esté afiliado a la Federación. Esta tenencia de armas, además, puede ser vigilada de forma permanente por autoridades militares.  

Por esto, la Corte recuerda que la calificación de un arma como deportiva no solo depende de sus características físicas, sino principalmente del destino que se le vaya dar, para lo cual se debe tenerse el permiso y la afiliación a una entidad deportiva. El arma, además, no puede ser usada para fines distintos. 

Aunque la Corte Suprema de Justicia hizo estas aclaraciones sobre las armas que son consideradas como deportivas, es importante recordar que desde febrero de este año entró a regir en el país el fallo de la Corte Constitucional que prohibió la caza deportiva en Colombia, considerando que esta actividad "genera un sufrimiento innecesario para los animales, que no se justifica por la mera recreación". 

El porte de armas hechizas también está prohibido

Las armas artesanales, modificadas, sin marca, registro, o hechizas, también están prohibidas, precisamente porque es el Estado el que tiene el monopolio de las armas. 

La Corte asegura que el artículo 366 del Código Penal penaliza la fabricación, tráfico y porte de armas, municiones de uso restringido, uso privativo de las Fuerzas Armadas, "independientemente de su origen y forma de fabricación". 

Así, según la Corte, la prohibición de estos elementos bélicos artesanales impide que haya un permiso oficial para producirlos, comercializarlos, comprarlos, tenerlos o portarlos. 

REDACCIÓN JUSTICIA
En Twiiter @JusticiaET

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.