¿Por qué un pastor debe soportar que le digan estafador en las redes?

¿Por qué un pastor debe soportar que le digan estafador en las redes?

Corte protegió la libre expresión de ciudadano que llamó a un pastor "estafador y mentiroso".

Biblia

La Corte asegura que los pastores religiosos son figuras públicas.

Foto:

Archivo particular

Por: JUSTICIA
30 de mayo 2019 , 08:38 a.m.

"Denuncio social y de forma ética a este sujeto. Valiéndose de la condición de pastor y reconciliador de pareja, sigue engañando, estafando y adoctrinando a menores de edad como a mi hija. Usa mentes débiles para estafar a nombre de la Biblia". 

Este fue el mensaje que un hombre puso en su perfil de Facebook el 27 de febrero del año pasado, señalando a un pastor cristiano del municipio de San Jerónimo (Antioquia) como "estafador, mentiroso y ladrón", mensaje en el que incluyó la foto del líder religioso. 

Días después el usuario de Facebook volvió a poner otros mensajes en los que asegura que lo único que le interesaba al vocero cristiano "era la plata de los incautos", y en los que manifestaba su molestia porque la cuota de alimentos, salud, y educación que les daba a sus hijas, terminaba siendo entregada como ofrenda al culto que dirige el pastor de la Iglesia Cristiana Movimiento Misionero Mundial. 

La discusión no se quedó en las redes sociales y escaló a la Corte Constitucional ya que el pastor interpuso una tutela en la que aseguró que esos mensajes estaban vulnerando sus derechos a la honra, buen nombre, intimidad y buena imagen. En ese recurso, pidió que se le ordenara al ciudadano eliminar los estados publicados en su perfil, que se retractara de las afirmaciones y le ofreciera disculpas, y que se dictara una orden judicial que previniera futuras publicaciones en su contra. 

Según el líder religioso, las imputaciones van más allá de los mensajes en estas redes sociales, pues su vecino también repartió volantes en el barrio en el que lo sindican de robar "por medio de la palabra de Dios, sometiendo a los feligreses a chantajes". 

En la revisión de la tutela, la Corte Constitucional se encargó de evaluar varios aspectos, entre ellos, si la religión es un asunto privado -en el que debería haber una mayor protección frente a la imagen y la intimidad de los líderes religiosos- o es un asunto público, en el que sus voceros son visibles y están sometidos a un mayor escrutinio y críticas. 

La conclusión de la Corte es que la religión y los líderes religiosos tienen un carácter público que hace que deban aguantar mayores cuestionamientos. "A partir de los criterios antes reseñados, la Corte concluye, por un lado, que el accionante es una persona con relevancia pública, y en esa medida, las expresiones que recaigan sobre el desempeño de las labores que públicamente realiza están especialmente protegidas", dijo el alto tribunal.  

Además, afirma el alto tribunal, el pastor es una persona que tiene una relevancia social, y una "capacidad mayor de repeler las expresiones pronunciadas en su contra". En este caso, dicen los magistrados, al ser una figura religiosa, como predicador y representante de una institución, "tiene su palabra como primer instrumento para controvertir y defenderse. Además, cuenta con una comunidad de feligreses a quienes instruye, aconseja y orienta". 

Como los mensajes del ciudadano contra el pastor contenían críticas, rechazo y descontento sobre las impresiones que se tiene del líder religioso, este discurso, dice el alto tribunal, "se enmarca dentro de la categoría de discurso especialmente protegido". 

La Corte también aseguró que Facebook cuenta con mecanismos a través de los cuales el pastor podía repeler las publicaciones en su contra, ya sea con publicaciones que le permitieran contra-argumentar lo dicho por otros o con reportes a los administradores de esa red social- por lo que, asegura la Corte, en estos espacios no se está en una indefensión absoluta respecto a otro particular. 

Aunque el pastor tenía la posibilidad de refutar al ciudadano en las redes sociales, la Corte reconoce que no tenía la posibilidad de exigirle a Facebook una retractación o eliminación del mensaje publicado, situación que, dice el alto tribunal, sólo pueden definir los jueces.

Al estudiar esa petición que hizo el líder religioso, la Corte afirmó que a los jueces les corresponde evaluar el contexto de la publicación, el perfil del autor, el tipo de discurso, el grado de difusión del contenido publicado, o la forma de reparar menos lesiva para la libertad de expresión. 

Al evaluar esos puntos, la Corte aseguró que internet y las redes sociales "han permitido que la libertad de expresión pueda considerarse universal". Así, al entender el valor de la libertad de expresión, la Corte dice que se deben proteger en principio aquellas expresiones que tengan un contenido "favorable, inofensivo, indiferente, e incluso aquellas que resultan chocantes, ofensivas, ingratas o inquieten o perturben algún sector de la población". 

¿Por qué los pastores deben aguantar mayores críticas que los ciudadanos del común? 

La Facultad de Teología de la Universidad Javeriana aseguró que la religión es un asunto público porque se trata de un derecho fundamental, porque permite la pluralidad, es decir, que algunos sean creyentes, ateos, agnósticos, o indiferentes, lo que impide caer en fundamentalismos o totalitarismos. 

La Facultad de Derecho de la Universidad Jorge Tadeo Lozano aseguró que el ejercicio de la libertad religiosa es, por un lado, privado, ya que es un derecho de ejercicio libre, y que depende de cada persona. Pero también es público, ya que profesar y difundir una confesión religiosa "implica una labor social de formación de valores y conductas en todas aquellas personas que comparten el culto". 

En sus conceptos, las dos universidades compartieron la opinión de que los voceros o pastores de las diferentes afiliaciones religiosas cumplen un rol social que los convierte en figuras públicas. Por su parte, la Universidad Externado aseguró que una figura pública es aquella que ingresa a la esfera pública voluntariamente, goza de cierta notoriedad y ostenta un grado de poder dentro de la comunidad. 

Esto hace, dice el Externado, que los personajes públicos tengan que soportar "mayores críticas y cuestionamientos que una persona del común". Así, a juicio de la Universidad, se deben proteger las críticas que se hacen contra las figuras religiosas -que tienen poder y control-. "¿Cómo van a estar indefensos (las figuras religiosas) si tienen por definición el poder de la palabra y el acceso abierto a su auditorio?", cuestionó el centro de educación. 

¿Cómo van a estar indefensos (las figuras religiosas) si tienen por definición el poder de la palabra y el acceso abierto a su auditorio?

El Centro de Internet y Sociedad de la Universidad del Rosario aseguró que se debe proteger la opinión en las sociedades democráticas, y que ese derecho sólo puede ceder en los casos en los que haya una incitación al odio o a la violencia. También coincidió en que los líderes religiosos tienen un escrutinio público sobre su conducta, ya que "ocupan un lugar particular en la sociedad y en la construcción de valores compartidos, equiparable a la del juez o la del profesor". 

Y la Fundación Karisma aseguró que aunque la libertad de expresión online no es un derecho absoluto, en los casos de personajes públicos como los pastores "están bajo una exposición voluntaria al escrutinio público". 

JUSTICIA

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.