Secciones
Síguenos en:
Pese a ser inocente, campesino duró 6 años preso con pena de 40 años
Luis Vertel

Luis Vertel Urango fue condenado a 40 años de prisión por un delito que no cometió.

Foto:

Corte Suprema de Justicia

Pese a ser inocente, campesino duró 6 años preso con pena de 40 años

Lo habían señalado de una masacre de las Auc. Corte Suprema ordenó su libertad inmediata. 

"¿Usted es Luis Felipe Vertel? Tiene una orden de captura. Está condenado como reo ausente". Esas fueron las palabras con las que dos policías detuvieron el 30 de abril de 2009 a Luis Felipe Vertel Urango, un campesino de Córdoba. 

Ese fue el día en el que comenzó la pesadilla de Luis Felipe, quien duró seis años preso pagando una pena de 40 años por una serie de crímenes de las Autodefensas que nunca cometió. (Le invitamos a leer: Condenan a Nación, Fiscalía y Rama Judicial por masacre de La Chinita). 

Tras ser detenido, con la ayuda de un defensor público, Vertel pudo acceder a las declaraciones de Virginia Padilla Guerra, hermana de una de las víctimas de la familia que había sido masacrada por los paramilitares, así como del exjefe paramilitar Jesús Ignacio Roldán Pérez, alias 'Monoleche', quien participó en esos hechos. 

Con sus declaraciones Luis Vertel pudo constatar que la justicia lo estaba confundiendo con otra persona, un paramilitar que tenía un nombre que sonaba muy parecido al suyo: Luis Gonzaga Bertel Durango, alias 'el Compadre', a quien tanto Virginia Padilla como 'Monoleche' señalaban de ser el verdadero autor de la masacre de los Padilla. 

(Lea también: Demandas por privación injusta de la libertad suman $ 37 billones). 

Incluso Luis Gonzaga Bertel Durango sí aparecía en los reportes de Justicia y Paz como un paramilitar, y estaba relacionado a casos que hacían parte de dos procesos judiciales. 

Pese a que siempre se declaró inocente, Luis Felipe Vertel fue condenado y el caso llegó a la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia que aceptó revisar el proceso.

Al evaluar nuevas pruebas, el alto tribunal acaba de absolverlo al encontrar que, tal y como Vertel venía diciendo desde el día que fue detenido,  hubo errores en la identificación del verdadero autor de los delitos. Por eso ordenó su libertad inmediata.

El execrable delito que nunca cometió 

En el proceso judicial, únicamente después de ser capturado, Luis Feilpe Vertel se enteró de los terribles hechos por los que había sido condenado. Ocurrieron el 29 de noviembre de 1994, cuando un grupo de hombres armados de las Autodefensas, vestidos con uniformes camuflados, llegaron a la finca 'Las Gardenias', en zona rural de San Pedro de Urabá. 

La finca pertenecía a Alejandro Antonio Padilla Guevara, -a quien los paramilitares consideraban como un supuesto colaborador de las Farc-, y quien tuvo que ver cómo retuvieron a sus hijos Valdemiro Antonio, Roberto José y Estanislao Padilla, así como a uno de sus trabajadores. A los tres hombres se los llevaron y luego los asesinaron con impactos de bala, disparándoles en diferentes partes del cuerpo. 

(Le puede interesar: Corte evalúa ponencia en caso de Luis Alfredo Ramos por 'parapolítica'). 

Pero la violencia contra los Padilla no se detuvo allí. Dos hijos de Padilla Guevara, que lograron huir de atentados en su contra, tuvieron que reunir 500 cabezas de ganado que los paramilitares se robaron. Días después uno de ellos, Sofanor Padilla Ortega, quien logró evadir a las Autodefensas, denunció que uno de los involucrados en los hechos contra su familia era un hombre que se llamaba Luis Bertel, así como su hijo Bedie Bertel Osorio. 

Ante la persecución la familia Padilla tuvo que desplazarse del Urabá hasta una finca en la vereda San José de Morrocoy, en zona rural de San Pelayo (Córdoba). Pero hasta allí los siguieron y los masacraron.

Luis Vertel

La Corte Suprema de Justicia ordenó tumbar la condena contra Luis Vertel (izq) y dejarlo en libertad inmediata.

Foto:

Corte Suprema de Justicia

(Lea además: Magistrado Juan C. Granados pidió que su caso se envíe al Congreso).

El 19 de mayo de 1997 llegaron hasta su vivienda 25 hombres armados que asesinaron con armas de fuego a Alejandro Antonio Padilla, Evangelina Ortega, Alejandro Padilla Ortega, Animadat Padilla Díaz, Edilberto Contreras Díaz y Olfady del Carmen Contreras Padilla. Los paramilitares quemaron la vivienda y con ella los cuerpos de los seis familiares asesinados. 

La masacre fue también denunciada por Sofanor Padilla Ortega, quien acudió de nuevo a las autoridades y señaló a los paramilitares como los responsables de la violencia en contra de su familia. Reiteró que una de las víctimas había reconocido a un hombre que era su vecino, Luis Bertel, como una de las personas que había estado en ese lugar. 

Pero días después, el 16 de septiembre de 1997, tanto Sofanor y su hermano Vladimiro Padilla Ortega fueron asesinados. Sus cuerpos fueron encontrados con heridas de armas de fuego en distintos lugares de Chigorodó, Antioquia. 

(Lea también: Tras rectificación, Corte Suprema aplazó indagatoria a Ernesto Macías). 

Tres años después la Fiscalía General inició un proceso penal y declaró como personas ausentes, es decir, como investigados que no estaban en las audiencias por mantenerse en la ilegalidad, a Luis Felipe Vertel Urango, así como a los exjefes paramilitares Salvatores Mancuso Gómez, Fidel Antonio Castaño Gil y Carlos Castaño Gil. Cuatro años después un juez ordenó su detención como presuntos "determinadores" de los asesinatos de los integrantes de la familia Padilla, así como del hurto de su ganado. 

El proceso siguió y el 29 de junio de 2007 Luis Felipe Vertel Urango fue condenado a 40 años de cárcel, así como al pago de una millonaria multa por esos delitos. Ese fallo, sin embargo, fue apelado por un delegado del Ministerio Público quien fue la primera autoridad en señalar que no había certeza sobre si el condenado efectivamente era la persona que había cometido los delitos, pues no se cumplió con su debida identificación. Así, el funcionario pidió anular la condena.  

Pese a esos reparos en el 2009 la Sala Penal del Tribunal Superior de Antioquia confirmó completamente el fallo y mantuvo la condena de 40 años contra Luis Vertel, quien fue capturado seis años después. La condena había sido también confirmada por la Sala Civil, que le negó una tutela. 

Vertel no era 'el Compadre'

Solo hasta ahora, el campesino podrá recomponer su vida luego de que la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia le dio la razón en que hubo errores al identificarlo. 

Dentro de las pruebas, la Corte tuvo en cuenta lo que señaló la defensa de Vertel en el proceso. Su abogada dijo que él se había dedicado toda su vida a vivir del campo como jornalero, que nunca fue miembro de las Autodefensas y que la mayor parte de su existencia había pasado en Valencia (Córdoba), no en Urabá.

También señaló que su hijo se llama Jader Luis Vertel Flórez, y para la época de la masacre de la familia Padilla, el joven apenas tenía 4 meses de edad, por lo cual no coincidía con lo que decían los testigos, quienes señalaban que el Luis Bertel que había asistido a la finca Las Gardenias había ido en compañía de su hijo, a quien identificaron como Bedie Bertel Osorio, con quien el campesino no tiene ningún parentezco. 

Así, no solo no correspondía la descripción de Luis Vertel, pues el verdadero autor del crimen fue perfilado como un hombre gordo, grande, de bigotes, narizón, y con un sombrero vueltiao, sino que tampoco coincidía la del hijo. 

Al hijo de Bertel los testigos lo describieron como un hombre alto, de pelo lizo, delgado, con la ropa igualita a la del padre y dijeron que tenía unos 20 años de edad.

Además, las víctimas afirmaron que Luis Bertel era su vecino en una finca en San Pedro de Urabá, algo que tampoco coincidía con el campesino al que condenaron, pues  vivía en Córdoba y no tenía propiedades en esa región. 

Luis Bertel es blanco, narizón y ese que tienen allá detenido por culpa de él no es él. Ese muchacho es moreno y este otro es blanco

Por eso la defensa insistió en que se trataba de un homónimo y que por cuenta de ese error en la identificación habían condenado a un hombre inocente. 

En el proceso el registrador municipal del Estado Civil de Valencia (Córdoba) dijo que en sus archivos había dos cédulas con los mismos datos biográficos y número de identificación, pero con fotografías distintas. En esas cédulas fue que se basó la Fiscalía únicamente para identificar a Vertel como el supuesto autor del crimen. 

En su declaración, Virginia Padilla le ratificó a la Corte que habían detenido al hombre equivocado. "Yo fui a donde está el otro muchacho que no era él; y es que Luis Bertel es
blanco, narizón y ese que tienen allá detenido por culpa de él no es él. Ese muchacho es moreno y este otro es blanco", dijo la testigo. 

Y  'Monoleche', a quien le pusieron una foto de Luis Vertel para ver si coincidía con la del 'Compadre', el paramilitar responsable de los hechos a quien él conocía bien, descartó que el campesino condenado fuera la misma persona que cometió la masacre de Los Padilla. 

"Es una persona que no tiene que ver con 'el compadre'. 'El compadre' que yo le menciono no es él. Ese señor que yo acabo de ver, nunca en mi vida lo vi en la organización de los hermanos Castaño, señor magistrado", dijo 'Monoleche'.

Es una persona que no tiene que ver con el compadre. El compadre que yo le menciono no es él

Luego le pusieron otra fotografía del Luis Bertel que sí hizo parte de las Autodefensas y reconoció que ese sí era 'el Compadre' del que hablaba como integrante del grupo armado ilegal. 

Con todas estas evidencias, la Corte determinó que hubo errores en la identificación del verdadero autor de los homicidios y del robo del ganado por lo cual se descartó que esa persona  "corresponda al aquí condenado, Luis Felipe Vertel Urango", dijo en su fallo, agregando que todas esas pruebas acreditaron "la ocurrencia de una injusticia en la declaración de responsabilidad" en contra del campesino. 

REDACCIÓN JUSTICIA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.