Aunque animales no son sujeto de derechos, deben ser protegidos: Corte

Aunque animales no son sujeto de derechos, deben ser protegidos: Corte

Corte Constitucional no concedió habeas corpus a oso Chucho. Seguirá en zoológico de Barranquilla.

Oso Chucho

Chucho nació a mediados de los noventa en una reserva natural, en Nariño. Hoy vive en cautiverio en el zoológico de Barranquilla, a donde fue trasladado en el 2017 desde Manizales.

Foto:

Vanexa Romero / EL TIEMPO

Por: Justicia
23 de enero 2020 , 08:24 p.m.

Este jueves, la Corte Constitucional selló una discusión que llevaba dos años en el alto tribunal y era de la mayor trascendencia: ¿los animales tienen derechos y pueden exigirlos mediante acciones judiciales diseñadas para personas?

Tras dos días de discusión en sala plena, el alto tribunal determinó que no, al negar una tutela con la que pedían que le concedieran un habeas corpus a Chucho, un oso andino que vive en el zoológico de Barranquilla.

La Corte determinó que los animales no son sujetos de derecho, sino objetos de protección constitucional, y que el mejor lugar para Chucho en sus condiciones es el zoológico, ya que, al vivir toda su vida en cautiverio, correría riesgo sin el cuidado humano.

Así, confirmó una decisión mediante la cual la Sala Laboral de la Corte Suprema de Justicia había revocado un habeas corpus que en 2017 le concedió la Sala Civil de ese mismo tribunal al oso.

El debate en la Corte Constitucional no fue fácil. De hecho, la ponencia inicial de la magistrada Diana Fajardo sí pedía reconocerle el derecho a la libertad a Chucho, pero la misma fue derrotada con una votación de 7 contra 2. La mayoría de los magistrados consideraron que era improcedente concederle el recurso judicial al oso, pues no existe el derecho a la libertad de los animales y, por ende, no pueden pedir que se les proteja a través de un habeas corpus.

Gloria Ortiz, presidenta de la Corte Constitucional, explicó que consideraron que “la condición de la libertad no es predicable de quien no puede tener conciencia de lo que representa esa libertad”. Chucho vive en el zoológico de Barranquilla desde 2017, a donde llegó trasladado de la reserva de Río Blanco, en Manizales, en la que estuvo 18 años en semicautiverio.

Oso Chucho

Por 18 años, Chucho vivió en una reserva en Manizales.

Foto:

Vanexa Romero / EL TIEMPO

Así las cosas, la concepción sobre la fauna en el país sigue como estaba: los animales son seres sintientes y los humanos tienen la responsabilidad de cuidarlos.

“Los animales siguen siendo concebidos como seres sintientes. Como tales, tienen garantías y beneficios que también limitan la actuación del ser humano y le imponen deberes de protección”, dijo Ortiz, quien agregó que “decir que los animales no tienen derecho a la libertad no anula las exigencias de los humanos frente a los animales, y hay normas expresas que penalizan conductas como, por ejemplo, el tráfico de especies”.

Los animales siguen siendo concebidos como seres sintientes. Decir que no tienen derecho a la libertad no anula las exigencias de los humanos frente a ellos

Dado que la votación en la Corte en el caso de Chucho fue en contra de una ponencia, lo que sigue es que el expediente pase a otro magistrado que recoja lo que se discutió este jueves y lo convierta en un documento que irá en contraposición a la ponencia derrotada. Ese será el texto de la sentencia de Chucho, y será redactada por el magistrado Luis Guillermo Guerrero.

De otro lado, aunque el alto tribunal no le reconoció el derecho a la libertad al oso, en otras ocasiones otros tribunales e incluso la misma Corte Constitucional le han reconocido derechos a ríos.

¿Por qué un río sí tiene derechos y un oso no? En esas sentencias se ha dicho que los ríos son sujetos de derechos a la protección, conservación y restauración, pero estos reconocimientos han estado ligados al derecho humano a un medioambiente sano. De hecho, las tutelas que han logrado las declaratorias de derechos las han puesto, en su mayoría, las comunidades afectadas por la contaminación de ríos.

JUSTICIA
En Twitter: @JusticiaET

'La corte tomó una decisión, pero no hubo justicia': abogado de Chucho

Para Luis Domingo Gómez, abogado constitucionalista y quien interpuso el mecanismo de habeas corpus para exigir la libertad del oso Chucho hace tres años, la Corte Constitucional dio un paso en falso frente a la protección de los derechos de los animales.

Para él, la Corte no supo entender las razones por las que mantener a un oso andino encerrado en el zoológico de Barranquilla era atentar contra su libertad. “La Corte tomó una decisión, pero no hubo justicia. Nunca pedí la libertad plena de Chucho, esperaba que lo regresaran a la reserva Río Blanco en Manizales. Para la presidenta de la Corte, eso era condenarlo a muerte”, dijo Gómez. Sin embargo, para el abogado esta historia, que marcó un precedente en el país, no termina con este fallo. “Algo se me ocurrirá”, resaltó.

REDACCIÓN VIDA

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.