Las duras críticas de 4 magistrados contra fallo de sesiones virtuales

Las duras críticas de 4 magistrados contra fallo de sesiones virtuales

De nueve magistrados, cuatro salvaron su voto porque consideraban que se debía mantener la norma.

Corte Constitucional virtual

En marzo pasado la Corte Constitucional aprobó un cambio en su reglamento para autorizar sus salas plenas virtuales. 

Foto:

Corte Constitucional

Por: Justicia
10 de julio 2020 , 05:54 p.m.

Un día después de que la Corte Constitucional tumbó el artículo 12 del decreto 491, que fue el que habilitó a las ramas del poder público como el Congreso para cumplir sus funciones a través de sesiones virtuales, los cuatro magistrados que se apartaron de esa decisión mayoritaria dieron a conocer sus argumentos. 

La decisión de tumbar el mencionado artículo fue tomada por cinco magistrados: Alejandro Linares, Alberto Rojas Ríos, José Fernardo Reyes Cuartas, Cristina Pardo y Diana Fajardo. 

Ellos consideraron que el artículo que habilitaba la realización de sesiones no presenciales para que los miembros de órganos, corporaciones, salas, juntas o concejos colegiados de todas las ramas del poder público pudieran deliberar y decidir, violaba la independencia y autonomía de estos organismos para reunirse y decidir. 

Para la mayoría de magistrados de la Corte, un decreto que permitiera esas sesiones virtuales no era necesario, pues a su juicio estas corporaciones pueden hacer esas sesiones modificando sus reglamentos, algo que es permitido por la ley. En otras palabras, para la Corte no era necesaria la intervención del Ejecutivo , pues las demás ramas del poder pueden hacerlo por sus propios medios. 

(Lea también: ‘Fallo de sesiones virtuales garantizó autonomía del Congreso': Corte)

Por eso consideraron que tumbar esa norma garantiza la autonomía del Congreso para que él mismo, conforme a su reglamento, decida realizar las sesiones virtuales. 

La Corte también dijo que su fallo surte efectos hacia el futuro, es decir, las deliberaciones y decisiones que el Congreso tomó de forma virtual se entienden como legítimas. 

Los magistrados que no estuvieron de acuerdo con esa decisión y que salvaron su voto son Carlos Bernal Pulido, Luis Guillermo Guerrero, Antonio José Lizarazo y Gloria Stella Ortiz, quienes presentaron un salvamento conjunto. 

Para ellos, la norma que sus compañeros tumbaron se debía mantener porque consideran que el artículo declarado inexequible "no desconoce contenido alguno de la Constitución Política". 

El artículo declarado inexequible no desconoce contenido alguno de la Constitución Política

También afirmaron que habilitar la competencia temporal y transitoria para que los órganos colegiados de las diferentes ramas del poder público sesionen de forma no presencial, en medio de la pandemia, era algo necesario. También dijeron que esa norma sí era compatible con la separación de poderes y, en particular, con la autonomía del Congreso. 

Los magistrados disidentes afirmaron que el decreto sobre sesiones virtuales era necesario porque por razones sanitarias, las sesiones presenciales han quedado limitadas. Además, aseguran que no era irrazonable que el Gobierno estimara que las sesiones presenciales podían tener dificultades, por lo que consideraban necesario el decreto "para hacer compatible el ejercicio de los derechos fundamentales a la participación política". 

(Además: ¿Cómo podría el Congreso seguir sesionando virtualmente?)

Pero otro de los argumentos de los magistrados que salvaron su voto es que el decreto era necesario desde la perspectiva jurídica. Esto porque, contrario a lo que dijeron los demás magistrados, para ellos ni la Constitución, ni la ley 5 de 1992 habilitan de manera expresa a los órganos colegiados de las ramas del poder público y a sus miembros para sesionar de forma no presencial. 

"Por esto, era necesaria la expedición de una norma de rango legal que, de manera cierta y concreta, dispusiera el fundamento jurídico de la celebración temporal y transitoria de sesiones no presenciales", afirmaron. 

Era necesaria la expedición de una norma de rango legal que, de manera cierta y concreta, dispusiera el fundamento jurídico de la celebración temporal y transitoria de sesiones no presenciales

Así, consideran que la norma que se cayó era clave para evitar que se interrumpa la labor del legislativo y de las distintas ramas del poder, o se haga más lenta. 

Aunque los otros cinco magistrados afirmaron que el artículo que se cayó del decreto no se necesitaba, para los cuatro que salvaron su voto esto es "contraevidente", porque el hecho de que los cuerpos colegiados no se pudieran reunir de forma presencial para modificar sus reglamentos (y así autorizar las sesiones virtuales) era lo que hacía necesario que, mientras podían reunirse, existiera un decreto permitiera las sesiones virtuales. 

Finalmente, los cuatro magistrados que salvaron su voto consideraron que la norma no iba en contra de la autonomía del Congreso, pues permitía pero no obligaba a que los miembros de los cuerpos colegiados sesionaran de forma no presencial. 

En lugar de ser una interferencia a su autonomía, dijeron los magistrados, el decreto habilitaba a los miembros del Congreso para que decidieran si sesionaban de forma presencial o no presencial. 

"No hay mayor garantía de la plena autonomía de un sujeto o entidad que una norma que lo habilita para ejercer su autonomía. En este caso, reiteramos que el referido artículo 12 no obliga al Congreso de la República a llevar a cabo sesiones no presenciales, sino que simplemente faculta a sus miembros para que, en ejercicio de su autonomía, puedan optar por esta alternativa", dice su salvamento. 

No hay mayor garantía de la plena autonomía de un sujeto o entidad que una norma que lo habilita para ejercer su autonomía

Los magistrados también consideraron que la decisión mayoritaria desconoció su propia jurisprudencia porque en el 2003, en una situación similar, declaró exequible una norma que en circunstancias excepcionales autorizaba las reuniones no presenciales en los cuerpos colegiados de las ramas del poder público. 

También cuestionan que los argumentos de los magistrados que tumbaron la norma son contradictorios, porque aseguran que mientras consideraron que no era constitucional la norma que habilitó las sesiones virtuales, dijeron que los efectos del fallo eran hacia futuro, por lo que todas las decisiones legislativas que se tomaron quedan como válidas. 

"¿Cómo podría una Corte Constitucional validar la expedición de leyes que se fraguaron con abierta violación de la democracia?", criticaron los que salvaron su voto. 

(Le puede interesar: Juez le reconoce a perro derecho a tratamiento médico para epilepsia)

También dicen que es contradictorio que los cinco magistrados digan que su fallo no afecta las garantías de salud ni el bienestar de quienes integran el Congreso, pero por el otro lado su fallo implique que tengan que reunirse físicamente para poder cambiar el reglamento que habilita las sesiones virtuales. 

Finalmente, dijeron que es "lamentable" que faltando 10 días para las sesiones ordinarias del Congreso, el fallo del que sea apartan cree una "incertidumbre institucional de inmenso calado", pues el fallo no aclara si el Congreso puede sesionar de manera no presencial, al menos, para reformar su propio reglamento. 

"De esto deriva una afectación intensa a la seguridad jurídica y al funcionamiento mismo de la rama legislativa del poder público", dice el salvamento, preguntándoles a sus compañeros qué va a pasar si por razones de salud no se consigue el quórum presencial para deliberar o decidir. 

"En este escenario, ¿quedará entonces la República sin un Congreso que pueda funcionar? Si esto es así, no será entonces la disposición declarada inexequible la que vulnere la autonomía del Congreso, sino la sentencia de la que nos apartamos, que, por contera, podría obstaculizar el funcionamiento de dicho órgano", dice el salvamento.
 
JUSTICIA

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.