¿En qué va el caso Uribe y otros procesos de la Sala de Instrucción?

¿En qué va el caso Uribe y otros procesos de la Sala de Instrucción?

Esta Sala de la Corte Suprema, creada con la ley de doble instancia, empezó hace más de un año. 

Corte Suprema de Justicia

Corte Suprema de Justicia

Foto:
Por: Justicia
23 de diciembre 2019 , 08:31 p.m.

En noviembre del 2018, hace un poco más de un año, la Corte Suprema de Justicia le entregó a su nueva Sala de Instrucción —creada con la ley de doble instancia— más de 500 expedientes, de los cuales 146 eran del 2018.

En el 2019 esta sala evacuó 148 de esos expedientes, por lo que este organismo tendrá 516 casos al comenzar el 2020, los cuales tendrá que seguir investigando, entre ellos algunos claves como los relacionados con el caso Odebrecht, el del expresidente Álvaro Uribe y el de 'Jesús Santrich'. 

En todos esos procesos, la Sala —compuesta por seis magistrados y 120 trabajadores— realizó este año 1.299 diligencias investigativas, entre indagatorias, recolección de testimonios y ampliaciones de denuncia. 

Además, en el 2019 esta sala también ha tomado 2.414 decisiones de sustanciación y 231 decisiones de fondo, que han consistido en abrir procesos preliminares, formales, acusaciones, detenciones y definición de situación jurídica. 

Actualmente, la Sala de Instrucción tiene abiertos 14 procesos contra congresistas y, además, ha remitido 32 denuncias contra legisladores. 

La Sala afirma que lo que más se denuncia ante esa instancia son delitos contra la administración pública, es decir, los relacionados con corrupción o malos manejos de recursos públicos. Así, en un 50 por ciento las denuncias que recibe corresponden a estos hechos. Pero en los últimos años, además, han venido creciendo las denuncias por injuria y calumnia, que hoy pueden concentrar entre un 10 o 20 por ciento de todos los casos que lleva la Sala de Instrucción. 

El 23 de enero, según fuentes de la Sala, por un acuerdo entre los magistrados será reelegido como presidente de esa instancia Héctor Javier Alarcón, con el fin de que pueda darles seguimiento por un mayor tiempo a sus proyectos. 

¿Cómo van los procesos? 
Álvaro Uribe en indagatoria con magistrado de la Corte Suprema

Álvaro Uribe en la indagatoria con magistrado de la Corte Suprema.

Foto:

Diego Menjura. Comunicaciones Corte Suprema de Justicia

Uno de los casos más sonados que tuvo la Sala de Instrucción este año fue el de Álvaro Uribe Vélez. El expresidente y hoy senador del Centro Democrático asistió a una indagatoria en la Corte el pasado 8 de octubre por presunta manipulación de testigos, pues presuntamente habría intentado presionar al exparamilitar Juan Guillermo Monsalve para que se retractara de afirmaciones en las que lo vincula con las Autodefensas. 

Aunque legalmente se dice que la Corte tiene diez días para resolver su situación jurídica desde que se hace la indagatoria (definir si continúa el proceso y si ordena o no una medida de aseguramiento en su contra), esa decisión no se alcanzó a tomar este año.

Pocas veces, según explica la Corte, se cumplen esos 10 días para resolver la situación jurídica. Sobre todo, se trata de seguir esos términos al pie de la letra en los casos en los que la persona está privada de su libertad para no afectar sus derechos.

En este caso, según fuentes del alto tribunal, aún no hay una ponencia. Casi a diario  se solicitaban nuevas evidencias aunque, según explican fuentes del alto tribunal, no hay que agotar todas las pruebas para poder tomar una decisión sobre la situación jurídica del expresidente.

Las fuentes de la Corte afirman que "ya hay suficiente material probatorio para definir el estado del caso", pues el despacho tiene el mínimo de pruebas que se requiere.

Ya hay suficiente material probatorio para definir el estado del caso

A pesar de que el material probatorio es voluminoso, dicen las fuentes, hubo algunas que no se pudieron obtener. Entre ellas está el testimonio del exnarcotraficante Juan Carlos 'Tuso' Sierra, quien se encuentra en Estados Unidos desde que recuperó su libertad en ese país por narcotráfico. Otra prueba que tampoco se pudo practicar es el testimonio del exjefe paramilitar Salvatore Mancuso, pues no fue posible acceder a su testimonio, no obstante que se le requirió en diferentes oportunidades a Estados Unidos. 

Sin embargo, la Sala de Instrucción —aunque insistirá en escucharlos— no va a esperar hasta que hablen para poder tomar una decisión. No solo porque se considera que las pruebas ya permiten definir la situación jurídica, sino porque además, después de culminada esta etapa —si continúa el caso— se pueden seguir practicando todas las pruebas que sean necesarias. 

JESUS SANTRICH

'Iván Márquez' y 'Jesús Santrich' anunciaron su retorno a las armas

Foto:

AFP

Otro de los casos importantes en la Sala es el que se lleva contra el exjefe guerrillero 'Jesús Santrich' —hoy disidente—, investigado por narcotráfico, para el que la Corte Suprema pidió aclarar cuál es su situación como congresista, si en su curul —que obtuvo como parte del proceso de paz— hay una vacancia absoluta o una falta temporal para tomar decisiones frente a la competencia del alto tribunal en el caso.

Según fuentes, en el caso Estados Unidos envió algunas pruebas que la Sala había solicitado, aunque no se pudo acceder al testimonio de Marlon Marín —quien se encuentra en Estados Unidos y es uno de los testigos contra 'Santrich'—. Los requerimientos para obtener estos testimonios (así como el del 'Tuso' y Mancuso en el caso Uribe).

Algunas de las decisiones más recientes de la Sala de Instrucción son las que se tomaron contra los exrepresentantes Édgar Ulises Torres y Odín Sánchez Montes de Oca. Ellos habían sido condenados por concierto para delinquir, pero la Sala los investigaba por delitos cometidos por el bloque 'Élmer Cárdenas', como desplazamiento forzado, homicidio, entre otros. 

El alto tribunal decidió cerrar ese proceso en su contra considerando que si bien fueron patrocinados por los paramilitares, no se puede afirmar que hicieran parte de la cúpula militar del bloque 'Élmer Cárdenas' como para dar órdenes para cometer dichos delitos de lesa humanidad. 

Otro de los procesos en los que se tomó una decisión es el del ex representante a la Cámara Eugenio Gallardo Archbold, contra quien se profirió una resolución de acusación por contrato sin cumplimiento de requisitos legales por la compra de unos computadores, por más de 1.000 millones de pesos, contrato en el que se habrían violado las reglas de la contratación pública. 

Pero además, la Sala ha desarrollado este año 30 conciliaciones —un mecanismo alternativo para resolver las disputas antes de iniciar un proceso penal—. En esos proceso se han logrado 15 conciliaciones. Una de ellas fue la que se consiguió entre el senador Armando Benedetti y el exfiscal general Néstor Humberto Martínez, quien lo había denunciado por injuria y calumnia por afirmaciones que el congresista hizo involucrándolo con el caso Odebrecht. La conciliación llevó a una retractación de Benedetti.

El próximo año, la Sala seguirá con las investigaciones que lleva por el caso Odebrecht, en el que seguirá insistiendo para que Brasil les permita decretar varias pruebas en ese país. Hace tres meses, la Corte le envió una comunicación a ese país, pero aún no ha obtenido respuesta. 

JUSTICIA@JusticiaET 

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.