Pese a discrepancias, relación seguirá siendo cordial: Corte Suprema

Pese a discrepancias, relación seguirá siendo cordial: Corte Suprema

El vicepresidente de la Corte Suprema asegura que acatarán el fallo de Andrés Felipe Arias. 

Luis Antonio Hernández

Luis Antonio Hernández, vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia.

Foto:

Claudia Rubio / EL TIEMPO

Por: Milena Sarralde Duque. 
24 de mayo 2020 , 09:21 a.m.

En entrevista con EL TIEMPO, el magistrado Luis Antonio Hernández, vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia y delegado de la Sala Penal para este tema, asegura que pese a las discrepancias con la Corte Constitucional, las relaciones seguirán siendo cordiales y que cumplirán su fallo.

El jueves la Corte Suprema dijo que esta decisión sobre Arias afecta la seguridad jurídica. ¿Por qué?

La Corte ha reivindicado que en ese caso, y en los demás que falló antes del acto legislativo 1 de 2018 (ley que creó la doble instancia a partir de ese año), cumplió el debido proceso previsto en la Constitución para los aforados. Se estableció para esos asuntos el juzgamiento en única instancia, y la Corte Constitucional siempre refrendó dicho procedimiento. Entendíamos, entonces, que eran casos resueltos definitivamente.


Por eso, la Sala de Casación Penal le negó al exministro varias veces la posibilidad de recurrir. Al concedérsele la impugnación a través de la tutela, pese a señalar la Corte Constitucional que mantiene la cosa juzgada, pierde efecto la intangibilidad de la sentencia y, con ello, la seguridad jurídica, que es la certeza de que una situación jurídica no puede ser modificada.

(Le podría interesar leer: El choque de la Corte Suprema y la Constitucional por el caso de Arias)

También dijeron que creaba incertidumbre... 

La incertidumbre es muy obvia. La Corte Constitucional señaló que el derecho del exministro Arias a impugnar la condena en su contra derivaba de una sentencia de enero de 2014 de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. ¿Se mantendrá esa idea en el futuro, o algún otro discurso jurídico justificará correr más ese límite, nuevamente por vía de una sentencia de tutela? Esa puerta que abrió la Corte Constitucional, sin ninguna duda, ha generado una expectativa en las personas condenadas al menos en los últimos 30 años por la Corte Suprema, que seguro demandarán el mismo trato que se ha dado a Arias.

¿El hecho de que los aforados deban interponer tutelas para pedir la revisión, que sea solo para condenados después de enero de 2014 y cuyo fallo siga generando efectos sobre su libertad u otro derecho,  no cierra un poco el boquete que se temía?

Por supuesto, sí. Y debería dejarlo muy claro la Corte Constitucional para diluir cualquier duda. Decir que no es posible el mecanismo de revisión autorizado al exministro frente a condenas anteriores al 30 de enero de 2014. Ni a través de sentencia judicial ni de reforma legislativa.

(Lea también: Arias: un caso que dividió al país, la política y a las Cortes)

¿Cree que vendrá una avalancha de tutelas?

No lo sé. Quizás. Y si pasa, eso medirá un poco el impacto del cambio de jurisprudencia de la Corte Constitucional.

La Corte Constitucional dice que no hay choque de trenes. ¿Qué opina?

Las relaciones entre las cortes, a pesar de las discrepancias que a veces tenemos y que enriquecen las discusiones, son y seguirán siendo cordiales. La Sala de Casación Penal expresó oportunamente sus preocupaciones, consideró un deber hacerlo en defensa de la integridad de la Corte, y ya fallada la tutela, ya fijada la regla de procedimiento que regirá el caso, no queda más que obedecer y cumplir.

Esa puerta que abrió la Corte Constitucional ha generado expectativa en las personas condenadas al menos en los últimos 30 años

¿Por qué dijo la Corte Suprema que la Constitucional cambió las reglas de juego para favorecer a Arias?

Ya lo señalé. En múltiples oportunidades, ese tribunal respaldó la constitucionalidad de los procesos de única instancia. En este caso decidió contra sus precedentes. Cambió una regla transparente para todos, acordada en la Constituyente del 91 como un privilegio para servidores públicos de la más elevada posición en el Estado.

El presidente de la Corte Constitucional, Alberto Rojas Ríos, que salvó su voto, decía que si se iba a aplicar esta garantía, debía ser para todos los que estuvieran en igual situación...

Es la opinión del magistrado Rojas y no fue la que se impuso. La Corte Suprema siempre se opuso a la retroactividad del recurso de doble conformidad. También a cualquier opción que habilitara el examen de las sentencias de única instancia anteriores al acto legislativo 1 de 2018.

(Le puede interesar: Las dudas que deja la decisión de la Corte sobre impugnación de Arias).

¿No deja a la Corte Suprema más tranquila el hecho de que la condena de Arias siga en firme, que la Corte Constitucional dijera expresamente que no habrá lugar a prescripciones ni libertades?

Advertimos sobre el riesgo de prescripción e impunidad si simplemente se removía la cosa juzgada y se permitía impugnar todas las sentencias dictadas en casos de aforados antes del 18 de enero de 2018. En esta fecha se incluyó en la Constitución la regla procesal de doble conformidad, por cierto a través de un acto legislativo cuya iniciativa fue de la Sala de Casación Penal. La Corte Constitucional, en su sabiduría, mantuvo la cosa juzgada y así eliminó la posibilidad de la prescripción.

¿Qué opinión tiene de que 4 de los 9 magistrados salvaran su voto, la mayoría de ellos porque creía que esto lo debía decidir el Congreso?

Así funcionan los cuerpos colegiados. Están conformados por un número impar de miembros para evitar empates y al final la decisión que se adopta es la que cuenta con la mayoría. Es una regla de la democracia.


. La Corte Constitucional le ordena a la Corte Suprema conformar una sala para que Arias pueda impugnar su condena, con magistrados que no hayan participado en la decisión. ¿Podrían participar magistrados de la Sala Penal o tendrían que nombrar conjueces?

El numeral 7 del artículo 235 de la Constitución le atribuye a la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia la competencia para resolver la solicitud de doble conformidad, a través de una sala de tres magistrados-que no hayan dictado la decisión impugnada. Eso significa que los miembros de la Corte que suscribieron la sentencia contra el exministro Arias están impedidos. Si con los demás logra conformarse la sala de decisión de tres magistrados, no habrá lugar a acudir a conjueces.

(Le recomendamos: Invitamos a la serenidad y a la ponderación: Corte Constitucional)

¿En la revisión de la condena de Arias algo pueda cambiar?

Todas las hipótesis de decisión asociadas a la resolución de un recurso son posibles. Menos que se agrave la situación al doctor Arias. Eso lo prohíbe la Constitución.

¿Con el fallo de Morales Diz la Corte Suprema abrió algunos casos de oficio para permitirles a condenados como Luis Gustavo Moreno o Bernardo Miguel Elías impugnar su condena. ¿Podría pasar lo mismo con esta tutela de Arias? ¿Que ustedes decidan abrir de oficio otros casos o lo ve inviable?

Seguramente eso lo examinará en su momento, frente a casos concretos, la Sala de Casación Penal.

MILENA SARRALDE DUQUE
SUBEDITORA DE JUSTICIA
En Twitter: @MSarralde

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.