La investigación preliminar a Uribe que volvió a dividir opiniones

La investigación preliminar a Uribe que volvió a dividir opiniones

Corte Suprema le abrió un caso preliminar por perfilamientos ilegales hechos desde el Ejército.

Álvaro Uribe Vélez
Foto:

Héctor Fabio Zamora. EL TIEMPO

Por: Justicia
07 de junio 2020 , 10:18 a.m.

A la lista de 56 procesos preliminares en la Comisión de Acusación, más de 10 indagaciones previas en la Corte Suprema de Justicia y una investigación formal en ese alto tribunal, se sumó esta semana un nuevo caso en el que aparece mencionado el expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez, uno de los políticos más controvertidos de la historia reciente del país.

(En fotos: Las investigaciones contra el expresidente Álvaro Uribe en la Corte)

El miércoles, la Corte Suprema dio a conocer que el 15 de mayo la Sala de Instrucción abrió una investigación preliminar contra Uribe por un correo que recibió en diciembre del año pasado. En ese anónimo –firmado por Maria Maria–se denunciaba que, supuestamente, Uribe “no solo se benefició con las interceptaciones ilegales del escándalo del hacker”, refiriéndose a Andrés Fernando Sepúlveda, condenado en el 2018 a 10 años de prisión por espiar a negociadores del procesos de paz.

“Durante este año (2019) varias unidades de inteligencia y contrainteligencia militar se han dedicado a usar sus capacidades para realizar interceptaciones ilegales de comunicaciones cuyo destinatario de esas acciones al margen de la ley es el señor Uribe Vélez”, asegura el correo, que, además, menciona a varios uniformados que supuestamente estarían involucrados.

(Le puede interesar: Insólita petición de Marquitos Figueroa en caso de policías capturados

Este el mismo caso que generó revuelo en el Ejército en enero, tras conocerse denuncias sobre supuestas interceptaciones y perfilamientos a periodistas, políticos, opositores del Gobierno, abogados y defensores de derechos humanos.

Esos señalamientos llevaron a que la Fiscalía abriera investigaciones y citara a interrogatorio al excomandante del Ejército, el general en retiro Nicacio Martínez; a que la Procuraduría General llamara a juicio disciplinario a 13 uniformados involucrados, entre ellos varios de los mencionados en el anónimo contra Uribe, y a que en la institución castrense se esté haciendo una especie de purga a cuenta gotas, con la salida de más de 10 generales en os últimos meses.

En ese escenario, la decisión de la Corte sacudió de nuevo la política al poner a Uribe como el supuesto beneficiario de esos seguimientos, que revivieron el fantasma de las chuzadas ilegales del DAS, por las cuales hace cinco años fueron condenados funcionarios del gobierno del expresidente, como su secretario, Bernardo Moreno, y la exdirectora del DAS María del Pilar Hurtado.

Así, la nueva investigación preliminar dividió la opinión entre los seguidores y los detractores de Uribe. Desde el Centro Democrático, su partido, el expresidente recibió apoyo con opiniones como las de Ernesto Macías, quien dijo irónicamente que seguramente la próxima demanda contra Uribe será por la llegada del coronavirus a Colombia. O Paola Holguín, quien puso en sus redes sociales una frase de Montesquieu según la cual “una injusticia hecha al individuo es una amenaza hecha a toda la sociedad”.

En la otra orilla, desde el Polo Democrático, el senador Iván Cepeda dijo que el episodio de las carpetas de inteligencia ilegal en el Ejército “es una fiel copia del DAS”, y señaló que “en buena hora” la Corte abrió esta investigación, invitando a Uribe a que “en lugar de atacar y calumniar a ese alto tribunal” se defienda “por las vías legales”.

El mismo miércoles, Uribe aseguró que esta es otra indagación preliminar “por un anónimo cobarde” y dijo que “la Corte, que todo lo filtra, debería explicar por qué hay dos investigaciones” en su contra por el mismo correo. A través de Jaime Granados, su abogado, la defensa de Uribe cuestionó que se le abrieran dos procesos por el mismo anónimo, pues en contra del senador ya hay otro caso preliminar por supuestos nexos con el hacker Sepúlveda. Fuentes de la Corte, sin embargo, afirmaron que ese caso del hacker tiene que ver con una compulsa de copias que viene de años atrás.

(Lea también: Cicatrizar heridas: la deuda de Mancuso y ‘Jorge 40’ con el país

Granados también cuestionó que el proceso se iniciara por un correo sin dueño que, según dijo, el Estatuto Anticorrupción impide constituir como prueba. EL TIEMPO consultó a dos juristas sobre qué tanto se pueden usar estos anónimos para abrir indagaciones. El penalista Camilo Burbano dijo que las denuncias anónimas son válidas para iniciar investigaciones preliminares, pero deben estar acompañadas de “información fiable que pueda ser verificada, o que se aporten evidencias suficientes para iniciar la investigación”.

Por su parte, el abogado Iván Cancino consideró que el anónimo “puede ser una fuente excepcionalísima” en una investigación preliminar, siempre y cuando el caso denunciado tenga la naturaleza de presunto delito, se pueda identificar quién supuestamente lo cometió, y padeció, así como circunstancias de tiempo, modo y lugar. Cancino dijo que lo que critica en este caso es que la Corte haya hecho pública la investigación preliminar, porque “esto atenta contra la presunción de inocencia” de Uribe, que “para esta etapa de indagación es absoluta”.

Justamente, por el hecho de que se trate de un proceso preliminar –es decir, aún no hay una investigación formal contra Uribe por las supuestas interceptaciones– es por lo que fuentes de la Corte afirman que el anónimo es completamente válido para iniciar una indagación previa que permita establecer si hay un posible delito y algún tipo de responsabilidad penal.

(En otras noticias: El contrato que enredó al gobernador de Antioquia)

Para esto, el despacho del magistrado Héctor Alarcón, presidente de la Sala de Instrucción –que desde febrero tiene a su cargo este proceso–, ordenó en un auto realizar inspecciones a la Fiscalía, Procuraduría, Ejército, Ministerio de Defensa y recolectar testimonios para establecer qué tan cierto es lo que dice la denuncia.

Mientras tanto, este nuevo proceso les dio argumentos tanto a los seguidores de Uribe como a los opositores del expresidente en su apoyo o rechazo. Quienes están de su lado dijeron que esta es una nueva muestra de una supuesta persecución de la justicia contra el líder del Centro Democrático. Sus detractores, en cambio, cuestionaron que son muchos los casos que se le van sumando al senador Uribe, sin que aún haya decisiones judiciales de fondo.

Álvaro Uribe tiene hoy varias denuncias en la Corte por injuria y calumnia, pero también procesos preliminares por los audios del ‘Ñeñe’, por supuestos falsos testigos contra Iván Cepeda, por el caso del hacker y por las masacres en El Aro, La Granja y San Roque (Antioquia), cometidas por ‘paras’ cuando él era gobernador. Y solo tiene un proceso en firme: el de supuestas presiones a exparamilitares para que se retractaran de relacionarlo con las Auc.

Ahora la Corte Suprema tendrá que resolver hasta dónde llegaron las supuestas interceptaciones en el Ejército y si realmente Uribe recibió esa información, para determinar si archiva el caso preliminar o si le abre un proceso formal y lo cita a indagatoria.

JUSTICIA
En Twitter: @JusticiaET
justicia@eltiempo.com

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.