Lo clave en el fallo que permite consumir alcohol y drogas en calle

Lo clave en el fallo que permite consumir alcohol y drogas en calle

Este año la Policía ha impuesto 135.889 multas por consumir licor o drogas en espacios públicos.  

Lugares públicos El Poblado

El Parque Lleras y el Parque del Poblado son lugares públicos donde se presentaba consumo de licor

Foto:

Archivo EL TIEMPO

Por: justicia
07 de junio 2019 , 09:43 p.m.

La Corte Constitucional tumbó dos artículos del Código de Policía que prohibían consumir licor y sustancias psicoactivas en el espacio público porque consideró que esas normas vulneraban de forma generalizada el derecho al libre desarrollo de la personalidad, y no permitían garantizar la seguridad y la convivencia, que es lo que el Código de Policía debe proteger.

Según la Corte el Estado no puede diseñarle el plan de vida a los ciudadanos, y hay otras normas del Código de Policía que, asegura la decisión, son menos restrictivas y permiten que la Policía pueda garantizar la tranquilidad en los casos en los que haya descontrol y riñas en el espacio público. 

¿Qué tumbó la Corte? 

La Corte Constitucional tumbó dos artículos del Código de Policía que se vienen aplicando desde agosto del 2017, cuando entró en vigencia esa norma. 

La primera disposición hace parte del artículo 33, que establece que consumir alcohol y sustancias psicoactivas o prohibidas afecta la tranquilidad y las relaciones respetuosas de las personas, y por lo tanto, ese consumo está prohibido en los espacios públicos. 

Por su parte, el artículo 140 estableció que hay comportamientos contrarios al cuidado e integridad del espacio público, y en esos comportamientos se incluyó el consumo de bebidas alcohólicas y sustancias psicoactivas en estadios, coliseos, centros deportivos, parques, hospitales, centros de salud y en general, en el espacio público. 

La Corte aceptó una demanda de dos ciudadanos de Medellín y tumbó esas dos prohibiciones porque van en contra del libre desarrollo de la personalidad. 

¿Por qué esas normas violaban el libre desarrollo de la personalidad? 

La Corte asegura que tal y como estaban estas normas del Código de Policía permitían una interferencia del Estado en los asuntos en los que las personas deberían tener autonomía. 

Así, la Corte asegura que el Estado no puede diseñarle a la gente su plan de vida ni intervenir en su forma de ver la vida, pues eso implicaría desconocer su libre desarrollo de la personalidad. 

“El libre desarrollo de la personalidad tiene que ver con la cláusula general de la libertad. Es la que garantiza que como como ser libre y autónomo tomas tus decisiones. El Estado no diseña el plan de vida. Tú tienes la libertad para poder tomar las decisiones que te corresponden", explicó la magistrada Gloria Ortiz, presidenta de la Corte Constitucional. 

Para la corporación, las normas que tumbó estaban centradas más en asuntos que son decisiones propias ( como dónde se va a consumir), que en la relación con los demás. 

La Corte recordó que el consumo de alcohol es una actividad legal, y el consumo de sustancias psicoactivas tampoco está penalizado en el marco de la dosis mínima. Con ese argumento, dice el alto tribunal, no es válido que el Estado le diga a la gente que debe consumir solo en un espacio privado porque si lo hace en público termina afectando a terceros. Para los magistrados no es claro cómo sólo el consumo termina involucrando a los demás y dañando las relaciones respetuosas.  

¿Qué puede hacer la Policía? 

La Corte asegura que los dos artículos que se cayeron no permitían garantizar la convivencia y tranquilidad, ni las relaciones respetuosas y, por el contrario, limitaban la autonomía de los ciudadanos. 

Para la Corte, es equivocado creer que el consumo por sí mismo, y de manera generalizada, trae problemas de convivencia, afecta las relaciones respetuosas o daña los espacios públicos como parques y estadios.

Así, el alto tribunal dijo que lo que puede y debe hacer la Policía es intervenir en los casos en los que se presente una agresión, riña, alteración de la tranquilidad, y no simplemente porque alguien está consumiendo. 

Para los magistrados, la Policía puede seguir actuando para preservar la tranquilidad basándose en otros artículos del Código de Policía que le permiten atender las alteraciones.  

Incluso, los magistrados aseguran que los alcaldes conservan sus facultades para regular las circunstancias de tiempo, modo y lugar en las que se debería aplicar puntualmente una restricción del consumo. 

¿Qué multas se caen con la decisión de la Corte? 

Con la decisión de la Corte se caen las multas que el Código de Policía contemplaba por consumir. Esas multas implicaban sanciones pecuniarias (cobro de dinero, como hasta 216.000 pesos ), y establecía otras medidas con las que la Policía podía impedir que se siguiera consumiendo en espacios públicos. 

Así, el artículo 33 establecía que en los casos de consumo licor o drogas en el espacio público, la Policía podía disolver las reuniones donde se haga ese consumo. 

Y en el artículo 140, se establecía que cuando se encontrara consumo de licor y drogas en sitios específicos como parques y estadios, la Policía podía destruir la sustancia, obligar al ciudadano a participar en un programa pedagógico, o remitirlo a un centro para adictos. 

Con la decisión de la Corte, la Policía ya no podrá aplicar esas sanciones ni prohibir el consumo en estas zonas, o multar a los ciudadanos por esas conductas. 

¿A partir de cuándo entra en vigencia el fallo?

Fuentes de la Corte Constitucional aseguran que la decisión entró en vigencia desde este viernes - 07 de junio -, pues los fallos comienzan a tener efectos un día después de que los magistrados deciden. La decisión de la Corte se dio este jueves con seis magistrados a favor de tumbar la prohibición, y uno en contra. 

Pero otros sectores, entre ellos el Gobierno, consideran que los efectos del fallo de la Corte no son inmediatos pues la sentencia aún no ha salido. Según estos sectores, falta que se termine de elaborar el texto final de la providencia y que sea firmado por todos los magistrados. 

Cuando el texto sea publicado el Gobierno podría presentar una nulidad para intentar tumbar la decisión, argumentando que se violó el debido proceso o que hubo un cambio en la jurisprudencia. 

¿Cuántas multas se han impuesto por consumir licor y drogas en la calle? 

Este año la Policía ha impuesto 554.606 comparendos por conductas que van en contra del Código de Policía y el 25 por ciento de ellas (135.889) se han dado por consumir bebidas alcohólicas o sustancias prohibidas en espacio público. 

También hay 71.974 comparendos por portar sustancias prohibidas en el espacio público, un 13 por ciento del total. 

Del universo de multas, según cifras de la Policía en el 6 por ciento de los casos (34.277) hubo un comparendo por reñir, incitar o incurrir en confrontaciones violentas o en agresiones físicas. 

En las cifras de la Policía se puede ver que las riñas no es lo que más se sanciona, sino el simple consumo del alcohol o las drogas.  

¿Cuál es el efecto sobre el decreto que permite decomisar la dosis mínima? 

La Corte Constitucional no se pronunció sobre el decreto del presidente Iván Duque firmó en octubre pasado y en el que se le permitió a la Policía incautar la dosis mínima y destruirla. 

El alto tribunal no hizo un análisis sobre dicho decreto debido a que el asunto jurídico que estaba resolviendo se limitaba a los dos artículos del Código de Policía que fueron demandados.

Por otra parte, el decreto de dosis mínima no es un asunto que pueda ser de conocimiento de la Corte ya que, por tratarse de un decreto presidencial, su estudio le corresponde al Consejo de Estado, que en este momento estudia dos demandas en contra dicha regulación. 

Aunque la Corte no se refirió puntualmente sobre el decreto de dosis mínima, sí dijo que los decretos que se basaron en las normas del Código de Policía que el alto tribunal tumbó, deberían ser revisados para establecer si su piso legal se cayó, o si el fundamento de derecho que las sustentó se mantiene. 

En el caso del decreto de dosis mínima, esa reglamentación se basa en 14 artículos del Código de Policía de las cuales dos fueron las que la Corte Constitucional eliminó. Eso significa que, según lo establecido por la Corte, el Estado debería revisar cuáles de las disposiciones del decreto son contrarias a su decisión de permitir el consumo de licor y drogas en la vía pública. 

JUSTICIA

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.