Las preguntas que guían a la Comisión de la Verdad en Antioquia

Las preguntas que guían a la Comisión de la Verdad en Antioquia

Aunque el conflicto allí ha sido muy estudiado, hay dinámicas sin comprender por completo.

Comisión de la Verdad en Antioquia

La Comisión de la Verdad adelanta su trabajo en las subregiones de Valle de Aburrá, oriente, suroeste, occidente, nordeste y bajo Cauca, en Antioquia.

Foto:

Comisión de la Verdad.

Por: Juan David López Morales
15 de abril 2020 , 03:37 p.m.

Falta claridad sobre el tema de las responsabilidades, tanto las directas de actores armados como de la sociedad”, dice Marta Inés Villa, coordinadora territorial para Antioquia de la Comisión de la Verdad. Ese departamento, uno de los más golpeados por el conflicto armado, también ha sido objeto de múltiples estudios, informes y análisis sobre lo que sucedió, y por eso esa institución tiene el reto de avanzar más en el esclarecimiento.

Mucha de esta producción se ha hecho desde las voces de las víctimas, para quienes “desde sus formas de victimización es muy difícil identificar dónde estuvieron las responsabilidades”, y por eso Villa, quien hace pocas semanas asumió la coordinación, señala la importancia de encontrar las otras voces que puedan ayudar a entender la guerra.

(Le puede interesar: Este es el decreto de Minjusticia para excarcelación de presos)

A ese reto se suma que la misión de la Comisión de la Verdad no es establecer responsabilidades individuales, para lo cual fue creada la Jurisdicción Especial para la Paz, sino colectivas, y no todos los actores lo tienen claro, lo cual genera desconfianza y escepticismo frente a esa labor.

El desarrollo frente al conflicto

Un gran eje del trabajo de la Comisión es “la relación entre conflicto armado y proyectos de desarrollo”, cuenta Villa, entendiendo ese desarrollo no solo en términos económicos, sino también como un proyecto social y político.

Un ejemplo de ello es el caso del oriente antioqueño, donde se establecieron proyectos hidroeléctricos desde los años 70, así como el aeropuerto más importante de la región (José María Córdova) y la autopista Medellín-Bogotá.

“Eso hacía parte de una visión de desarrollo de la región y el país, pero coincide con unas dinámicas de conflicto que se exacerbaron desde mediados de los 90”, agrega la coordinadora territorial. La pregunta es qué relación hubo entre ambos procesos, más allá de que coincidan en el mismo territorio.

Allí es importante la pregunta por el sector empresarial en Antioquia, uno de los más importantes del país. “Sabemos por ejercicios a nivel nacional, como estudios de la Fundación Ideas para la Paz, que desde el sector empresarial hay prevenciones con la Comisión, con el relato que se pueda contar y temor a ser vistos y juzgados como terceros responsables”, cuenta Marta.

(Lea también: Así es la cárcel cercada por el covid-19 en Villavicencio)

La respuesta en el departamento ha sido avanzar en el diálogo social, reconocer que en estos sectores “también hay dolores, relatos y sufrimiento de prácticas como el secuestro y las extorsiones”. A esto, que implica también hacer pedagogía, se suma el reto de “diversificar” la mirada frente a los empresarios, que no se limitan al Grupo Empresarial Antioqueño, y por lo tanto incluye al sector comercial, de transporte, la pequeña industria, al sector cooperativo, entre otros.

Villa cuenta que en la conformación del comité consultivo de la Comisión en Antioquia han invitado a sectores empresariales y estos han aceptado.

La pregunta por el narcotráfico

No el narcotráfico por sí mismo, sino en relación con el conflicto armado, es otra pregunta central para la Comisión de la Verdad en el país. Si bien el caso de Medellín ha sido emblemático, “podríamos hacerlo más extensivo a otras regiones más silenciosas”, como el suroeste, donde se manifestó a través de las fincas de recreo que compraron los ‘narcos’, cuenta Marta Villa.

Asimismo, buscan indagar por los demás municipios del Valle de Aburrá, como Envigado, Bello e Itagüí, donde también se dieron algunas de esas dinámicas del conflicto. El reto frente a este tema es delimitar las violencias asociadas al conflicto frente a las demás violencias y cómo esa relación se tejió con actores políticos, institucionales y armados.

(Además lea: Muerte de médico contagiado tiene un capítulo penal)

Además, esta pregunta implica claridades temporales que permitan diferencias entre la Medellín de los 80 y los 90 y el bajo Cauca en la última década, donde el conflicto armado persiste atado a las rentas del narcotráfico. “Es otra dinámica del mismo eje”, dice.

Otra pregunta es por la institucionalidad, el Estado que se ha construido en la región, sus respuestas ante el conflicto y su relación con la población civil. “Se ha hablado muchas veces de la ausencia del Estado como factor explicativo. Más que ausencia, el Estado ha tenido unas maneras distintas de estar presente en unas regiones y en otras”, dice Villa.

En el trabajo de escucha adelantado por la Comisión -801 personas en 2019- se han encontrado con la desconfianza de la población frente al Estado que, en momentos álgidos del conflicto, no actuó como garante, pese a que en otros casos, la institucionalidad local sí fue importante en la protección de los civiles. Villa resalta que en cada subregión estas percepciones son distintas.

Una pregunta, más amplia quizás, es por “el ethos cultural antioqueño”, siguiendo los estudios de la profesora María Teresa Uribe de Hincapié, fallecida el año pasado. Buscan entender si ciertas formas de entender la política, la religiosidad, la cultura y el orden en ese proyecto cultural han exacerbado, o al contrario, ayudado a mediar en medio del conflicto armado.

...si hay tantas víctimas, tantas pérdidas, tanto sufrimiento, ¿quién se benefició de esto?, ¿a quién le hizo bien la guerra?

Las preguntas por la responsabilidad social

Una pregunta “muy honda” que se están planteando es a quién benefició la guerra:“si hay tantas víctimas, tantas pérdidas, tanto sufrimiento, ¿quién se benefició de esto?, ¿a quién le hizo bien la guerra?”, se pregunta Marta Villa.

Si bien esto implica la descripción de fenómenos como el despojo y la apropiación de tierras, también es una pregunta por las nociones de orden, legitimidad, seguridad y los proyectos políticos que se beneficiaron de estas.

En últimas, no es solo una pregunta descriptiva, dice, sino un interrogante para la región “en términos éticos y morales de qué pasó con nosotros como sociedad frente a esto”.

Por otro lado, asegura que si bien se ha estudiado mucho la dinámica de algunas subregiones de Antioquia, hay otras “donde hay mucho silenciamiento de lo que ha pasado”, como el suroeste y el occidente.

Además, buscan hacer una narrativa en la que todas las dinámicas subregionales del conflicto puedan atarse en la dinámica de todo el departamento que, de todas maneras, para el análisis de la Comisión no incluye ni el Urabá ni el Magdalena Medio, que hacen parte de otras territoriales.

Aunque la Comisión de la Verdad trabaja en la actualidad desde la virtualidad, debido al aislamiento preventivo obligatorio por el coronavirus, el proceso de escucha continuará cuando sea posible. Entretanto, con el trabajo de campo adelantado, avanzan en el análisis de estas preguntas y otras que surjan en el camino del esclarecimiento del conflicto en Antioquia.

JUAN DAVID LÓPEZ MORALES
Redactor de Justicia
Twitter: @LopezJuanDa
Justicia@eltiempo.com

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.