Las polémicas y los errores que al final tumbaron a Botero

Las polémicas y los errores que al final tumbaron a Botero

Moción de censura en su contra tenía mayoría en el Congreso. Gobierno se anticipó a golpe político. 

Guillermo Botero

Guillermo Botero, ministro de Defensa, durante el debate de moción de censura en el Senado.

Foto:

Héctor Fabio Zamora. EL TIEMPO

Por: Justicia
06 de noviembre 2019 , 09:15 p.m.

“Creemos que esta debe ser una protesta social ordenada que verdaderamente represente los intereses de todos los colombianos, y no solo de un pequeño grupo, y hemos considerado que, sobre eso, el próximo Gobierno podrá hacer grandes avances si logra promover una ley estatutaria que camine en ese sentido”.

Esa frase que Guillermo Botero pronunció el año pasado, antes de posesionarse como ministro de Defensa, fue una de las primeras declaraciones polémicas que lo pusieron en el ojo de la opinión pública porque muchos sectores asumieron que la reglamentación implicaría una limitación a este derecho. 

Y el 14 de septiembre del año pasado, cuando apenas llevaba poco más de un mes en su cartera, Botero tuvo que salir a dar explicaciones por las declaraciones que hizo sobre la supuesta financiación de las protestas con plata de disidencias y bandas criminales.

En esa ocasión, Botero dijo que era absolutamente respetuoso de "ese derecho ciudadano de expresión pública y pacífica", y que no se podía permitir "que grupos armados organizados al margen de la ley oculten sus intereses detrás de ese derecho de la ciudadanía". 

También fue famosa y polémica su lectura de los problemas de la seguridad en el departamento de Vichada. En julio de este año, en medio de unos de los talleres 'Construyendo País' realizado en Puerto Carreño, afirmó que la región era muy tranquila y que los robos eran menores ya que se trataban en su mayoría de "ropa extendida en cuerdas para secarse".

Las declaraciones le valieron protestas de autoridades y habitantes de la región, que le exigieron que no minimizara los graves problemas que enfrentan allí por cuenta de la delincuencia. 

Su gestión también fue cuestionada por errores graves,
siendo el de las fotos bajadas de internet que el presidente Duque mostró en la ONU como demostración del apoyo del régimen de Venezuela a las disidencias de las Farc y al Eln el más crítico de ellos.

Las fotos no correspondían a los sitios y fechas que el Presidente informó en Nueva York. El documento fue elaborado por el Comando de Inteligencia, pero su control de calidad era del resorte del Ministro. Al final, Maduro terminó aprovechando la inocencia de la inteligencia colombiana para desacreditar los graves señalamientos en su contra. 

Botero se fue quedando sin aire por posiciones que asumió frente a asuntos críticos, como el asesinato del ex Farc Dímar Torres, lo que le valió un primer debate de moción de censura que finalmente no avanzó en la Cámara de Representantes. Su versión inicial sobre los hechos, ocurridos el pasado 22 de abril, señalaba que Torres supuestamente atacó al cabo del Ejército que le disparó en zona rural de Convención (Norte de Santander) : "A él (el cabo) le intentaron arrebatar el fusil y en el forcejeo se le accionó el arma y dio muerte a esta persona que fue de las Farc".

 Por el homicidio de Torres hoy son investigados varios militares, caso que ha sido calificado como un nuevo ‘falso positivo’. Lo que ha mostrado la investigación de la Fiscalía es que Torres fue asesinado premeditadamente por orden de un coronel, y que el plan incluía la desaparición del cuerpo. 

(Le puede interesar: 'Muerte de Dimar Torres no fue un acto de servicio': Mindefensa)

Luego, cuando se conoció que en la investigación la Fiscalía concluyó que este no se trató de un hecho de servicio, sino que obedeció a un plan para asesinar al desmovilizado (y que incluso  militares crearon un chat en WhatsApp para coordinar el homicidio), Botero aseguró que la información que había dado inicialmente fue la que le entregaron los uniformados, y que por eso dijo en un primer momento que se había tratado de un forcejeo. 

Exfarc asesinado en el Catatumbo

Dimar Torres Arévalo es un exintegrante de la guerrilla de las Farc, que fue asesinado cuando se movilizaba por la zona rural del municipio de Convención (Norte de Santander).

Foto:

Archivo Particular

Al tiempo del asesinato de Torres, otro hecho por el que Botero tuvo que rendir explicaciones fue por una directriz que reveló New York Times en la que supuestamente se pedía incrementar el número de bajas en combate, situación que, según varios sectores, podía revivir el fantasma de los 'falsos positivos'. 

Botero negó que existiera tal directriz, y afirmó que las instrucciones en las Fuerzas Militares se dan con "total y absoluto respeto por los derechos humanos". Pese a esta posición, el documento finalmente fue retirado para "evitar malas interpretaciones". 

(Lea también: Mindefensa cuestionó artículo del NYT sobre militares colombianos)

También ha sido cuestionado por la muerte de Flower Jair Trompeta Pavi, líder social y defensor de derechos humanos en Corinto. "En relación con los acontecimientos ocurridos (...) La Fiscalía confirmó identidad de Flower Trompeta mediante cotejo dactiloscópico. Esta persona tiene SPOA por el delito de receptación. Esperamos informe de necropsia de Medicina Legal", dijo el ministro en Twitter, tras conocerse la muerte de Trompeta. 

La comunidad de la vereda La Laguna, de Corinto (Cauca) ha señalado que a Trompeta lo habían retenido integrantes del Ejército, mientras que los militares afirmaron que murió en supuestos combates con hombres de las disidencias. 

Y entre la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) y Botero hubo una polémica cuando el ministro le dijo a esa justicia que debía expulsar a 'Mayimbú', disidente que supuestamente estaría detrás del asesinato de la candidata a la alcaldía de Suárez, Karina García, para que la Fuerza Pública pudiera actuar.

"Solicitamos a la JEP, mediante comunicación escrita, la expulsión de alias 'Mayimbú' para que Fuerza Pública pueda actuar. Este criminal no puede tener ningún tipo de beneficio de la justicia, debe pagar cada uno de los delitos que se le imputa", dijo el ministro. 

La JEP le respondió diciéndole que el Gobierno y la Fuerza Pública no estaban atados a lo que hiciera esa justicia para poder actuar. Luego, en un auto que publicó, la JEP regañó al Mindefensa porque aunque les pedía expulsar a 'Mayimbú' el mismo ministerio no había entregado las pruebas sobre su reincidencia y les solicitó más tiempo para aportar esos elementos. 

JUSTICIA 

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.