Secciones
Síguenos en:
Solos y acorralados: así estaban Otoniel y otros narcos cuando cayeron
Solos y acorralados: así estaban Otoniel y otros narcos cuando cayeron

Pablo Escobar, Juan Carlos Rivera Ruiz y Gilberto Rodríguez Orejuela hacen parte de este listado.

Foto:

Ejército de Colombia / Policía Nacional / Archivo EL TIEMPO

Solos y acorralados: así estaban Otoniel y otros narcos cuando cayeron

Pablo Escobar, Juan Carlos Rivera Ruiz y Gilberto Rodríguez Orejuela hacen parte de este listado.

Intensos operativos de la Fuerza Pública dieron con su detención o muerte.

Las imágenes de la captura de Dairo Antonio Úsuga David, alias ‘Otoniel’ y jefe del llamado ‘Clan del Golfo’, hacen parte de uno de los principales golpes a las estructuras delictivas del país.

La caída del mayor narcotraficante en la actualidad de Colombia se une a la de otros capos que, después de evadir a las autoridades y cometer múltiples delitos, terminaron solos y acorralados.

'Otoniel'

La operación ‘Agamenón’ articuló a 800 uniformados y miembros de la Policía Nacional y las Fuerzas Militares. Con este despliegue, en el cual se utilizaron 22 helicópteros, se dio la captura de ‘Otoniel’ en una zona sobre el Urabá antioqueño, entre los cerros Yoki y Azul.

(Puede leer: Captura de Otoniel: General de Policía dice que el narco reía ‘del susto’).

Otoniel fue capturado este sábado 23 de octubre en el Urabá antioqueño.

Foto:

Ejército

Fuentes le han dicho a EL TIEMPO que el narco habría tenido un error en sus comunicaciones. Así, las autoridades lograron establecer su ubicación a inicios de este mes.

La Fuerza Pública lanzó su operación y el sábado 23 de octubre se dio con su detención. “(Fue) encontrado solo, hacia las tres de la tarde, escondido en un matorral”, le dijo una fuente del Gobierno a este diario.

Alto, soy ‘Otoniel’, no me maten

“No se asustó cuando vio a los uniformados, sabía que se le iba a respetar la vida. Ellos se identificaron y le leyeron sus derechos”, añadió.

Úsuga, de 50 años, llevaba dos días sin comer; solo había tomado agua. Sus escoltas lo habían abandonado y cuando vio cara a cara a los uniformados dijo: “Alto, soy ‘Otoniel’, no me maten”.

(Le recomendamos: 'Se pagará recompensa por caída de Otoniel': Mindefensa).

El hombre tiene más de 120 procesos abiertos por todo tipo de crímenes y una circular roja emitida por Interpol por homicidio múltiple agravado, secuestro múltiple agravado, secuestro y concierto para delinquir.

Dairo Antonio Úsuga David es el máximo jefe del 'Clan del Golfo'. 

Foto:

Presidencia de la República

Ahora está en una celda bajo estricto control en Bogotá. Se espera su extradición a los Estados Unidos.

Pedro Oliverio Guerrero

Conocido como alias Cuchillo, presidió el Ejército Revolucionario Popular Antisubversivo de Colombia (Erpac) que actuaba en 33 municipios de Casanare, Meta, Guaviare y Guainía.

Su muerte se presentó en medio de las celebraciones navideñas de 2010. El narco estaba en una casa cercana al caño Siare, Meta, y eso lo informó una fuente a las autoridades.

El arma con diamantes de 'Cuchillo'.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

Hasta allí arribaron los uniformados de la Policía Nacional. Tras los primeros combates, ‘Cuchillo’ logró salir de la casa de la mano de sus guardaespaldas que lo arrastraban. Eso lo vieron desde el aire aeronaves de la Fuerza Pública y pensaron, inicialmente, que estaba herido, pero luego se supo que era por la borrachera, según contó este diario para aquellos años.

'Cuchillo' no alcanzó a ser capturado, sin embargo, tuvo un final insólito relacionado con los 'laberintos sin salida' a los cuales llegan algunos delincuentes en el final de sus carreras delictivas.

(Lea además: Las fotos con ‘narcos’ que han metido en problemas a famosos colombianos).

Los escoltas lo abandonaron y él terminó en un caño.

Se ahogó.

Su cuerpo fue hallado flotando el 28 de diciembre de 2010.

Por él, se ofrecían 5.000 millones de pesos como recompensa para dar con su paradero.

Juan Carlos Rivera Ruiz

Era el hombre más buscado en su momento del grupo ‘los Rastrojos’, dedicado a los delitos de narcotráfico y sicariato.

Alias 06 fue capturado en el barrio exclusivo de Ciudad Jardín, al sur de Cali.

Captura de Juan Carlos Rivera, alias '06'.

Foto:

Policía Nacional

“Se ha convertido en un operador de primer nivel, responsable de centralizar el acopio y las rutas de droga y de promover las bandas criminales”, afirmó el excomandante de la Policía Nacional, general Óscar Naranjo.

El capo era custodiado por sus cuatro escoltas. No obstante, en septiembre de 2009, más de 100 uniformados llegaron hasta su ubicación y los sicarios no opusieron resistencia.

(Siga leyendo: Cómo la pasaron los famosos que se 'toparon' con mafiosos colombianos).

En el lugar se hallaron escopetas, pistolas, 45 celulares y tres carros de gama alta blindados en los que se movilizaría el narco por las calles de la capital del Valle del Cauca, según pudo conocer EL TIEMPO en su momento.

En la actualidad, permanece en una prisión de Estados Unidos dado que fue extraditado en 2011.

Pablo Escobar

La caída de ‘Otoniel’ se asimilaría con la de Pablo Escobar, según comentó el presidente Iván Duque.

“Este es el golpe más duro que se le ha propiciado al narcotráfico en este siglo en el país y es solamente comparable con la caída de Pablo Escobar en los años 90”, dijo el mandatario en una rueda de prensa.

2 de diciembre 1993: el narcotraficante Pablo Escobar Gaviria, jefe máximo del cartel de Medellín, fue dado de baja por fuerzas del Bloque de Búsqueda.

Foto:

Archivo El Tiempo

El narcotraficante falleció el 2 de diciembre de 1993, cuando las autoridades le dispararon mientras corría sobre un tejado de Medellín. Para aquel momento, se le calificaba como el delincuente más perseguido del mundo, pues Estados Unidos solicitaba su captura inmediata y extradición.

(Lea también: Pablo Escobar: las anécdotas del capo contadas por su fotógrafo personal).

El Estado colombiano le declaró la guerra al narcotráfico y le seguía las pistas a Escobar en medio de atentados y casos de sicariato propiciados por su organización criminal. Después de varias fugas, el capo se escondió en una casa, acompañado de su jefe de seguridad y unos pocos sicarios.

La localización de Escobar se dio por interceptaciones de sus llamadas telefónicas.

Foto:

Archivo

Producto de la soledad, el jefe del Cartel de Medellín hizo llamadas a su esposa e hijos. Así las autoridades lograron ubicarlo, llegaron a la residencia, abatieron a sus escoltas y fueron en su búsqueda.

(Puede ser de su interés: En qué convirtieron excéntricas propiedades de Escobar y otros narcos).

“Trepó descalzo por la ventana y pasó al tejado de la casa contigua tratando de huir. Se mantuvo cerca de la pared de otra vivienda, que quedaba a la derecha de la ventana”, relató Steve Murphy, agente de la DEA, en el libro ‘Caza al hombre: cómo atrapamos a Pablo Escobar’.

Obeso, con barba, jean y camiseta morada terminó abatido.

Gonzalo Rodríguez Gacha

Otro de los narcotraficantes del país, apodado ‘El Mexicano’, entró en el negocio de las esmeraldas y luego pasó al tráfico de droga desde Colombia a otras naciones de Latinoamérica, en la década de los 70.

Fue amigo de Pablo Escobar y cofundador del Cartel de Medellín.

El Mexicano fue acribillado detrás de una mata de plátano. Portada de EL TIEMPO en 1989.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

Las autoridades lo abatieron el 15 de diciembre de 1989, en el municipio de Coveñas, con la operación militar ‘Apocalipsis 1’. Todo inició cuando un informante alertó de la presencia del capo en la ciudad de Cartagena. Luego, emprendió la huida por esta zona del caribe.

(Lea también: Las lujosas propiedades de Gonzalo Rodríguez Gacha, ‘El Mexicano’).

Por tierra y aire: así lo persiguió la Fuerza Pública mientras se escabullía en un camión y una camioneta con sus guardaespaldas e hijo, de 19 años. Los hombres intentaron refugiarse en una finca y estaban a la defensiva con armas y granadas.

Se dice que hasta trató de camuflarse en las hojas de un cultivo de plátano, como lo informó EL TIEMPO, pero un helicóptero de las autoridades lo encontró y, después de múltiples ráfagas de fusil, cayó muerto por un disparo en su cara que lo dejó casi irreconocible.

Gilberto Rodríguez Orejuela

El viernes 9 de junio de 1995 fue capturado Gilberto Rodríguez Orejuela, conocido como el ‘Ajedrecista’, jefe máximo del Cartel de Cali.

Para aquel momento, era otro de los criminales más buscados de Colombia por su organización que exportaba grandes cantidades de cocaína a países de la región, entre ellos, Estados Unidos. De hecho, la revista ‘Forbes’ calculaba su fortuna en 7.000 millones de dólares, siendo uno de los 10 hombres más ricos del mundo.

(Además: Los bienes más exóticos que el Estado le ha quitado a la mafia).

Casa en la que Orejuela se escondió, minutos antes de ser capturado.

Foto:

Archivo

Soy un hombre de paz. General, yo soy Gilberto. Ustedes ganaron

Su detención ocurrió en una casa al norte de la capital del Valle del Cauca. Como lo contó EL TIEMPO, estaba oculto dentro de una caleta, detrás de un armario.

“Soy un hombre de paz. General, yo soy Gilberto. Ustedes ganaron”, dijo el capo, según lo que recordó el general Rosso José Serrano, exdirector de la Policía Nacional, en su libro ‘Jaque mate’.

Los miembros del Bloque Búsqueda habían llegado a la residencia, pero después de revisar todo el lugar no le hallaron rastro. Por el olor a perfume, decidieron golpear los muros de la casa y encontraron que eran falsos. Rodríguez estaba detrás de uno de ellos.

(Puede leer: Pablo Escobar y las propiedades que tuvo en Colombia y el mundo).

Gilberto Rodríguez Orejuela tiene orden de libertad para el 2 de septiembre del 2030, cuando cumpla 90 años.

Foto:

Archivo

“No tengo cuenta de ahorros. No tengo depósitos a término fijo. Tengo propiedades muebles e inmuebles, que figuran en mi declaración de renta... No las recuerdo ahora, pero podría ponerlas a través de mis abogados a su disposición, señor fiscal. Yo poseo unos locales, pero no recuerdo dónde son. Todo está especificado en mi declaración de renta”, dijo ante las autoridades de EE. UU.

En este momento paga una condena en el país norteamericano por 30 años.

Juan Carlos Ramírez Abadía

Es un joven narco al que siempre le atrajo la idea de tener un cuerpo musculoso y en forma. Tal como lo reseñó EL TIEMPO, era un hombre obsesionado por lucir la mejor ropa, tener joyas y ser dueño de los mejores caballos.

'Chupeta' durante su extradición a Estados Unidos.

Foto:

DEA

Ramírez Abadía, apodado ‘Chupeta’, contaba con varios laboratorios de producción y procesamiento de cocaína en el norte del Valle del Cauca. Además, se le señala de organizar rutas internacionales para el envío de la droga, con la ayuda de una red de mulas.

(Siga leyendo: Actores que pusieron sus carreras en aprietos por su adicción a las drogas).

Se entregó en 1996 por voluntad propia, pero por una rebaja de pena quedó libre y desapareció del país en 2004.

Su intención por lucir diferente lo llevó a adelgazar y a realizarse varias cirugías en su rostro: se desvaneció los pómulos, se ensanchó la quijada, se estiró la frente y se perfiló la nariz. Cambió totalmente a la persona que se había entregado a las autoridades.

Cambio de  Juan Carlos Ramírez Abadía, alias 'Chupeta'.

Foto:

AFP

Fue capturado en Brasil el 7 de agosto de 2007. Hasta una mansión en Sao Paulo llegó la Policía de ese país y los agentes de la DEA. No escapó, pues pensaba que con la versión sobre su muerte había logrado evadir el cerco.

Está en Estados Unidos luego de ser extraditado en 2008. Entre sus declaraciones, dijo que mandó a matar a más de 150 personas y había sobornado a decenas de policías, jueces, políticos, periodistas y agentes de la DEA.

Más noticias

- Drogas, racismo y excesos: los escándalos del 'hijo rebelde’ de Tom Hanks.

- ‘Es el peor ejemplo para la humanidad’: J Balvin sobre Pablo Escobar.

- Estrellas del cine y la TV que quedaron en la ruina.

- La mujer que se ganó la lotería pero perdió la vida a manos de su esposo.

- La historia del infame crimen cometido por el 'asesino del pelo rojo'.

Tendencias EL TIEMPO

ACCEDE A CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

No te quedes solo con esta información.
Lee, explora y profundiza más.
¡Suscríbete ya!

COP $ 900 / MES *
Ya soy suscriptor digital

Si ya eres suscriptor del impreso, actívate

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.