Muerte de ‘Cadete’, el golpe más duro a las disidencias de las Farc

Muerte de ‘Cadete’, el golpe más duro a las disidencias de las Farc

En una operación de bombardeo, las Fuerzas Militares abatieron al exjefe guerrillero.

alias Rodrigo Cadete

Alias Rodrigo Cadete

Foto:

Cortesía Oriana Garcés, La W

Por: Justicia
04 de febrero 2019 , 02:44 p.m.

Al mediodía del viernes se dio luz verde para que unidades del Comando Conjunto de Operaciones Especiales (CCOES) de las Fuerzas Militares desplegaran la operación Zeus en la que murió el exjefe de las Farc y cabecilla de las disidencias Édgar Mesías Salgado Aragón, alias Rodrigo Cadete.

En la madrugada del sábado, naves de la Fuerza Aérea sobrevolaron su campamento y soltaron bombas de precisión en zona rural de San Vicente del Caguán, entre los ríos Camuya y Yarí, en Caquetá, dejando como saldo nueve integrantes de las disidencias muertos, entre ellos ‘Cadete’, uno de los exjefes de las Farc que por cuatro décadas hizo presencia en esa región del país.

A las 3:40 de la tarde del sábado, 250 integrantes de las Fuerzas Especiales, apoyados por la Fuerza Aérea y la infantería de Marina, ya habían asegurado la zona donde llegaron hasta el corazón del campamento en el que se encontraba el exguerrillero con dos decenas de hombres.

510 días antes de su muerte, el exguerrillero decidió no acatar los acuerdos de paz y regresar a la clandestinidad, a pesar de que estuvo en la comisión que viajó a La Habana durante los diálogos de paz. En septiembre de 2017, ‘Cadete’, que acababa de participar en una reunión de la Farc en Bogotá, se desplazó a Caquetá en una camioneta de la Unidad Nacional de Protección (UNP) y cuando se detuvo en una tienda cerca del municipio de El Paujil, varios hombres armados llegaron allí e intimidaron a sus escoltas asignados por el Estado.

El exguerrillero se internó en la zona montañosa y se sumó a los otros exintegrantes de las Farc ‘Gentil Duarte’ y ‘Jhon 40’, que decidieron desconocer los acuerdos de paz y volver a sus antiguas zonas de injerencia en las que por décadas manejaron los negocios del narcotráfico y la extorsión de ganaderos y agricultores.

Fuentes oficiales señalaron que hace una semana, por labores de inteligencia de la Policía, se logró establecer la ubicación de ‘Cadete’ y se realizaron reconocimientos de la zona con aviones de inteligencia para verificar si alrededor había población civil y tener las coordenadas exactas en las que las naves de la Fuerza Aérea soltarían sus cargas explosivas.

En el campamento, según informaciones oficiales, vivía permanentemente ‘Cachorro’, uno de los hombres de confianza de ‘Rodrigo Cadete’, quien había llegado allí hace algunos días para participar en una especie de cumbre con otras cabezas de la disidencia.

En mayo del año pasado, las autoridades ya habían llegado a uno de los campamentos del disidente en Montañita, Caquetá, donde murieron 11 integrantes de esa red criminal.

El ministro de Defensa, Guillermo Botero, dijo que las operaciones en la zona se mantendrán para debilitar a la disidencia que intenta conservar el control de los cultivos ilegales y los laboratorios de coca que hay en Meta, Vichada, Guaviare y Caquetá, en donde esa organización mantiene un corredor para el movimiento de los cargamentos de la droga.

‘Rodrigo Cadete’, de 52 años, era el segundo jefe de la disidencia encabezada por ‘Gentil Duarte’, por lo que este golpe se consolida como el más fuerte propinado a las disidencias que surgieron tras la desaparición de las Farc como guerrilla. Esto por encima del golpe dado por las autoridades en diciembre del año pasado, cuando murió Walter Patricio Arízala, alias Guacho, quien aunque llegó a controlar zonas de Nariño, no tenía el poder de ‘Rodrigo Cadete’ ni su importancia dentro de las Farc.

‘Cadete’ fue comandante de varios frentes guerrilleros y llegó a ser uno de los ‘duros’ del bloque sur de las Farc, uno de los más activos de la guerrilla y responsable de atentados y secuestros en varias regiones del país. El exguerrillero era muy cercano al excomandante de las Farc Víctor Julio Suárez Rojas, alias Mono Jojoy.

Participó, entre otras acciones violentas, en el cruento ataque a la sede de la Policía en Miraflores, Guaviare, la toma de Mitú en noviembre de 1998 en la que fueron asesinados 15 civiles, 60 agentes de la policía y 45 más fueron secuestrados. Además ordenó el asesinato de cuatro uniformados a los que mantenía secuestrados tras un intento por recobrar su libertad. Tenía circular azul de Interpol y órdenes de captura por concierto  para  delinquir  y  terrorismo.

Investigadores señalaron que la muerte de ‘Cadete’ y varios hombres de su estructura obligaría a uno de sus socios en el negocio del narcotráfico a moverse a zona del Caguán, abandonando sus escondites. Esto dejaría en riesgo a otros jefes de la disidencia, como ‘Jhon 40’, el narcotraficante más viejo de la guerrilla, o ‘Iván Mordisco’, el jefe del frente primero que fue el primero que desconoció los acuerdos de paz.

JUSTICIA
Twitter: @PazYJusticiaET

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.