A 34 años, Estado sigue sin hallar a cinco desaparecidos del Palacio

A 34 años, Estado sigue sin hallar a cinco desaparecidos del Palacio

De 11 desaparecidos del Palacio de Justicia reconocidos por la CIDH, autoridades han ubicado a 6. 

Toma del Palacio de Justicia

Toma del Palacio de Justicia por parte del grupo guerrillero M-19, el 8 de noviembre de 1985.

Foto:

Archivo de EL TIEMPO

Por: Justicia
06 de noviembre 2019 , 03:08 p.m.

En los últimos 34 años, desde que la entonces guerrilla urbana del M-19 se tomó el Palacio de Justicia y la Fuerza Pública protagonizó una violenta retoma de esa sede judicial, las autoridades colombianas han logrado ubicar a 6 de los 11 desaparecidos por los que fue condenada Colombia por esos hechos, ocurridos el 6 y 7 de noviembre de 1985.

En el 2014, la Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó al Estado por esas desapariciones, ordenándole desarrollar todas las investigaciones para establecer la verdad de los hechos, condenar a los responsables y determinar el paradero de las víctimas.

De esas 11 víctimas, según la Fiscalía, ya se entregaron cuatro cuerpos a sus familias. A otra de las víctimas encontradas se les están haciendo más cotejos, por petición de sus deudos, y en el sexto caso se programó una audiencia para hacer la entrega.

El último cuerpo en ser identificado y entregado, el pasado 17 de septiembre, fue el de Gloria Anzola de Lanao. Sus restos fueron encontrados en la tumba de la magistrada auxiliar María Jeaneth Rozo.

En el 2017 se encontró a Bernardo Beltrán Hernánez, quien trabajaba como mesero en la cafetería del Palacio. Meses antes se había encontrado a Héctor Jaime Beltrán, quien también era empleado de la cafetería, cuyos restos estaban en una tumba que tenía el nombre de otra persona, en Barranquilla.

Y en octubre del 2015 se identificaron los cuerpos de Lucy Amparo Oviedo Bonilla, Cristina del Pilar Guarín Cortés y Luz Mary Portela, restos que estaban en tumbas que no les correspondían y llevaban otros nombres. Oviedo y Guarín trabajaban en la cafetería, y Portela era una visitante ocasional del Palacio.

Pero de las otras cinco víctimas reconocidas por la CIDH como desaparecidas no se tiene rastro. Ellas son Irma Franco, David Suspes Celis, Gloria Stella Lizarazo, Carlos Augusto Rodríguez y Norma Constanza Esguerra.

Entre tanto, familiares de los desaparecidos aseguran que la confianza en el Estado colombiano está fracturada. Y es que lo que sí ha quedado claro en las últimas tres décadas es que tras la recuperación del Palacio de Justicia hubo una serie de irregularidades que han impedido conocer la verdad de lo que pasó.

Los cuerpos fueron enterrados en tumbas inscritas con otros nombres, lo que ha generado un caos en la identificación y la entrega de los restos de las víctimas a sus familias. Esto se suma a lo que la Corte Interamericana concluyó en el 2014: se alteró la escena de los hechos “bajo la dirección de autoridades militares”, quienes, por ejemplo, lavaron los cadáveres del Palacio.

Los que han pasado por la justicia

El pasado 24 de septiembre, la Corte Suprema de Justicia dejó en firme la condena de 35 años de prisión contra el general retirado Jesús Armando Arias Cabrales. Él era el comandante de la Brigada XIII del Ejército, quien dirigió toda la operación de respuesta por la toma del M-19 al Palacio.

Para la Corte, no cabe duda de que Arias Cabrales “dominó de principio a fin la acción marcial”, el operativo de retoma del Palacio al que el alto tribunal calificó como “desproporcionado”, pues después de que las autoridades recuperaron el control no se desentendieron de los prisioneros. "Es evidente que el general Arias Cabrales no fue, no pudo, no podía ser ajeno a la aprehensión y posterior desaparición de la guerrillera Irma Franco", dice la decisión del alto tribunal.

En cambio, el caso del general Iván Ramírez, quien era el jefe del Comando de Inteligencia y Contrainteligencia del Ejército, lleva ocho años en el Tribunal Superior de Bogotá sin que haya una decisión en su caso. Él fue absuelto por el juez 51 penal de Bogotá, en el 2011, por la desaparición de la exguerrillera Irma Franco, y aunque el fallo fue apelado y pasó a manos del Tribunal, los magistrados aún no toman una decisión de fondo.

El coronel (r) Edilberto Sánchez Rubiano, exjefe del batallón de Inteligencia del Ejército, tiene una condena de 40 años de prisión como coautor de desaparición forzada.

Y en el 2015 la Corte Suprema de Justicia absolvió al coronel retirado Alfonso Plazas Vega, tumbando la condena de 30 años que se había impuesto en su contra. El alto tribunal concluyó que no hay pruebas suficientes que lo relacionen directamente con las desapariciones de Irma Franco y del administrador de la cafetería, Carlos Rodríguez, que eran los casos por los que era investigado.

JUSTICIA

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.