Alerta por deforestación en suroriente del país en el posconflicto

Alerta por deforestación en suroriente del país en el posconflicto

Durante 10 meses, Defensoría estudiará causas tras aumento del fenómeno en el arco amazónico.

Deforestación en Meta

De acuerdo con cifras del Ideam, Meta y Guaviare son el segundo y tercer departamento, en ese orden, en alertas tempranas por deforestación.

Foto:

María Isabel Ortiz / EL TIEMPO

Por: Justicia
11 de abril 2019 , 09:46 p.m.

La paz con las Farc se firmó hace poco más de dos años, en noviembre del 2016, pero aún falta mucho para que su aplicación sea completa. Según el más reciente informes del Instituto Kroc, el único autorizado por el Gobierno para hacer seguimiento al acuerdo, solo el 23 % del acuerdo se ha cumplido.

Las demoras en la implementación del acuerdo de paz no solo han afectado a las poblaciones sino también a los territorios. En el arco amazónico (Meta, Guaviare, Putumayo y Caquetá) por ejemplo, la deforestación ha ido aumentando durante el posconflicto, de acuerdo con información del Ideam.

Al hacer un recorrido por trochas que conducen a veredas de San José del Guaviare es fácil observar cono en unas zona parece que la selva amazónica se fuera a tragar las llanuras y de paso la carretera, pero cada vez más en otras pasa al contrario: las llanuras en las que campesinos y terratenientes han sembrado pastos para el ganado o palma africana alejan cada vez más la selva hacia el horizonte.

Caquetá, Meta, Guaviare y Putumayo son en su orden los primeros cuatro departamentos en alertas tempranas por deforestación, de acuerdo con el último boletín del Ideam, expedido en diciembre del 2018, y en general la región amazónica es la más afectada por deforestación, con el 75,51 por ciento de las alertas de este tipo en el país.

Lo que es más grave aún es que esto ha aumentado durante el tiempo de posconflicto, a pesar de que dentro de los acuerdos de paz hay compromisos de cuidar el medioambiente. De acuerdo con estadísticas del Ideam, solo en el último trimestre del 2018 en Caquetá se pasó de 24.504 hectáreas deforestadas a 32.518m en Guaviare de 9.597 hectáreas a 9.962, y en Meta de 9.720 a 10.226 hectáreas.

Las razones para que haya un aumento de la deforestación pueden ser múltiples, pero campesinos reconocen que siguen tumbando árboles para hacer sembrados o poner ganado, porque sin la coca -que erradicaron como parte del Programa de Sustitución de Cultivos tras el acuerdo de paz- se quedan sin opciones de sustento.

Meta y Guaviare

Sembrados de palma en la carretera que va a la vereda Charras, de San José del Guaviare.

Foto:

María Isabel Ortiz / EL TIEMPO

A esto se suma otro problema: muchas de los asentamientos están ubicados en zonas que hoy son reservas forestales así que aunque dejaron la coca, es ilegal que corten árboles o tengan ganado. "Seguimos ilegales porque el ganado está en parques naturales, o los árboles, o no tenemos permisos ambientales o de salud, a pesar de que hemos vivido aquí por más de 30 años", dijo Olmer Muñoz, presidente de la junta de acción comunal de la vereda El Capricho, en San José del Guaviare. 

Además, los labriegos señalan que ellos tumban los árboles que necesitan para subsistir pero que después de la salida de las Farc, quienes, según dicen los campesinos, eran las que daban el permiso para cortar árboles y vigilaban que no hubiera una deforestación crítica, han llegado grandes terratenientes y tumban selva a mayor escala.

Seguimos ilegales porque el ganado está en parques naturales, o los árboles, o no tenemos permisos ambientales o de salud, a pesar de que hemos vivido aquí por más de 30 años

Wilman Moreno, asesor en región de la Delegada para asuntos agrarios de la Defensoría del Pueblo, comentó que el panorama ha cambiado en pocos años. 

"Hace 5 años no se veía esta cantidad de praderas y potreros, era una sabana que no tenía ni límites ni cercas, y no había esa cantidad de ganado. Posteriormente ha venido trabajándose una tala y deforestación bastante grande", expresó.

Por otro lado, Moreno apuntó que también hay inconvenientes para aplicar medidas sancionatorias debido a que en la mayoría de los casos los terrenos en los que se está deforestando, incursionando con ganado o sembrando plantas que no están autorizadas para las reservas forestales no están titulados, así que "no hay dolientes" a los que sancionar.

Para investigar más a fondo por qué está aumentando la deforestación en la región, en pocas semanas la Defensoría iniciará un proyecto de 10 meses para revisar en campo el cumplimiento del acuerdo de paz en temas de deforestación e investigar las causas del aumento de pérdida de selva en el arco amazónico (Meta, Caquetá, Guaviare y Putumayo), según explicó Sandra Rodríguez, defensora delegada para el medioambiente de esa institución.

JUSTICIA
En Twitter: @PazYJusticiaET

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá:

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.