Tres excomandantes reconocen su responsabilidad en desapariciones

Tres excomandantes reconocen su responsabilidad en desapariciones

Un ex-Farc, un ex-Auc y otro de la Fuerza Pública lo reconocieron ante la Comisión de la Verdad.

Reconocimiento de responsabilidad Comisión de la Verdad

El mayor del Ejército en Casanare Gustavo Enrique Soto Bracamonte, el excomandante de las Auc José Éver Veloza  'HH' y el excomandante del Bloque Sur de las Farc José Benito Ramírez 'Fabián Ramírez'

Foto:

Archivo EL TIEMPO y Agencias

Por: Justicia
24 de septiembre 2019 , 02:33 p.m.

El mayor del Gaula del Ejército en Casanare Gustavo Enrique Bracamonte, el excomandante de los bloques Calima y Bananero José Éver Veloza y el excomandante del Bloque Sur de las Farc reconocieron ante la Comisión de la Verdad sus responsabilidades en casos de desaparición, en un video presentado este martes por ese organismo.

Bracamonte reconoció que en su poder hay documentos que que demuestran cómo su unidad, en Casanare, se mantuvo en el top 10 del Ejército a través de prácticas ilegales y violatorias de derechos humanos. Además, contó que también les desaparecían los documentos a las personas para hacer más difíciles sus identificaciones.

Reconocemos Su Búsqueda - Hablan los responsablesReconocemos Su Búsqueda - Hablan los responsables
Monumento a desaparecidos en el Cementerio Central de Villavicencio.

Dijo que también tiene actas de levantamientos y documentos de misiones tácticas en las que cometió los crímenes a los que hizo referencia.

Bracamonte fue comandante del Gaula en Casanare entre 2006 y 2007 y es uno de los militares que comparecen ante la Jurisdicción Especial para la Paz en el caso por ejecuciones extrajudiciales.

Por su parte, Veloza calculó que el 99 por ciento de las personas que desaparecieron eran inocentes y no tenían nada que ver con el conflicto. "Su delito fue vivir en zonas de conflicto", dijo. Asimismo, reconoció que muchos muertos en combate fueron enterrados en fosas comunes y que muchos de ellos "nunca aparecerán".

En particular, Veloza se refirió a casos de secuestros ordenados por Vicente Castaño, que se cometieron en el Norte de Colombia y que después no aparecieron.

Veloza ha sido condenado, entre otros hechos, por casos de desaparición forzada en Urabá.

Por su parte, Ramírez reconoció que durante las tomas de las Farc en el sur del país muchos soldados y policías fueron desaparecidos. Dijo que muchas madres llegaron hasta El Caguán a preguntar por ellos y pidió perdón por el daño que les causó. "No tuvimos por qué haber recurrido a esas prácticas", agregó.

Ramírez participó en tomas como la de Las Delicias, en Putumayo, el 30 de agosto de 1996. Además, fue negociador del acuerdo de paz entre las Farc y el Gobierno colombiano.

Estos testimonios no pueden ser usados en ningún proceso judicial, pues la Comisión de la Verdad es de carácter extrajudicial. Sin embargo, como explicó el comisionado Carlos Martín Beristain, ayudan a romper los pactos de silencio que mantuvieron los actores armados frente a hechos como la desaparición de personas.

Asimismo, la comisionada Alejandra Miller enfatizó en que estos son testimonios voluntarios, pero que pueden contribuir a que otros responsables hagan actos de reconocimiento y contribuyan a la verdad sobre la guerra.

En algunos casos, estos testimonios servirán para que la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas ubiquen fosas donde haya cuerpos de personas cuyo paradero e identidad hoy se desconoce.

Estos testimonios también responden a la demanda de las víctimas, sobre todo de las mujeres buscadoras de personas desaparecidas, como una forma de reparación. Miller explicó que a ellas las llamaban "Las locas" y "mentirosas" por cuestionar por el paradero de sus familiares, pero que estos reconocimientos demuestran "que la desaparición en Colombia sí existe". 

Por su parte, el comisionado Carlos Martín Beristain recordó que en el país hay cerca de 25 mil cuerpos sin identificar ('N.N.'), que durante el proceso de Justicia y Paz fueron exhumadas 9.000 personas más, pero que apenas la mitad de estos han sido identificados.

Estos tres testimonios fueron escogidos por la Comisión de la Verdad bajo tres criterios: son voluntarios, los tres son personas que tuvieron algún nivel de responsabilidad por ser comandantes y representan la diversidad de actores del conflicto armado colombiano. Además, hay tres criterios adicionales por los cuales la Comisión considera estos y otros testimonios: que sean veraces, que aporten información significativa y que aporten a la verdad más allá de la autoría de los hechos.

Mayor Soto Bracamonte

El mayor Soto Bracamonte es uno de los 11 miembros del Ejército ya retirado de las filas que ha manifestado encontrarse en mayor nivel de amenaza contra su vida en ocasión de las declaraciones que ha realizado ante la JEP y referidas a las dinámicas y responsabilidades alrededor de los asesinatos selectivos a civiles que el Ejército presentó como muertes de guerrilleros en combate, lo que se conoce en la opinión pública como “falsos positivos”.

Luego de permanecer 10 años en prisión por su participación directa en la
planeación y orden de estos crímenes, la JEP le concedió la libertad anticipada por
su compromiso con la verdad relacionada con estos asesinatos selectivos a civiles.

Alias HH

José Éver Veloza  se vinculó a los  grupos paramilitares en el corregimiento de Villanueva, del municipio de Valencia, Córdoba, a finales de 1994, desde 1996, bajo la orientación de Vicente Castaño, comandó el Frente Turbo, vinculado al Bloque Bananero en el Urabá antioqueño, participando de la creación de los grupos paramilitares de la región y su consolidación hasta finales de los años 90.

A partir de 2000, Veloza García asumió como comandante del Bloque Calima de las autodefensas, conformado principalmente por los frentes Calarcá, Calima, La Buitrera y Pacífico. Justicia y Paz lo condenó entre otros hechos por desaparición forzada en la región del Urabá.

Se desmovilizó en noviembre de 2004 con el Bloque Bananero de las autodefensas.
En el 2005 coordinó la desmovilización del Bloque Calima. Desde el 2007 participó
en las versiones libres de Justicia y Paz dando información para algunos procesos
y para algunas víctimas.

Alias Fabián Ramírez

Como jefe guerrillero, Ramírez ordenó asaltos guerrilleros en el sur del país durante la década de los 90, entre estas la del municipio de Las Delicias en el departamento del Putumayo el 30 de agosto de 1996.

Durante el proceso de paz entre las Farc y el gobierno del presidente Andrés
Pastrana (1998-2002), participó en la negociación y también en el proceso de paz
que concluyó con la firma del acuerdo final para la terminación del conflicto entre el
gobierno nacional y las Farc. A finales de 2018 ratificó su compromiso con la paz, y
está colaborando junto con las Farc en un primer grupo de informaciones para la
Unidad de Búsqueda

JUSTICIA
En Twitter: @JusticiaET

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.