De entrenador de BMX a uno de los narcos más buscados en España

De entrenador de BMX a uno de los narcos más buscados en España

Manuel Humberto Ospina es pedido en extradición por el envío de al menos 1,6 toneladas de coca.

Manuel Humberto Ospina Agudelo

Manuel Humberto Ospina Agudelo fue capturado en Cali, donde llevaba una vida de bajo perfil.

Foto:

Policía Nacional.

Por: Alicia Liliana Méndez
09 de febrero 2020 , 09:58 a.m.

Manuel Humberto Ospina Agudelo, de 46 años, o Manolo, como lo llaman sus amigos, ha recibido varios reconocimientos en el Valle del Cauca como uno de los mejores entrenadores de BMX (competencia de bicicross).

Prueba de ello fue el galardón que le otorgó la alcaldía de Cali en los Premios Farallones 2018, como el segundo mejor entrenador de BMX, y los trofeos que logró su equipo en diferentes competencias nacionales.

Pero, de acuerdo con el dossier que tienen en su contra la Policía Nacional y la Fiscalía General, detrás de la fachada de entrenador, Ospina Agudelo escondía su verdadero perfil: el de un poderoso capo del narcotráfico solicitado en extradición por España, contra quien hace cuatro meses la Interpol emitió una circular roja para facilitar su ubicación y captura en 194 países.

En la solicitud de extradición, documento que conoció EL TIEMPO, España lo califica como “un narcotraficante colombiano, objetivo de alto valor, por su influencia en el tráfico, distribución y comercialización de cocaína hacia Europa”.

En el país ibérico empezaron a seguirle la pista a un narco sin identificar desde el 2012, cuando fueron incautados dos cargamentos de coca en los puertos de Vigo y Alicante.

La cocaína estaba camuflada en contenedores que, al revisar las guías de exportación y la ruta migratoria, le permitieron concluir al Cuerpo Nacional de la Policía de España que la droga había sido embarcada en el puerto de Buenaventura, en el Pacífico colombiano.

Tuvieron que caer otros dos embarques para que las autoridades europeas tuvieran el primer indicio de los posibles integrantes de la red de narcotraficantes.

De acuerdo con las autoridades españolas, ese narco, aún sin identificar para ese momento, “tendría la capacidad de transportar 1,6 toneladas de cocaína anuales”.

“A mediados de junio del año pasado empezamos a trabajar el caso con la Policía española. Manejamos canales que nos permiten el intercambio de información en tiempo real. Nuestro deber era identificar a la o las cabezas de la estructura en Colombia y su modus operandi”, dijo a este diario un oficial de la Policía Nacional que ha estado al frente del caso.

En ese trabajo, los uniformados lograron establecer que la cocaína que se estaba enviando a España era adquirida a los narcos que la procesan en Cauca, y que, aprovechando la región del Naya, la transportaban hasta Buenaventura.

De igual forma, con base en la información que una fuente humana les entregó a las autoridades de Colombia, se logró una pista contundente de quién podría estar detrás de la organización.

“El informante señaló que escuchó a uno de sus jefes hablar sobre su enlace en Colombia con los carteles de la droga en España, un hombre dedicado al deporte, y que trabajaba en una reconocida escuela de Cali”, señaló el oficial.

Con esa información, un grupo de investigadores especializados en la identificación y ubicación de objetivos de alto valor de la Policía se trasladó a Cali y, con lista en mano, visitaron varias escuelas de formación en BMX, fútbol y natación.

“Se realizó un arduo trabajo encubierto. Nos hacíamos pasar por padres de familia interesados en matricular a nuestros hijos. Exigíamos conocer la hoja de vida de cada uno de los entrenadores. Así gastamos varias semanas, hasta que ubicamos a dos hombres que coincidían con una posible descripción física del hombre que había entregado el informante”, dijo el investigador.

Uno de los perfiles detectados fue el de Ospina Agudelo, profesor de una importante escuela en Cali. Su captura causó estupor en el Valle debido al aprecio que le tenían los niños y jóvenes a quienes entrenaba en la bicicleta.

Los investigadores establecieron que Manolo consolidó una estrategia cifrada que le ha permitido ocultar la contabilidad de sus actividades ilícitas.

De acuerdo con las autoridades, Ospina Agudelo tiene varias salidas desde Cali al exterior. La primera, a Madrid (España), en abril de 2013; y a Miami (EE. UU.), el 21 de julio de 2017, fechas en las que se estima consolidó sus contactos para el envío de la coca.

En Cali llevaba una vida de bajo perfil y su único lujo era una camioneta de alta gama en la que se transportaba. Entretanto, en Madrid se lo sindica de estructurar la modalidad del microtráfico con “mercados ilegales emergentes”.

ALICIA LILIANA MÉNDEZ
Redacción JUSTICIA
Twitter: @AyitoMendez

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.