En Jiguamiandó, Chocó, denuncian presencia de grupos armados

En Jiguamiandó, Chocó, denuncian presencia de grupos armados

Comunidades indígenas aseguran que llegaron hombres y les ordenaron deforestar para sembrar coca.

Ejército en Chocó

El comandante de la Séptima División del Ejército, general Juan Carlos Ramírez, en Río Sucio y Carmen del Darién en Chocó. Foto de archivo.

Foto:

Séptima División del Ejército

Por: Justicia
08 de enero 2020 , 12:44 p.m.

Hasta el territorio de Jiguamiandó habrían llegado hombres vestidos de camuflado y pertenecientes al 'clan del Golfo' (autodenominados Autodefensas Gaitanistas de Colombia, AGC) desde inicios de enero.

Así se consigna en una nueva denuncia sobre la presencia de grupos armados en el Pacífico, días después de que se alertara de un posible confinamiento en comunidades de Bojayá, Chocó.

Jiguamiandó está ubicado en el municipio del Carmen del Darién. Según la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz, ONG que lanzó la alerta, a las 3:50 p. m. del domingo 5 de enero, unos 30 hombres con armas largas hicieron presencia en la comunidad embera de Dearade, parte del cabildo mayor embera de Urada-Jiguamiandó.

"Las AGC ordenaron reunirse a toda la comunidad y preguntaron por los líderes y lideresas. En la reunión manifestaron que debían deforestar y sembrar coca", consigna la Comisión Intereclesial en su denuncia.

Agrega que los hombres dijeron controlar el territorio. Tras estar ahí, según reportó la comunidad indígena, se dirigieron a la comunidad de Alto Guayabal.

Otras denuncias que ha recibido la Comisión de pobladores que han tenido que abandonar la región sostienen que ese grupo armado actúa "en medio de la tolerancia de las fuerzas militares y policiales".

Ante esto, el Ejército anunció este martes que hará "pruebas de confianza", es decir, de polígrafo, con sus efectivos en la zona.

Según la denuncia, con fecha del 7 de enero, las AGC, o 'clan del Golfo', tienen el control de los ríos Jiguamiandó y Tamboral. De otro lado, el alto Gobierno y el Ejército han afirmado en la última semana que tienen efectivos en la zona y no es cierto que haya control territorial de grupos al margen de la ley. 

En julio del año pasado, la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) decretó medidas cautelares sobre comunidades de Jiguamiandó y Curvaradó por la situación de riesgo en que están. Lo hizo en virtud de que estas participan como víctimas colectivas en el caso 004 de esa jurisdicción, sobre la situación territorial en Urabá, que incluye a los municipios antioqueños de Turbo, Apartadó, Carepa, Chigorodó, Mutatá y Dabeiba, y del Chocó a Carmen del Darién, Riosucio, Unguía y Acandí.

JUSTICIA
Twitter: @JusticiaET
Justicia@eltiempo.com

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.