El prostíbulo que se convirtió en estación de Policía en Nariño

El prostíbulo que se convirtió en estación de Policía en Nariño

Aunque los homicidios se han reducido en un 22 % en Tumaco, en zona rural la situación es crítica.

Estación de Policía de la Guayacana, Tumaco en Nariño.

Estación de Policía de La Guayacana, (Nariño), funciona en precarias condiciones. Atienen desde casa que fue un prostíbulo.

Foto:

Archivo particular

Por: Justicia
17 de septiembre 2019 , 11:33 a.m.

En una de las zonas del país con mayor presencia de cultivos ilegales y en donde los uniformados se la juegan todos los días para garantizar la tranquilidad de la comunidad, la Policía no cuenta con un espacio adecuado para que funcione la estación de la institución. 

El 24,4 por ciento de los cultivos de mata de coca que se siembran en el país se encuentran en Nariño de acuerdo con el último informe del Sistema de Monitoreo de cultivos de uso ilícito, Simci de Nacionales Unidas, ONU, que corresponde al 2018.

Nariño tiene una capacidad de producción de cocaína anual de 374 toneladas aproximadamente, y esa producción de hoja de coca se concentra en dos corregimientos de Tumaco: La Guayacana y Llorente.

Allí los cerca de 20 policías (...) viven y despachan desde una casa vieja, de dos pisos, donde hasta hace cinco años funcionaba en el primer piso un billar y en el segundo piso un prostíbulo

En La Guayacana, precisamente, los uniformados se encuentran en una casa en donde funcionaba un billar y un prostíbulo que no cuenta con las medidas de seguridad para su protección. Allí permanecen ahora los 20 uniformados de esa estación de Policía.

Fuentes oficiales señalaron que la Policía ha tratado de buscar una infraestructura más acorde, pero por las mismas condiciones del corregimiento la única salida es construir una edificación propia, pero no se cuenta con los recursos. "La ubicación actual es ideal para el tema de seguridad ya que esta sobre la vía principal y allí se pueden instalar puestos de control", dijo un integrante de la institución.

Fuentes consultadas por este diario señalaron que son varios los comandantes de la Policía, que han estado en Tumaco, que han tratado de buscar ayuda del gobierno departamental y central para construir la estación, pero la respuesta siempre ha sido la misma, no hay presupuesto.

EL TIEMPO corroboró que desde agosto de 2014 la Policía arrienda la vivienda de dos pisos, - donde funcionaban hasta hace unos años el billar y el prostíbulo - el contrato se efectúo de forma directa inicialmente por cinco meses por un valor total de 12.500.000 pesos, contrato que se mantiene a la fecha.

En esa región de acuerdo a la estadística de la Policía, entre el primero de enero y el 15 de septiembre se ha registrado una reducción del 22 por ciento de los homicidios en Tumaco comparado con igual periodo de 2018.

En la parte urbana del municipio se han reportado 29 muertes violentas, y 119 en su parte rural, el 87 por ciento de esos homicidios en La Guayacana y Llorente.

La situación es más compleja en el tema de seguridad, tanto para la población como para los uniformados si se tiene en cuenta la disputa territorial que libran la gente de alias 'Contador' y 'el Gringo', este último quien remplazó a 'Guacho' al frente las disidencias que se hacen llamar 'Oliver Sinisterra'.

"El poder que ha logrado 'Contador' es bastante fuerte en armas y personal, al parecer ha reclutado a varios hombres del 'Gringo' lo que ha desencadenado una serie de muertes selectivas en venganza", dijo una fuente.

La casita 

'La casita', así llamaban los residentes de La Guayacana, la vivienda de dos pisos ubicada sobre la vía principal.

Hacia el año 2009, cuando La Guayacana era un caserío de no más de 150 personas, al que llegaban los hombres de las Farc y los cultivadores y recolectores de hoja de coca, el  único medio de comunicación era un SAI de Telecom; y las dos calles polvorientas del lugar contaban con dos o tres bares y un billar.

"El propietario del billar, que también arrendaba las instalaciones, tuvo a bien la idea de ampliar el negocio y con la ayuda de dos mujeres, reclutó un pequeño grupo de jovencitas que atendían en el segundo piso. No se conoce más del lugar. Hace unos seis años cerraron y quedó en el olvido", dijo un habitante de la región.

La situación de orden público es tan compleja en esta zona que los entrevistados pidieron la reserva de su nombre.

JUSTICIA
En Twitter: @JusticiaET 

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.