Secciones
Síguenos en:
Minas antipersonal en árboles: la brutal práctica para asesinar a militares
Minas antipersonal

Las minas están siendo usadas por las disidencias de las Farc.

Foto:

Fuerza de Tarea Omega

Minas antipersonal en árboles: la brutal práctica para asesinar a militares

Las minas están siendo usadas por las disidencias de las Farc.

En el oriente del país,  Fuerza de Tarea Omega ha ubicado y desactivado 30 artefactos de este tipo. 

Son más de 10 las cirugías a las que se ha sometido un soldado profesional para reconstruir su cara. Nunca volverá a ver, pero los avances en su fisionomía son significativos.

(Le puede interesar: Así es la cacería de ‘Gentil Duarte’, uno de los más buscados del país)

Él es considerado por sus compañeros de la Fuerza de Tarea Conjunta Omega de las Fuerzas Militares como un héroe, se refieren a él como “un verraco”, que logró vencer a la muerte.

“Es un ejemplo a seguir por su entereza y valentía”, aseguran los de la Omega cuando narran que el soldado fue víctima de una mina antipersona, hace un año, cuando adelantaba labores de erradicación de matas de coca en zona rural de Vista Hermosa, un municipio ubicado al suroccidente del Meta.

Pero ese explosivo no había sido instalado en la tierra, como generalmente se hace para afectar a los integrantes de la Fuerza Pública que se dedican a esta tarea; la mina fue instalada en un árbol, camuflada entre las ramas y la maleza (a una altura entre 1,60 y 1,70 metros).

(De seguro le interesa leer: 'Gentil Duarte': disidente que siembra el terror al oriente del país)

Esa modalidad, por darle un término, la está aplicando ‘Gentil Duarte’, y eso nos ha llevado a tener mayor cuidado en las actividades de revisión de los terrenos a erradicar

El objetivo: que al ser activada la mina explote a la altura del tronco, donde se encuentran los órganos vitales, o la cabeza, para generar el mayor daño en la persona, como sucedió en el caso del soldado profesional que la activó con su cara.

Esa práctica que cruza los límites de la barbarie es copiada de la llamada guerra de guerrillas, que tuvo un capítulo especial en la guerra de Vietnam (1955-1975), donde se desarrollaron acciones violatorias de los preceptos de los Derechos Humanos, y que hoy son “fiel copia de los hechos de violencia que se registran en Medio Oriente o Afganistán”, le dijo a EL TIEMPO el capitán Germán Alejandro Gaitán Valdés, comandante del Grupo Marte de la Fuerza de Tarea Conjunta Omega.

El grupo Marte es el que se encarga de adelantar las operaciones de desminado humanitario y de la búsqueda y detección de minas antipersona o campos minados que las redes criminales dedicadas al narcotráfico han instalado para atentar contra los uniformados que hacen las labores de erradicación forzada.

El capitán Germán Alejandro Gaitán Valdés, comandante del Grupo Marte, explicando los sistemas de activación de las minas antipersonal.

Foto:

César Melgarejo. EL TIEMPO

El capitán Gaitán reiteró que aunque la ubicación de las minas en los árboles no es una práctica nueva en los conflictos, en Colombia no se había evidenciado hasta ahora.

“Esa modalidad, por darle un término, la está aplicando ‘Gentil Duarte’, y eso nos ha llevado a tener mayor cuidado en las actividades de revisión de los terrenos a erradicar”, puntualizó.

(Le sugerimos leer: Así se mueven los dos grupos que libran guerra por la coca en Putumayo)

La Fuerza de Tarea Conjunta Omega, con jurisdicción sobre Meta, Guaviare y Caquetá, tiene como prioridad ubicar a ‘Gentil Duarte’, uno de los históricos de las Farc que estuvo en La Habana, en la mesa de negociación con el Gobierno; pero quien se alejó del camino de la paz y decidió seguir por la línea del tráfico y comercialización de cocaína.

‘Gentil Duarte’ está a cargo del llamado frente ‘Jorge Briceño’, que busca mantener el control del bajo y medio Guayabero, al costado norte del río Guayabero, límites entre Meta y Guaviare, sector en el que se ubican los cultivos de matas de coca, laboratorios y que sirve de corredor natural para sacar la droga procesada. Otros de los objetivos son ‘Iván Mordisco’ y alias Calarcá.

En esa zona es donde los hombres del grupo Marte han ubicado, en el último año, 30 minas instaladas en árboles; las cuales han desactivado de manera controlada, y 20 más en depósitos ilegales de explosivos de las disidencias.

Estas minas, en los árboles, aplican el mismo sistema que las instaladas en tierra. En este caso cuentan con un sistema de tensión que se activa con el roce de la persona

En estos depósitos las disidencias han estructurado nuevos sistemas de ataque, como tanques de oxígeno cargados con explosivos y metralla que camuflan en los caminos o lugares donde detectan que la Fuerza Pública transita.

Sistema de tensión

“Estas minas, en los árboles, aplican el mismo sistema que las instaladas en tierra. En este caso cuentan con un sistema de tensión que se activa con el roce de la persona”, indicó el experto en explosivos, quien destacó: “Hemos encontrado, además, que les colocan a las minas ganchos, como los utilizados en los señuelos para pescar, con la finalidad de que se enganchen en los equipos que cargan los uniformados y así se activen”.

El capitán señaló que las labores de ubicación de minas y campos minados ahora se toman más tiempo para dar la entrada a un terreno a los erradicadores de matas de coca, porque se verifica la presencia de los explosivos en tierra y ahora, paralelamente, hay que buscar en los árboles y maleza, proceso que básicamente se basa en la agudeza visual y experiencia del personal.

(De seguro le interesa leer: Este es Coelum, avión no tripulado vital en la lucha contra la coca)

La erradicación forzosa de cultivos de uso ilícito ha sido una de las principales estrategias en la lucha contras las drogas durante el gobierno Duque.

Foto:

Jaiver Nieto. EL TIEMPO

Pese a estas estrategias para frenar la erradicación, este año los de la Omega han arrancado 1.070 hectáreas sembradas con matas de coca y entre 2018 y 2020 fueron en total 9.953 hectáreas.

De igual forma, Gaitán señaló que otro tipo de activación de las minas es la llamada cable-mando, en la que las disidencias tienen el control del artefacto y lo activan cuando la víctima, en este caso los uniformados, se acercan.

Sobre la detección de las minas, el oficial explicó que están entrando a los terrenos lanzando lo que llaman una ‘pericuerda’, que es una bola metálica que se tira para “ubicar cables de tropiezo, lo que les permite marcar una ruta para ingresar al terreno y así buscar y ubicar explosivos”.

Destacó la labor de los caninos que buscan los explosivos enterrados, pero ahora, frente a la instalación de las minas en los árboles se está entrando a adiestrarlos a buscar en las alturas, “pero ha sido difícil por su estatura, entre otros factores”, reconoció el jefe de la Marte.

El trabajo, por ahora, está centrado en los detectores de metales.

El general Raúl Hernando Flórez Cuervo, comandante de la Omega, dijo a este diario que los grupos ilegales al ver la efectividad de los uniformados en la detección de las minas sembradas en tierra “buscaron lugares donde no se tenía la percepción o la consistencia de buscarlas, en ese momento, en los árboles, en la altura”.

El general señaló que las disidencias buscan cada vez una mayor afectación contra los militares, y prueba de ello es que a las minas les están insertando clavos de tres pulgadas para desgarrar el tejido.

El comandante de la Omega, denunció que entre 2017 y lo corrido de este 2021, cinco integrantes de la Fuerza de Tarea han perdido la vida por la activación de explosivos y que 41 han resultado heridos, la gran mayoría con la afectación en sus extremidades.

El general destacó la labor de los hombres de la Omega frente al desminado humanitario, labor en la que también arriesgan sus vidas, al confirmar que de la meta puesta para este año de limpiar minas antipersona es de 101.727 metros cuadros, a la fecha han logrado despejar 60.026 metros cuadrados.

(En otras noticias: Albeiro: el crimen que despertó una peregrinación de 2.000 exguerrilleros)

El año pasado fueron 184.608 metros cuadrados que quedaron libres de la sospecha de minas en la jurisdicción de la Omega, teatro de operaciones creado en 2003 como estrategia para frenar el accionar criminal de las Farc, hoy encargada de debilitar a las disidencias que hacen presencia en el suroriente del país.


ALICIA LILIANA MÉNDEZ
Subeditora de Justicia
En Twitter: @JusticiaET

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.