Corte define cuándo pena de exparas en EE. UU. les sirve en Colombia

Corte define cuándo pena de exparas en EE. UU. les sirve en Colombia

El alto tribunal tomó decisiones claves a partir del caso del exjefe 'para' alias HH. 

Éver Veloza, alias HH llega a Bogotá

A Éver Veloza, alias HH, volvió a Colombia deportado el año pasado. 

Foto:

Cortesía DIJÍN, Interpol

Por: JUSTICIA
31 de julio 2018 , 12:39 p.m.

La Corte Suprema de Justicia hizo un importante pronunciamiento sobre la libertad de los exparamilitares que estuvieron presos en Estados Unidos, pagando penas de narcotráfico, y que volvieron a Colombia para cumplir una sentencia por los crímenes cometidos en las Autodefensas. 

La decisión, por ejemplo, podría servir de base para concluir qué sucedería cuando Salvatore Mancuso, uno de los máximos jefes de las Autodefensas extraditados a Estados Unidos por narcotráfico, pague su pena en ese país y vuelva a Colombia. 

Así, el alto tribunal examinó si el tiempo que pagaron en el exterior les sirve para ser descontado de las penas que se le impusieron en Colombia por delitos de lesa humanidad, en medio del proceso de Justicia y Paz , y si les sirve para sustituir las medidas de aseguramiento en su contra.

El alto tribunal determinó que, en términos generales, la ley de Justicia y Paz señaló que la pena de de los paramilitares puede cumplirse en el exterior. Así, “si por una conducta que ha dado lugar a la imposición de medida de aseguramiento en el proceso de justicia y paz, el postulado cumplió detención en el exterior por ese mismo comportamiento, el tiempo de encarcelación ha de ser tenido en cuenta como parte del cumplimiento de la pena alternativa, si está llegare a imponerse”.

Eso significa que si los exparamilitares cumplieron penas por narcotráfico y en Colombia también se les impuso una medida de aseguramiento por ese delito, ese tiempo que pagaron en prisiones norteamericanas les debe servir para descontar la pena alternativa en Colombia.

Pero si el fundamento por el que estuvieron presos en el extranjero es por una conducta diferente de la que fueron juzgados en Colombia, “de ninguna manera es dable entender el término de detención fuera del país como parte de la pena impuesta en Colombia”.

Sin embargo, una situación diferente ocurre cuando lo que los exparamilitares buscan es que el tiempo que estuvieron presos en Estados Unidos les sirva, no para descontar su pena de Justicia y Paz, sino para que se tumbe la medida de aseguramiento en su contra.

Así, aunque las conductas por las que fueron juzgados en el país no fueran narcotráfico, los jueces deben evaluar si los delitos por los que ya pagaron una pena tienen una conexidad con los delitos que cometieron en las Autodefensas en el marco del conflicto armado y por los que tienen la medida de aseguramiento. Este no es un beneficio genérico, sino que los magistrados deben ver caso por caso.

La Corte asegura, entonces que si se pretende acceder al beneficio de sustitución de la medida de aseguramiento en justicia y paz, contabilizando el tiempo de privación de la libertad en el exterior, “el juez de control de garantías debe examinar si el comportamiento por el cual fue sancionado el postulado en otro país guarda conexidad con la pertenencia al grupo armado ilegal y si fue cometido durante su permanencia en éste”.

Además, dice la Corte, el exparamilitar interesado debe demostrar que contribuyó al esclarecimiento de la verdad, y que reparó a las víctimas. “Si el postulado extraditado y luego deportado a Colombia, no cumplió con sus compromisos de participación en el proceso de justicia y paz, en lo que concierne al esclarecimiento de la verdad, confesión y reparación de las víctimas, no puede ser beneficiado con la sustitución de la medida de aseguramiento”, dice la Corte.

El caso de Éver Veloza García, alias 'HH'. 

Este pronunciamiento de la Corte se dio al tumbar la libertad del exjefe paramiltar Éver Veloza García, alias ‘HH’, quien volvió deportado a Colombia el año pasado. 

El alto tribunal resolvió un recurso de apelación que interpuso la representante de víctimas contra una decisión del 24 de mayo de este año, de un magistrado de Justicia y Paz, que dejó en libertad al exparamilitar.  

El magistrado de Justicia y Paz lo había dejado libre considerando que en Estados Unidos había pagado una pena de más de 8 años, que se suman a dos años que estuvo detenido en Colombia entre el 2007 y 2009, lo que supera la pena alternativa máxima de 8 años que se les dio a los exparamilitares que se acogieron a Justicia y Paz.

El magistrado también tuvo en cuenta que el delito de narcotráfico por el que fue extraditado y pagó pena, fue cometido con ocasión de su pertenencia a las Autodefensas.

También dijo que fue uno de los postulados que más colaboró en Justicia y Paz, proporcionó información para 59 diligencias de exhumación y ayudó a delatar a personas que no entregaron las armas, así como a parapolíticos.

Pero esa decisión del magistrado fue apelada por la representante de víctimas pues, a su juicio, el tiempo que estuvo preso en Estados Unidos no podía ser tenido en cuenta para descontarle lo que debe pagar por los demás delitos cometidos en las Autodefensas.

“Los delitos de narcotráfico por los que el postulado estuvo preso en ese país no pueden ser equiparados a delitos políticos ni ser tenidos en cuenta para sustituir la medida de aseguramiento en justicia y paz, máxime que no constituyen crímenes de guerra ni de lesa humanidad”, aseguró la representante de víctimas.

Por su parte, tanto la Fiscalía como la Procuraduría solicitaron que se mantuviera la decisión que lo dejó en libertad considerando que el delito de narcotráfico por el que pagó pena sí tuvo relación con su pertenencia a las Auc.

Al estudiar el caso, la Corte consideró que es cierto, como dice la representante de víctimas, que entre los 77 hechos por los que HH fue condenado en Colombia y que él aceptó, “ninguno se encuentra relacionado con actividades de narcotráfico, luego, impera concluir que el tiempo que ha permanecido privado de la libertad en una cárcel de ese país no hace parte de la medida de aseguramiento impuesta en Colombia por un magistrado de Justicia y Paz”.

Pero la Corte asegura que “una cosa es que el tiempo de privación de la libertad en EE. UU. no pueda tenerse en cuenta como cumplimiento de la pena impuesta en Justicia y Paz, debido a que las conductas punibles por las que Veloza García fue pedido por la justicia estadounidense no fueron imputadas, aceptadas ni legalizadas, y por tanto, escapan al objeto de la sentencia”.

Pero, otra muy diferente, afirma la Corte “es que, de cara a la vigencia de las múltiples medidas de aseguramiento que, por otros hechos distintos a los que sirvieron para la emisión del primer fallo –con ocasión del cual el postulado ya no está detenido sino cumpliendo la pena-, exista imposibilidad de verificar si, por haberse cometido durante el tiempo de pertenencia al grupo armado y con ocasión de ésta, pueden justificar la sustitución de la detención preventiva”.

La defensa incumplió con la carga probatoria necesaria para acreditar de qué manera la conducta específica del postulado permite afirmar que éste narcotraficó con ocasión de su pertenencia a las Auc

En el caso de 'HH' la Corte dice que no puede quedar libre porque el defensor no acreditó que se haya demostrado que los hechos de narcotráfico por los que pagó una condena hayan tenido una relación directa con el conflicto armado. Esto hace que no se pueda sustituir a su favor la medida de aseguramiento.  

“La defensa incumplió con la carga probatoria necesaria para acreditar de qué manera la conducta específica del postulado permite afirmar que éste narcotraficó con ocasión de su pertenencia a los bloques Calima y Bananero de las Auc, durante su permanencia en éstos y cómo, por esa vía, contribuyó a materializar los fines propios de la guerra contrainsurgente en la que participaron las autodefensas”, dice la decisión.

La Corte afirma que no hay detalles en las decisiones judiciales en Justicia y Paz que permitan inferir cómo se narcotraficaba en los bloques Calima y Bananero, no hay declaraciones de HH en versiones libres sobre ese delito en las Autodefensas, por lo que no se le puede sustituir la medida de aseguramiento. El alto tribunal también dijo que la carga de las pruebas la tiene la defensa de HH.

‘HH’ fue extraditado a Estados Unidos en el 2009, pero regresó en diciembre del año pasado, luego de cumplir en ese país la pena por narcotráfico.

Veloza fue jefe de los bloque Bananero y Calima de las Autodefensas entre 1994 y el 2004, grupos que delinquían en el Urabá antioqueño y Valle del Cauca. En el 2004 se desmovilizó con 447 hombres y en el 2006 manifestó su intención de someterse a la ley de Justicia y Paz.

JUSTICIA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.