Secciones
Síguenos en:
David Bojanini habla de legalización de la droga, paz y empresariado
AUTOPLAY
David Bojanini y Francisco de RouxDavid Bojanini y Francisco de Roux hablan sobre el papel del empresariado en el esclarecimiento de la verdad del conflicto armado.
David Bojanini, presidente del Grupo Sura

Cortesía Sura

David Bojanini habla de legalización de la droga, paz y empresariado

El empresario conversó con el sacerdote Francisco de Roux, presidente de la CEV.

David Bojanini, miembro honorario del Consejo Directivo de Proantioquia, dialogó este jueves con el sacerdote Francisco de Roux, presidente de la Comisión de la Verdad, sobre el papel del empresariado ante el esclarecimiento de la verdad del conflicto armado, en una charla moderada por la periodista Ana María Cano.

La conversación hizo parte del ciclo 'La paz es un asunto de todos', de Comfama.

(Lea también: Las memorias de otro exterminio político, el del movimiento ¡A Luchar!)

El sacerdote De Roux comenzó respondiendo para qué sirve la verdad y para qué les puede servir a los empresarios. Dijo que en Colombia hemos vivido una tragedia e "infortunadamente la seguimos viviendo". Señaló que hay cerca de 10.000 hombres armados en grupos ilegales y que persiste el asesinato de líderes. "Nosotros tenemos que resolver este problema", señaló el sacerdote.

Recordó que el conflicto armado "desborda por mucho, muchísimo" los estragos que ha traído la pandemia del coronavirus. "Esta pandemia de la violencia necesita también una profundización de la verdad" para que el país pueda salir de lo que está viviendo. Agregó que buscan una verdad que lleve a unirnos y no a señalarnos, estigmatizarnos ni a seguir alimentando venganzas.

Por su parte, Bojanini dijo estar de acuerdo con el padre. "En primer lugar, la verdad a cada quien le sirve desde su punto de vida", dijo el empresario. Señaló que, en primer lugar, les sirve a las víctimas para sanar. Respecto a los empresarios, dijo que estos cumplen una función en el desarrollo del país, pero que también cuando se alude a las causas del conflicto "todos tenemos algo de responsabilidad en eso".

(Le puede interesar: Las preguntas que guían a la Comisión de la Verdad en Antioquia)

"Tenemos que ser muy conscientes como empresarios de qué podemos hacer mejor para que las personas prefieran trabajar en la legalidad", dijo Bojanini, respecto a la persistencia del conflicto en algunas regiones del país. 

Para Bojanini, el capitalismo debe responder a la necesidad de bienestar para todos, porque de lo contrario, se propiciará que quienes no tienen oportunidades "escojan la ilegalidad", que va ligada a la violencia que el país está viviendo.

A continuación, Cano preguntó por los impactos del conflicto en el empresariado, a lo que Bojanini respondió que "el conflicto definitivamente afecta mucho a la inversión y a la empresa formal". Señaló que el delito que más comunmente afecta a la libre empresa es la extorsión que "continúa" hoy.

Además, dijo que esto es "muy triste" porque cuando se habla de empresarios hay una gran diversidad desde pequeñas empresas, formales, informales, rurales, urbanas. "Los empresarios no somos una organización en el sentido general de la palabra, somos muchas organizaciones", agregó.

Para el empresario, el conflicto ha impedido que los empresarios distribuyan sus productos en todas las regiones y que esto, en últimas, afecta a las personas más pobres del país.

...hay seguridad para la propiedad, pero la tragedia es que no se ha entendido que lo que origina los mercados son las personas

Sobre la contribución del empresariado al esclarecimiento de la verdad, de la cual Cano les preguntó a Bojanini y De Roux, el sacerdote respondió que si los empresarios no participan en la construcción del relato de la Comisión de la Verdad, el resultado "tendrá una ausencia muy profunda". 

Dijo que el empresariado tiene una visión"absolutamente necesaria" del país y la capacidad de un liderazgo "que nadie más tiene en Colombia" porque tienen una visión de largo plazo como los empresarios, mientras que "los políticos juegan a 4 años". "Aquí se trata de construir un futuro con una capacidad de ver para precisamente tener la audacia de tomar riesgos", dijo.

Además señaló que, aunque la Comisión todavía tiene más preguntas que respuestas, hace falta un liderazgo proactivo en el país. "El desarrollo no son las empresas, el desarrollo es la gente", dijo el sacerdote De Roux, pero agregó que esto no está funcionando. "Hay seguridad para las empresas, hay seguridad para la propiedad, pero la tragedia es que no se ha entendido que lo que origina los mercados son las personas", cuestionó el presidente de la Comisión de la Verdad. 

(Le sugerimos leer: En solo 11 días hubo cinco masacres que dejaron 30 víctimas en el país)

De Roux dijo que el país es como un pavo real, que mientras abre sus plumas muestra su desarrollo y potencial, pero cuando se mira las patas se da cuenta de que "está sobre una realidad muy frágil" y siente vergüenza. Asimismo, dijo que el país necesita una transformación "en serio, justamente para que los mercados se abran", pero que se requiere una actitud más proactiva y de fondo del empresariado.

Bojanini le respondió a De Roux que está de acuerdo en que todos tenemos la responsabilidad de construir una sociedad mejor. "La empresa privada a través de la historia ha venido evolucionando", dijo, y que el tema de que una empresa tenga como objetivo principal maximizar utilidades "está mandado a recoger". "La mayor riqueza que puede tener un proyecto empresarial es que le sea útil a la humanidad", aseguró el expresidente del Grupo Sura.

En el país han primado históricamente los intereses particulares sobre los colectivos, señaló Bojanini, tanto en el empresariado como en la política. "Yo sí creo que ese nuevo liderazgo empresarial es muy importante", dijo.

Por otro lado, dijo que los empresarios de regiones como Antioquia, ante los problemas, han intentado invertir más, para participar de las soluciones. "Yo creo que en la medida en que haya más empresa formal y que se trabaje más por hacer actividades que beneficien a toda la sociedad podríamos empezar a ver disminuida esa actividad ilegal", reflexionó Bojanini.

"Muchos empresarios se asustaron con los acuerdos de La Habana pensando que aquí iba a haber una cacería de brujas, que el que le tocó pagar una extorsión lo iban a considerar un promotor del paramilitarismo, pero ya está muy claro que no es así", dijo también Bojanini.

También dijo que las empresas que contribuyeron a la formación de grupos armados tienen que responder por esto, pero que no pueden encasillar a todo el empresariado allí. Además, señaló que "muchos empresarios ven la Comisión de la Verdad equivocadamente" creyendo que allí los van a señalar. Además dijo que, por ejemplo, un ganadero que despojó tierras o un minero ilegal que desplazó comunidades "no es un empresario, es un delincuente".

(Más de su interés: El 30 de septiembre se conocerá nuevo miembro de Comisión de la Verdad)

El mundo ya está preparado para empezar a pensar en la legalización de las drogas

Las lecciones que ha dejado el conflicto

Ana María Cano preguntó por cuáles son, tras seis décadas de conflicto, cuáles son las lecciones que quedan y cuál es el papel del empresariado, a lo que Bojanini dijo que la respuesta es "entender" y preguntarse "cómo lo podríamos haber hecho mejor".

"Una empresa que se proyecta más a la sociedad, que cuida los recursos naturales, que es equitativa en la generación de riqueza para todas las personas que participan en su proyecto" es a lo que debe apuntar el sector, según dijo Bojanini.

Para él, sin"ruidos" como el narcotráfico sería más fácil la construcción de paz en el país. "El mundo ya está preparado para empezar a pensar en la legalización de las drogas", dijo Bojanini, y que esto "no va a aumentar el consumo, pero sí puede disminuir la violencia que hay alrededor", así como la destrucción de los bosques.

(Le puede interesar: Duros relatos de soldados víctimas de minas a Comisión de la Verdad)

Después, Cano le preguntó al sacerdote De Roux qué le pediría al empresariado antioqueño, y este respondió que le tiene mucha confianza a este sector, que ha liderado el desarrollo económico del país. Estas empresas "tuvieron la audacia de perseverar" en el marco del conflicto, dijo, pero "ante la encrucijada que enfrenta el país" les pidió darse cuenta "de que estamos en Colombia".

"Estamos tomando decisiones en un país con un conflicto interno intenso que continúa y continúa, que resta entusiasmo, que crea una especie de falta de fe en lo que nosotros tenemos entre nosotros y eso trastorna el desarrollo empresarial", dijo el sacerdote De Roux.

También dijo que le preocupa el tema del narcotráfico y que "no hemos querido como colombianos cambiar esto". Dijo que en este problema están también el contrabando, el tráfico de armas, la minería ilegal y que sus efectos persisten en las barriadas de las ciudades del país.

Bojanini y De Roux

David Bojanini y Francisco de Roux hablaron de la construcción de confianza con el empresariado.

Foto:

Comfama (captura de pantalla).

"El narcotráfico es el gran multiplicador de la demanda agregada en los sectores informales", señaló el padre De Roux, lo que "reafirma a la economía informal a no formalizarse", pese a que alimenta los ingresos de los bancos. Además, que es el gran incentivo para que no se haga el registro de las tierras en Colombia. Por eso, insistió en que es importante la visión de largo plazo de los empresarios, que le hable al oído a la visión de corto plazo de los políticos.

Por otro lado, Bojanini dijo que "si no hay confianza no hay construcción de paz, y si no hay verdad, no hay confianza". Señaló que si las Farc "no están dispuestos a contar la verdad, va a ser muy difícil que logremos esa reconciliación". Dijo que es un "firme creyente de la paz", pero que su implementación es de todos los colombianos, y no solamente de quienes participaron en el conflicto, pero que quienes sí participaron tienen "unas responsabilidades enormes", incluyendo el reconocimiento de sus actos.

Para Bojanini es claro que el objetivo es la no repetición, y que si bien hay cosas de las que la gente se puede avergonzar, hay que mostrar un arrepentimiento sobre lo que se hizo y un compromiso de que no va a volver a suceder. Pero también llamó la atención sobre la corrupción en el sector político que crea "más pobreza, más inequidad y alimenta el conflicto". Dijo que "son también los mayores responsables históricos de este conflicto que hemos tenido en Colombia".

Ante una pregunta sobre cómo restablecer la confianza una vez se establezcan las responsabilidades del sector privado en el conflicto, el padre De Roux comenzó por aclarar que no se puede cometer el error de señalar "el sector privado" como si fuera homogéneo y tuviera la misma responsabilidad.

Para responder, citó el episodio ocurrido la semana pasada, cuando una campesina de Sumapaz dijo a la senadora de Farc Sandra Ramírez que para perdonar necesitaba conocer la verdad, no una verdad general, sino específica sobre lo que sufrió. "Esto pasa a todos los niveles, la verdad para que pueda genera la confianza debe ser muy sincera, y a las víctimas no les funciona un reconocimiento general", dijo.

El padre De Roux dijo que hubo empresarios convencidos de que la única forma de acabar con la guerrilla era financiar el paramilitarismo, y otros que se vieron obligados a aportar dinero, sin la intención de apoyar el aparato criminal, y así múltiples casos que deben ser reconocidos. "Si usted no cuenta la verdad, realmente qué fue lo que hizo y qué fue lo que pasó, lejos de crear confianza acrecenta la deconfianza", aseguró.

Finalmente, les pidió a los empresarios "tiempo" para sentarse a conversar. También les pidió que sean críticos, pero que se acerquen a hablar con la Comisión, como ha sucedido con el Ejército. "Es una verdad difícil, pero es una verdad posible", les dijo.

JUSTICIA
Twitter: @JusticiaET
Justicia@eltiempo.com

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.