Mecánicos y cantantes: con estos disfraces y trampas infiltraron a Eln

Mecánicos y cantantes: con estos disfraces y trampas infiltraron a Eln

Investigación tras ataque a Escuela General Santander fue adelantada por la Fiscalía y la Policía.

Capturados Escuela General Santander

El 2 de junio, Policía y Fiscalía capturaron a 8 personas sindicadas de haber participado en el hecho terrorista.

Foto:

Policía Nacional

Por: Justicia
14 de julio 2020 , 10:45 a.m.

Un juez de control de garantías envió ayer a la cárcel a seis de los ocho capturados por el atentado terrorista contra la Escuela de Policía General Santander, que el 17 de enero de 2019 se cobró la vida de 22 subtenientes.

Estas capturas se registraron el 2 de julio, en diferentes zonas del país, por parte de la Policía y la Fiscalía en una segunda fase de la investigación.

EL TIEMPO tuvo acceso al informe de inteligencia —sobre el trabajo de infiltración al Eln— y las labores técnicas que tras año y medio permitieron identificar y ubicar a los hoy capturados por este acto terrorista.

(Le podría interesar: Duro golpe a red del Eln que activó carrobomba en la General Santander).

La investigación sobre este hecho terrorista es considerada como una de las más grandes adelantadas en la historia reciente del país. "Desde el momento de la activación del carro bomba en la Escuela, 9:46 a. m., se volcaron todas las actividades de Policía Judicial, inteligencia y actos urgentes, en coordinación con la Fiscalía, para que no quedara impune", dijo a este diario uno de los investigadores del caso.

De hecho, de acuerdo con el documento, los agentes encargados de la investigación realizaron 1.800 actividades de inteligencia, entre ellas, se analizaron 8 millones de llamadas realizadas después de la explosión del carro bomba, lo que permitió trazar, por ejemplo, el recorrido de las motos que acompañaron la camioneta que ingresó a la Escuela con los explosivos.

(Le sugerimos leer: Imputan formalmente a implicados en atentando de la Escuela de Cadetes).

En esta primera fase se logró identificar a Andrés Felipe Oviedo Espinel, alias Jesús o Barbas, "quien habría recibido órdenes directas del Coce del Eln para planificar el atentado". Él es uno de los capturados que el juez envió a la cárcel.

"A 'Jesús' lo identificó uno de nuestros agentes que se infiltró en un campamento del Eln —hace unos años— y quien recibió entrenamiento por parte de él en inteligencia y contrainteligencia delictiva para no ser ubicados en las ciudades. Ese campamento estaba en Arauca, más al lado de Venezuela", dijo el investigador.

Esto se suma a que se autorizó la interceptación de 165 líneas, lo cual produjo más de 35.000 audios para analizar. Al igual, se trabajaron 246 horas de video y se cotejaron 813 imágenes. 

"65 evidencias electrónicas con datos de importancia relacionadas con el caso.
Diez análisis de evidencias genéticas (entre estas un zapato y una gorra abandonadas al escapar en las motos y los carros) y 298 búsquedas selectivas en bases de datos", resalta el informe, sumado a entrevistas a fuentes, retratos hablados y demás actividades de inteligencia.

(Le podría podría interesar este especial: Un año del ataque del terrorismo contra el corazón de la Policía).

Durante el periodo de investigación, se realizaron 400 actividades de vigilancia y seguimientos (encubiertos), "dormíamos en los carros, vivíamos en los carros, eran turnos de 24 y hasta 48 horas. El objetivo, recopilar la información que nos permitiera relacionarlos con el atentado terrorista", aseguró el investigador.

A Jessica Barrientos Castilla, otra de las capturadas, uno de los uniformados "la conquistó y se hicieron novios. Ella administraba la quesería que está ubicada a 200 metros de la Escuela. Y poco a poco fue contando detalles que fortalecieron el acervo probatorio contra el grupo", aseguró la fuente.

Además, los agentes, durante este proceso, montaron 45 fachadas para vigilar a los hoy capturados, "pasaban como vendedores, mecánicos, trabajadoras sexuales, técnicos de comunicaciones, vendedores de postres, cantantes, lo que fuera", dijo la fuente.

(De seguro le interesa: Carrera de la Policía rinde homenaje a los cadetes muertos en Escuela).

"Teníamos a un compañero infiltrado como habitante de calle. Él estaba encargado de vigilar a uno de los cerebros del atentado. Llevaba más de una semana en la calle, y una mañana llegó un grupo de vigilancia (Policía), se lo llevaron. No pudimos hacer nada, y él no se podía identificar", relató el investigador.

Con base en esta labor de inteligencia, la Policía y la Fiscalía presentaron las pruebas que permitieron que los señalados del atentado fueran enviados a la cárcel.

JUSTICIA
En Twitter: @JusticiaET

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.