La economía de los exguerrilleros de las Farc

La economía de los exguerrilleros de las Farc

Si bien trabajan en 144 proyectos, por ahora cuatro tienen mercado consolidado.

Proyectos Farc

Cebolla, tomate y pimentón cultivados en Pondores, espacio liderado por el exjefe guerrillero Joaquín Gómez.

Foto:

FOTO: Misión de la ONU

Por: Adriana Lucía Sarmiento
13 de abril 2019 , 07:59 p.m.

A cuatro meses de que termine la vigencia de los espacios donde los exguerrilleros de las Farc llevan a cabo su reincorporación a la vida civil, de la que hace parte un proyecto económico que les permita subsistir hacia adelante, cuatro de los 144 emprendimientos tienen ya un mercado y están dando ingresos a unos 300 excombatientes, sus familias y las comunidades aledañas.

Uno de los más llamativos, no solo por su éxito sino también porque está encabezado por uno de los jefes históricos de las Farc, Joaquín Gómez, y porque se desarrolla con la comunidad, está en Pondores, municipio de Fonseca, en La Guajira. Allí, 34 excombatientes y 8 miembros de la comunidad trabajan en una granja que produce plátano, tomate, cebollín, maíz, yuca, pimentón, pepino, fríjol y ají.

Además de servir para el consumo de los exguerrilleros de la zona, venden cerca de 680 kilos de esos productos al Programa Mundial de Alimentos (PMA) cada semana, para proveer centros educativos de La Guajira, departamento que se ha caracterizado por los altos índices de desnutrición infantil. “Estamos capacitados, produciendo y hablando de hechos concretos. Hoy lo que producimos llega a niños de 22 escuelas”, dice Wilfran Martínez, representante de la granja Nueva Colombia en Pondores.

Como en Pondores, en La Elvira, vereda del municipio de Buenos Aires, en el Cauca, exguerrilleros y miembros de la comunidad se han asociado para producir.

Concretamente, 120 excombatientes de las Farc y varios agricultores se juntaron para producir café orgánico. El proyecto busca hacer más rentable para el campesino la producción del grano al eliminar la intermediación en la comercialización y darle control a la comunidad en los esquemas de producción. Recientemente lograron un acuerdo comercial con la multinacional italiana Illycaffé para venderle parte de la producción, y están trabajando en otras alianzas.

Los otros dos proyectos que ya son rentables están siendo desarrollados por exguerrilleros ubicados en el Caquetá, particularmente en el municipio de La Montañita. Se trata de un cultivo de piña y de un cultivo de peces.

En la vereda Agua Bonita de ese municipio, 30 exguerrilleros están dedicados a producir piña. Desde esa zona, que fue una de las de mayor influencia de las antiguas Farc, también se encargan de comercializarla. Cada semana producen unas 12 toneladas de piña, que son vendidas a comerciantes locales.

En la misma vereda del Caquetá, otros 15 excombatientes emprendieron el proyecto piscícola con el que producen alrededor de 3,5 toneladas mensuales de tilapia, cachama y sábalo.

Hay que tener presente que eso tiene sus trámites administrativos. Los proyectos necesitan asistencia técnica y capacitación a largo plazo

La venta de una tonelada está asegurada a un distribuidor local, y el resto de la producción es para autoconsumo de los excombatientes que permanecen en el sitio, sus familias y la comunidad.

Todos estos proyectos han contado con el acompañamiento de la Misión de Verificación de la ONU, que vigila no solo la seguridad de los excombatientes y de la población aledaña, sino también el desarrollo de estos procesos.

‘No es poco’: Gobierno

Aunque los proyectos de los exguerrilleros que ya cuentan con un mercado parecen pocos, involucran casi a la tercera parte de los excombatientes que están desarrollando emprendimientos. En total son 879, según la Agencia de Reincorporación y Normalización (ARN).

Si bien 13.014 exguerrilleros están en el proceso de reincorporación que acompaña esta agencia, solo esos 879 tienen iniciativas aprobadas y con desembolsos. Según el Gobierno, 11 son de carácter colectivo y 133 son individuales.

Andrés Stapper, director de la ARN, considera que la cifra no es baja porque los proyectos están pensados a 8 años. “Llevamos 2 años y 7 meses. Hay que tener presente que eso tiene sus trámites administrativos. Los proyectos necesitan asistencia técnica y capacitación a largo plazo”, dice.

Asegura que para agosto de este año el 60 por ciento de los excombatientes de las Farc en proceso de reincorporación deben haber sido beneficiados con proyectos productivos.

El director de la ARN dice también que se ha privilegiado la capacitación en proyectos de emprendimiento para asegurar la reincorporación económica, tanto para el autoabastecimiento como para la comercialización de productos fuera de los territorios.

En agosto dejarán de existir oficialmente los 24 Espacios de Reincorporación y Normalización, como se denominaron las zonas donde los exguerrilleros hacen el tránsito a la vida civil desde que dejaron sus armas, en agosto del 2017. Sin embargo, según Stapper, el Gobierno está evaluando la posibilidad de comprar, cuando esto sea posible, los terrenos que hoy ocupan para que ahí se integren a los municipios donde están.

Otros proyectos

Los otros 140 proyectos productivos en marcha que todavía no tienen mercado asegurado avanzan y la idea es convertirlos en el futuro económico de cientos de exguerrileros que entregaron las armas.

Por ejemplo, en las montañas de Ituango, en las veredas Quebrada del Medio, El Quindío y Santa Lucía, cerca del parque Nacional Nudo de Paramillo, un grupo de excombatientes, también asociados con la comunidad, cosecha Café Paramillo. El café se comercializa localmente, pero se planea venderlo en otros territorios de país.
En los distintos sitios de reincorporación vigentes, los excombatientes siguen pidiendo ayuda para mejorar las posibilidades de sus proyectos y garantizarles mercados.

Precisamente Carlos Ruiz Massieu, el jefe de la Misión de la ONU en Colombia, que verifica la reincorporación de los exguerrilleros, dijo el viernes en la sesión del Consejo de Seguridad del organismo en Nueva York que “un desafío crítico es mantener el optimismo de los excombatientes frente a las continuas incertidumbres sobre su futuro”.

Ruiz Massieu hizo un llamado al Gobierno para “que acelere la aprobación de más proyectos y el desembolso de los fondos, y que también asegure la aplicación de un enfoque de género en estos proyectos y que se tomen decisiones oportunas sobre el acceso a la tierra”.

Asimismo, contó que los excombatientes emprendieron iniciativas “tan diversas como panaderías y restaurantes, la producción de ropa, calzado y proyectos turísticos en zonas que antes eran inaccesibles debido al conflicto”.

Según la ARN, faltan por ser aprobados 41 proyectos, que beneficiarían en total a unos 1.700 exguerrilleros, donde ya estarían los 879 que trabajan en distintos emprendimientos.

ADRIANA LUCÍA SARMIENTO
ESPECIAL PARA EL TIEMPO
REDACCIÓN PAZ
En Twitter: @Adriana14s

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.