EL TIEMPO

Remedios caseros que le pueden ayudar contra la influenza 

Por EL TIEMPO

Si tiene influenza o gripa, o presiente que está cerca, puede acudir a remedios caseros para aliviar los síntomas. Conozca algunos de ellos: 

Foto:
iStock
i

Hidratación

Tomar frecuentemente líquidos, preferiblemente tibios, es un remedio excelente para la influenza. E4sto proporciona alivio al flujo nasal, la tos, los estornudos y el dolor de garganta. .

Foto:
iStock
i

Caldo de pollo 

Este truco casero sigue, precisamente, la lógica de la hidratación. Además, sus ingredientes aportan nutrientes para mantener el cuerpo fuerte. .

Foto:
iStock
i

Té de jengibre

Con apenas una cucharadita de jengibre fresco en una taza de agua caliente con miel y limón, usted puede lograr un remedio perfecto para el alivio. Según la UNAM de México, el jengibre posee propiedades analgésicas, antipiréticas (contra la fiebre) y antibacteriales. .

Foto:
iStock
i

Enjuagues con agua salada

Disuelva media cucharadita de sal en un vaso de agua tibia, haga gárgaras y escupa. La sal absorve el agua de las células de la membrana mucosa y reduce el malestar. Además, para los niños, se recomienda aplicar esta solución, en gotas, en la nariz. Esto baja la congestión. .

Foto:
iStock
i

Eucalipto

Las vaporizaciones son buenas para abrir las vías respiratorias. Y el remedio se optimiza si se hace con hojas de eucalipto. Para esto, se deben poner las hojas en un recipiente amplio con agua hirviendo y aspirar el vapor a una distancia prudente. Puede usar una toalla para atrapar el vapor..

Foto:
iStock
i

Ajo

El ajo protege el sistema inmune y reduce la posibilidad de contraer virus. Como remedio, puede tomarse en forma de té. Para hacerlo, triture tres dientes de ajo y deje hervir en agua durante cinco minutos. Luego, agregue limón y miel. .

Foto:
iStock
i

Descansar

Lo ideal es tener reposo mientras dure la enfermedad. Esto reduce riesgos de contagiar a los demás y permite que el cuerpo se recupere más rápido. .

Foto:
iStock
i

No alcohol ni cigarrillo

El alcohol deshidrata y esto agrava los síntomas. Por eso, se recomienda evitar este tipo de bebidas durante la enfermedad. Y, por su parte, el cigarrillo facilita que los virus se adhieran a los bronquios y las paredes pulmonares. .

Foto:
iStock
i

Consulte al doctor

Vale aclarar que estos remedios reducen la molestia de los síntomas pero, ante un avance de la enfermedad, lo mejor es acudir a un profesional. Evite automedicarse con fármacos sin conocer los requerimientos propios de su edad y condición. .

Foto:
iStock