Secciones
Síguenos en:
El voleibolista que lleva meses buscando salir del encierro en Arabia
Voleibol

El voleibolista paisa llegó a Arabia Saudita para jugar en la Liga Árabe de Voleibol, pero el torneo fue cancelado a mediados de marzo debido a la pandemia.

Foto:

EFE

El voleibolista que lleva meses buscando salir del encierro en Arabia

FOTO:

EFE

El colombiano Andrés Piza fue tras un sueño profesional que se aplazó a causa del coronavirus.

El voleibolista colombiano Andrés Piza está atrapado en un país que queda a más de 12 mil kilómetros de distancia de su tierra natal y de su familia. Ya sobrepasa los dos meses intentando salir de Arabia Saudita, a donde llegó para participar en la Liga Árabe de Voleibol. Aunque acepta que le hacen falta sus seres queridos, hay algo que echa de menos incluso más: su libertad, esa que perdió a causa de la pandemia.

A este deportista ahora le tocó portar 'el título' de ser el único extranjero del club Al Faisaly, para el que jugaba, que aún está en Arabia Saudita. Mientras sus compañeros de equipo ya regresaron a sus países, él sigue buscando opciones para volver a pisar suelo colombiano. “Todo el mundo ya está en su casa, con su familia. Y los envidio mucho”, afirma.

El panorama de Arabia Saudita, que por estos días acoge a Piza, es de unos 87 mil casos de contagio y 525 muertes, según cifras oficiales. Él está en la ciudad de Al Majmaah, que es el hogar de unas 60 mil personas y una de las atracciones turísticas más importantes de la región. En las últimas horas, allí se confirmaron cuatro nuevos casos de contagio.

Antes de que empezara el Ramadán, la celebración más importante del Islam, se hacían toques de queda de 24 horas en algunas de las ciudades. A finales de abril, cuando se inició el evento, las restricciones fueron flexibilizadas.

Desde el 31 de mayo, y hasta el 20 de junio, en ese país se permite la circulación de personas entre las 6 am y las 8 pm, salvo en La Meca, que continuará con prohibición total. El distanciamiento social continúa y no se permiten reuniones con más de 50 personas.

Con intentos fallidos de lograr un cupo en uno de los vuelos humanitarios rumbo a Colombia, por el momento Piza trata de mantenerse positivo. Algunos días, sin embargo, lo inundan las preocupaciones: “A veces siento un poquito de recelo o temor de llegar a contagiarme de alguna manera, porque yo no soy prioritario en este país. Si yo me llego a enfermar y los hospitales están llenos, a mí no me van a atender”.

La vida antes del coronavirus

Enero de 2020

Planes cancelados

Por más de un mes, entrenó y jugó con el equipo Al Faisaly tal y como se tenía previsto. La comunicación oral con sus compañeros era casi nula, pues muchos solamente hablaban árabe. “Yo no me entendía con la mayoría, no podíamos hablar, pero sentíamos que el deporte nos conectaba”, cuenta.

El ocho de marzo cumplió 29 años. Ese día no tuvo ninguna fiesta y tampoco recibió felicitaciones de parte de sus compañeros, pues ellos ni siquiera sabían que era su cumpleaños. Esto no le afectó y se dedicó a hacer una de las cosas que más disfruta: entrenar. De ahí que su lema de vida sea que la victoria final se consigue con cada día de entrenamiento.

Pocos días después, todo cambió. A mediados de marzo la temporada de la Liga Árabe de Voleibol fue suspendida por el coronavirus. Aunque en un principio había expectativa sobre la fecha en que todo iba a retomar, al final el torneo fue cancelado definitivamente. 

(Lea también: Controles obligatorios para quienes llegan en los vuelos humanitarios)

AndresPizaVoleibol

Andrés Piza jugaba para el club Al Faisaly en la Liga Árabe de Voleibol.

Foto:

FOTO: Archivo Particular

Vivir la cuarentena en Arabia Saudita

Abril y mayo de 2020

​La vida durante el confinamiento​

Con la llegada de la pandemia, las rutinas cambiaron. Ahora Piza sale a abastecerse cada 4 o 6 días en horas de la mañana, que es cuando hay menos personas en el comercio. Como está solo, no tiene que comprar tantas cosas, pero intenta tener siempre alimentos esenciales por prevención. Eso sí, cada vez que sale utiliza guantes y tapabocas.

En cuanto a su situación económica, asegura que no ha tenido problemas porque la moneda en Arabia Saudita tiene un valor similar al peso colombiano y la vida allí no es muy costosa. Además, el lugar en donde se está quedando es pagado por el club Al Faisaly. Su lucha diaria es distinta.

“He atravesado momentos muy complicados en cuanto a la motivación. A veces me siento desilusionado. Me pega muy duro la soledad y que nada cambia (…) no voy para ninguna parte. Otros días me siento muy productivo, pero es muy intermitente la motivación por lo mismo, por el encierro”, afirma.

Pero lo que más extraño es mi libertad. Una de mis pasiones es viajar, y aquí hay sitios increíblemente hermosos, pero no puedo ir.

Debido a las medidas de aislamiento, ha tenido que improvisar rutinas de entrenamiento en un apartamento individual en el que, explica, vive cómodamente. Ahora sus pesas son dos tarros de leche llenos de agua. Los guarda dentro de un morral y los carga mientras hace sentadillas o ‘avanzadas’.

También emplea un palo de escoba y una banda elástica para otros ejercicios. “He tratado de ser creativo para no perder el rendimiento. Obviamente se va a perder, pero no va a ser tan rápido ni tan agresivo”, cuenta esperanzado.

En la tarde, luego de almorzar, se sienta frente al computador para perfeccionar sus habilidades en programas de diseño y animación, pues está a la espera de graduarse como Comunicador Audiovisual. Su propósito era regresar a mediados de abril a Colombia para recibir su título profesional, pero ahora es otro plan que quedó en veremos.

Ya en la noche, Piza dedica tiempo al ocio. Una de las rutinas que ha encontrado para sentirse cerca del deporte es viendo documentales como “El último baile”, que relata la carrera deportiva de Michael Jordan, la famosa estrella del baloncesto.

“Estoy muy pendiente de mi mamá y de mi papá porque sé que el virus es más complicado en esas edades. Les pregunto que cómo están; les digo que no salgan, que se cuiden, y que si necesitan dinero. Todo, para que ellos no corran ningún riesgo innecesario”, responde al preguntarle por sus padres, con quienes habla unas tres o cuatro veces por semana, ya sea por mensajes de texto o teniendo una conversación telefónica larga.

Las complicaciones para volver a casa

18 de mayo

Vuelo humanitario fallido

La posibilidad más reciente que tuvo de volver a Colombia fue en el vuelo humanitario que salió de Tailandia y aterrizó el 18 de mayo en Bogotá. Como en Arabia Saudita no hay embajada ni consulado de Colombia, todos los trámites para viajar se hacen con el apoyo del Consulado que hay en El Cairo (Egipto).

Tenía que llegar a Ámsterdam para abordar el vuelo que hacía una escala allí, pero era muy complicado hacer la conexión. Tal y como lo explica, en este momento las aerolíneas tienen sus aviones en tierra y no hay mucho flujo de vuelos. Llegar es muy complejo, y en esa ocasión el anhelado vuelo no se materializó.

Andres Piza 2

Una de las pasiones del voleibolista es viajar. Afirma que es una de las cosas que más extraña.

Foto:

Andrés Piza, archivo particular.

Andres Piza 3

Durante el tiempo que lleva varado en Arabia Saudita, Piza se mantiene motivado gracias a su carrera. Es Comunicador Audiovisual.

Foto:

FOTO: Andrés Piza, archivo particular.

Andres Piza 4

El deportista estudió en el Politécnico Colombiano Jaime Isaza Cadavid, en Medellín. Al volver a Colombia, recibiría el título profesional de comunicador audiovisual.

Foto:

Andrés Piza, archivo particular.

Por ahora sigue haciendo cuentas: calcula que debe tener entre 8 y 10 millones de pesos reservados para poder abordar un vuelo humanitario. Todos los gastos corren por su cuenta. A eso debe sumar que, al llegar a Bogotá, tendrá que costearse la estadía en un hotel para pasar los 14 días de cuarentena obligatoria.

Aunque suena difícil, no pierde la esperanza y sigue buscando maneras de volver: “Yo digo ‘Dios, no puedo llegar a enfermarme. No puedo.’ Es un poquito angustioso, pero la idea es no enfermarme y salir cuanto antes de aquí”.

(Además: Respuestas a las preguntas frecuentes de quienes desean volver al país)

De Colombia, además de su familia y sus amigos, Piza extraña el patacón, el mote de queso, el ajiaco, los fríjoles y los jugos en general. También echa de menos vivir en Medellín. “Pero lo que más extraño es mi libertad. Una de mis pasiones es viajar, y aquí hay sitios increíblemente hermosos, pero no puedo ir. Eso es lo que más extraño; extraño mucho ser libre”, concluye.

Mantenerse motivado y reflexiones del encierro

Mayo 20

Paciencia

Mientras que llega el día de subirse al avión rumbo a casa, ha encontrado distintas maneras de sentir a su país y a su pasión, el deporte, más cerca. Por eso contribuyó con la creación del talk show “Hablemos en equipo”, en el que participan los miembros de la Selección Colombia de Voleibol, tanto del equipo femenino como del masculino.

En cuanto a las motivaciones de esta iniciativa, explica que los jugadores deseaban conectar más con la gente. “Vemos que hay muchas personas que están en las redes que quieren conocernos, y nosotros teníamos bastante tiempo porque estamos en cuarentena”, agrega. Todos los domingos a las 2 pm transmiten el programa por Instagram.

También está trabajando, con dos socios, en un proyecto personal que está relacionado con la creación de contenidos como videos, fotografía y animaciones.
Con esto, siente que no está perdiendo el tiempo, que no está paralizado.

(De su interés:¿Se encuentra ‘varado’ en el extranjero? Pasos para regresar al país)

Lejos de quejarse, siente que todo lo que está viviendo ha hecho que reafirme la importancia de vivir en el ahora: “Siempre he hecho lo que a mí me gusta, lo que me hace más feliz. Cuando viene una pandemia como esta y te das cuenta de que cualquier cosa puede cambiar el rumbo de la historia y de que el día de mañana puede que estés muerto o que ya no esté un ser querido, reafirmas el pensamiento de que somos efímeros y de que nuestras acciones realmente tienen que ser ya”.

YALENI SOLANO ALARCÓN
Escuela de periodismo Multimedia EL TIEMPO
@Yalenisolano

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.