En Nariño votaron por un candidato preso para la alcaldía

En Nariño votaron por un candidato preso para la alcaldía

La población votó pese a que ambos candidatos están detenidos por presunta trashumancia electoral.

Elecciones

En este municipio capturaron a los dos aspirantes para la Alcaldía.

Foto:

Jaime Moreno

Por: Pasto
27 de octubre 2019 , 05:38 p.m.

Los dos únicos candidatos a la Alcaldía de El Rosario vivieron las elecciones en la cárcel. Aun así, de sus más de 11.000 habitantes, 7.061 estuvieron habilitados en 25 mesas de votación y muchos de ellos salieron a las urnas.

Mientras tanto, los aspirantes a la Administración local Lauro Nel Arturo Guerrero, del Partido Conservador, y Alberto Folleco Erazo, de Cambio Radical, tuvieron que resignarse a permanecer recluidos en un centro penitenciario de este municipio de Nariño por el presunto delito de fraude en la inscripción de cédulas y corrupción al sufragrante, mientras avanza el proceso ante un juzgado de Control de Garantías y la Fiscalía presenta el material probatorio para la imputación de cargos.

Según la información de la Fiscalía, los dos candidatos habrían incurrido en delitos electorales como el ofrecimiento de plata a cambio de votos, para lo cual incluso los electores debían trasladarse de un municipio diferente al de su residencia.

A las 5:21 de la tarde del domingo, el candidato conservador había tomado la ventaja con 424 votos frente a los 413 de su contendor de Cambio Radical.


Pero no fue el único. El aspirante al Concejo Jesús Gílder Ojeda, a quien la Fiscalía le imputó el delito de fraude en inscripción de cédulas, aceptó el cargo. Además, fue detenida una mujer, identificada como Mariela Castro, quien, según la Fiscalía, habría ofrecido dádivas electorales.

De acuerdo con la Fiscalía, habría evidencias de que los dos candidatos a la Alcaldía de El Rosario, presuntamente, habrían contratado por su cuenta, buses para el traslado de los electores desde distintas zonas del país con los que pretendían la contienda entre sí.

La Fiscalía señaló que el precio de cada voto oscilaba entre 50.000 y 500.000 pesos, los cuales serían entregados después de que cada persona votara. Además del traslado, al parecer ofrecían también a los votantes alimentación y hospedaje.

Además se ofrecían en el municipio materiales de construcción, tales como tejas de zinc, tubos, cemento y ladrillos a cambio del voto.

A la Fiscalía le llamó la atención la gran cantidad de dinero que estarían gastando los candidatos en la campaña para llegar al cargo que tiene un sueldo promedio menor a los cinco millones de pesos mensuales.

La Fiscalía alertó que se estarían comprometiendo contratos y recursos de la administración local para financiar estas campañas.

“Lastimosamente este ha sido un golpe muy duro para los familiares de los candidatos y para para toda la comunidad rosarense, ojalá que todo se aclare”, dijo uno de los electores en el municipio. Una ama de casa, que por seguridad también se omite su nombre, dijo: “Aquí estamos en una situación muy crítica porque nunca antes se había presentado una situación de esta naturaleza, estamos en la más completa incertidumbre”.

El Alto Consejero Presidencial para Derechos Humanos, Francisco Barbosa, quien supervisa las elecciones en Nariño, sostuvo que lo ocurrido con los únicos aspirantes a un municipio tan pequeño, pero igual de importante para Nariño, se trata de un hecho especial. “Hay unas salidas jurídicas, fueron dos candidatos capturados, en este momento están detenidos, van a ser imputados pero la ciudadanía puede ejercer el derecho al voto y hay que entender que hay unas dimensiones jurídicas que van a definirse con posterioridad”, añadió Barbosa.

Anotó que en el municipio se dispuso un incremento de efectivos de la Policía Nacional, con el objeto de prevenir posibles hechos de alteración del orden público.

El secretario de Gobierno de Nariño, Mario Vitery, advirtió que “hasta tanto no haya un fallo judicial los dos siguen como candidatos y las elecciones se deben realizar”. Manifestó que los demás 63 municipios del departamento, las elecciones transcurrieron en calma, donde el potencial electoral fue de 1’110.166 ciudadanos.

El funcionario departamental reconoció que en la región no preocupa tanto la violencia que pueden generar los grupos armados ilegales, sino la violencia política “que viene sucediendo entre seguidores de distintos candidatos. Se deben investigar varios que han sucedido en las zonas rurales de los municipios y a altas horas de la noche”.

En el mismo sentido se pronunció el delegado del Registrador Nacional en Nariño, Claudio de Jesús Pulido. “Ellos aparecían en la tarjeta electoral y los ciudadanos pudieron votar por uno de los dos candidatos”, pero declaró que se deberá esperar el pronunciamiento que emitan las autoridades judiciales y sentenció que “las reglas de juego no se podían cambiar”.

PASTO

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.