Las 16 alcaldías del país a las que les apuesta el partido Farc

Las 16 alcaldías del país a las que les apuesta el partido Farc

Excombatientes, personas sin aval, y víctimas se animan y esperan acabar con divisiones políticas.

Las Farc se constituyeron en un partido político, luego de que sus hombres dejaron las armas. Sin embargo, hay disidentes de esta guerrillas que están delinquiendo.

Las Farc se constituyeron en un partido político, luego de que sus hombres dejaron las armas. 

Foto:

De la página de Twitter de las Farc

Por: Miguel Ángel Espinosa Borrero
08 de octubre 2019 , 06:30 a.m.

Hace 22 años, miembros de la exguerrilla de las Farc asesinaron a dos familiares de Luz Edith Chilo en Caldono, Cauca.

En ese entonces, con 9 años, Luz Edith jamás pensó que podía llegar a ser candidata a la Alcaldía de este municipio del norte caucano con el aval de esas personas que en otra época imponían su ley en la zona con fusil en mano.

El partido Farc, que surgió fruto de los acuerdos de La Habana, Cuba, por primera vez se va a enfrentar a unas elecciones locales y regionales. En total, este joven partido inscribió listas para Asambleas en ocho departamentos: Vichada, Guaviare, Tolima, Santander, Quindío, Antioquia, Córdoba y Nariño.

La principal apuesta del partido la hicieron para los concejos municipales, puesto que inscribieron 60 listas. Tienen aspirantes en capitales como Bogotá, Medellín, Armenia, Bucaramanga, Barranquilla, Florencia y Villavicencio.

No hubo registros para gobernación y en cuanto a alcaldías, Farc cuenta con 16 aspirantes en diferentes municipios, y solo una ciudad capital: Cartagena. Entre las alcaldías por las que apuesta el partido está la de Luz Edith.

Luz Edith Chilo

Luz Edith señala que su campaña no ha sido fácil, pues en muchos resguardos le han prohibido la entrada.

Foto:

Cortesía

“El aval no tuvo mucho inconveniente porque me lo aprobaron desde Bogotá –cuenta Luz Edith–; yo no he sido miembro del grupo armado, pero fui escogida por el trabajo que vengo realizando dentro del resguardo Pioya”.

Luz Edith es de baja estatura. Utiliza sombrero y un chaleco grueso para dirigirse a los actos frente a su comunidad.

Ha sido madre comunitaria y se tituló como técnica auxiliar en enfermería, labor que le permitió ser coordinadora del programa de salud local. En el 2015 fue nombrada vicegobernadora del resguardo y para el 2016 viajó hasta La Habana para ver de frente a los altos mandos de la exguerrilla y realizar un acto de perdón y reconciliación.

“Nosotros viajamos a Cuba con la intención de conocer lo acordado en el proceso de paz como víctimas –explica la candidata–. Me gustó mucho el punto dos de los acuerdos donde se le pretende dar participación política a las víctimas, desde ahí empezó mi proceso. También hablé con ellos de la muerte de mis hermanos, se habló de perdón, reconciliación y confianza”.

Caldono y Toribío fueron los municipios más azotados por la violencia en el Cauca, por eso Luz Edith sueña con la implementación de los acuerdos, pues estos beneficiarán a las comunidades que sufrieron la violencia.

Sin embargo, realizar su campaña no ha sido fácil. Al representar al partido de la rosa, Luz Edith ha tenido que sufrir el rechazo de algunos dirigentes del movimiento indígena, quienes le han prohibido la entrada a algunos resguardos.

Hablé con ellos de la muerte de mis hermanos, se habló de perdón, reconciliación y confianza

Ella asegura que la comunidad, en general, la ha recibido muy bien porque la conocen de su proceso al interior de los resguardos, pero en algunos puntos de la zona rural en Caldono le han removido la propaganda de su campaña.

“He sido discriminada, estigmatizada y se han violado mis derechos porque me cierran las puertas –denuncia la candidata–. Un gobernador me levantó toda la propaganda, y eso da mucha tristeza, quiero trabajar por las mujeres y las comunidades, pero pese a todo me siento feliz con esta campaña”.

En su campaña la acompañan 300 compañeros reinsertados, quienes también la ayudan con el trabajo social por su comunidad.

Luz Edith habla suave, pausado, pero su voz es firme al asegurar que el próximo 27 de octubre puede dar una sorpresa en las elecciones.

Mientras tanto, a más de 600 kilómetros de distancia, en Toledo (Antioquia), Juan David Sepúlveda Jaramillo aún lamenta el asesinato de Orley García, su amigo, quien fue asesinado el pasado 7 de septiembre, al parecer, por 13 disparos de escopeta.

“La campaña ha sido muy difícil –expresa Sepúlveda Jaramillo–; éramos muy amigos y él tenía muchas opciones de ganar. Lo sé porque recorrí muchas veredas a su lado. Eso cambió el panorama político aquí en Toledo”.

Aunque es ingeniero, Juan David ha destacado en su comunidad por su labor social. Cuando le pidieron que se lanzara a la Alcaldía, este hombre de 33 años no contaba con un aval político, fue así como obtuvo el apoyo del partido Farc.

“A mí me llamaron de la Asociación de Campesinos y me dijeron que ellos (Farc) me podían dar el aval –recuerda Juan David–; yo nunca he sido guerrillero, pero me ofrecieron el aval y lo acepté, pues esto se trata es de trabajar por el municipio”.


El ingeniero asegura que tras el asesinato de Orley García la campaña ha sido difícil, pues le asignaron un esquema de seguridad a él, pero a los miembros de su equipo de trabajo no y realizar la labor de campaña en las veredas es complejo, pues se rumora que el asesinato del candidato que contaba con el aval del partido de la U, Cambio Radical y el Centro Democrático fue por asuntos políticos.

Juan David Sepúlveda Jaramillo, candidato a la Alcaldía de Toledo

Juan David Sepúlveda Jaramillo señala que su equipo de trabajo ha sido intimidado durante la campaña.

Foto:

Cortesía

Aunque es difícil enfrentar las versiones de los otros candidatos que han difundido el rumor de que si la comunidad vota por Juan David el Gobierno no invertirá en la zona, el joven candidato asegura que su programa de gobierno está enfocado en lo social, y que espera que los otros candidatos se concentren en trabajar por los toledeños.

“Toledo necesita desarrollo económico y social –sostiene Juan David–. El campo se ha visto muy abandonado, construyen edificios, cemento, pero lo social lo dejan abandonado, además de la educación, hay que rescatar el municipio”.

Sin armas, con ideas

Así como Farc les ha dado su aval a candidatos sin partido y a víctimas, también en sus filas se han destacado diferentes personajes que hoy dejaron las armas a un lado para ser sinónimo de esperanza y cambio en esta contienda política.

Es el caso de Arnulfo Ninco Cortés, un excombatiente oriundo del Huila que encontró en Venecia, Cundinamarca, un lugar para estrenarse como candidato a la Alcaldía en estas primeras elecciones regionales que asumen las Farc como partido político.

Arnulfo, conocido como ‘César’, patrulló durante 32 años el páramo de Sumapaz, lo cual lo llevó a conocer de cerca los problemas de este pequeño municipio ubicado a 130 kilómetros de Bogotá.

“Nuestro objetivo fundamental siempre ha sido la paz y vincularnos en la participación política –reconoce Arnulfo–; no era mucho el interés de entrar en la contienda política en este periodo, pero la comunidad me pidió que me lanzara y aquí estoy”.

Yo me sueño con una olla comunitaria el día de las votaciones, algo para todos. Que la gente vaya y vote por el que quiera, pero que se coma algo y dejemos a un lado las rencillas

Con 64 años, Arnulfo señala que Venecia es un municipio de vocación agrícola, por lo cual cree que de ser elegido alcalde su propósito será mejorar las vías secundarias y terciarias con el fin de que las toneladas de alimento que se despachan a Bogotá puedan llegar más rápido y mejorar los ingresos para las familias campesinas.

No obstante, reconoce que sus posibilidades de ser alcalde no son muy promisorias, por lo que les hace un llamado a los demás candidatos de la contienda en Venecia.

“El panorama indica que algunos contendores están preocupados –asevera Arnulfo–; yo he hablado con ellos y les he dicho que no nos preocupemos, que tenemos que preocuparnos por el municipio. Que se trata de unirnos con el que gane. Yo me sueño con una olla comunitaria el día de las votaciones, algo para todos. Que la gente vaya y vote por el que quiera, pero que se coma algo y dejemos a un lado las rencillas”.

Arnulfo Ninco Cortés

Arnulfo es un excombatiente oriundo del Huila que encontró en Venecia, Cundinamarca, un lugar para estrenarse como candidato a la Alcaldía.

Foto:

Cortesía

El sueño de Arnulfo también es la bandera de Hugo Perdomo Ruiz, un hombre de sonrisa amplia y piel tostada por el sol que aspira a ser el primer mandatario de Planadas, Tolima, municipio en el que está ubicada la vereda Marquetalia, donde nacieron las Farc hace más de 50 años.

Perdomo Ruiz señala que con participar en política se da por bien servido, pues esto no se trata de peleas con los otros candidatos, sino de una sola fuerza que se una por la comunidad.

“Mis padres fueron legendarios fundadores de las Farc –rememora Hugo–; trabajaban la tierra en esta zona y fueron desplazados por el Estado. Fui desplazado al igual que mis padres y en el año 1979 ingresé a las Farc, con mucha conciencia y responsabilidad, visión y moral”.

Con 62 años, Hugo señala que aunque esta es una zona histórica para su partido, la labor de hacer campaña no ha sido fácil, pues ha recibido amenazas de muerte y no se le ha asignado un esquema de seguridad.

No obstante, Hugo considera que lo importante es la aceptación que ha recibido en las veredas que conforman al municipio.

Hugo Perdomo Ruiz

Hugo quiere ser el alcalde de Planadas, Tolima, municipio en el que está ubicada la vereda Marquetalia, donde nacieron las Farc hace más de 50 años.

Foto:

Cortesía

“Nos damos por bien servidos independiente del resultado –dice Hugo–. Hemos abierto un buen camino para seguir aspirando. Lo importante es la aplicación del acuerdo, si no lo logramos, igual seguimos porque ahora el debate es con ideas”.

Hugo tiene en su cabeza a Planadas, habla con seguridad de las necesidades de un municipio que “va para corregimiento que se las pela” y cree que esta zona sufre en materia de vías, comunicación y vivienda. “Quiero mucho a mi gente, me duele mucho –asegura–, y por eso, si bien es cierto de lo que es Planadas hoy, queremos que sea un municipio de reconciliación y de paz”.

Los otros aspirantes de la Farc

Guillermo David Escorcia Camargo – Usiacurí (Atlántico)

Rosmery Torres Sáenz – Cartagena (Bolívar)

Reinaldo Escobar – Patía (Cauca)

Lelys Ovilio Estrada Vidal – Pueblo Bello (Cesar)

Ronald Andrés Patiño Fontalvo – Fundación (Magdalena)

Pedro Alejandro Ramos Reyes – Plato (Magdalena)

Hernando Ardila González – Floridablanca (Santander)

Julio César Medina Torres – Málaga (Santander)

Edwin Alexander Henao Conde – Coyaima (Tolima)

Luz Mery López Pascagaza – Icononzo (Tolima)

Andrés José Mercado Hernández – Buenaventura (Valle del Cauca)

Armel Caracas Viveros – Cumaribo (Vichada)

MIGUEL ÁNGEL ESPINOSA BORRERO
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @Leugim40

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.