Los planes del candidato Aníbal Gaviria si vuelve a gobernar Antioquia

Los planes del candidato Aníbal Gaviria si vuelve a gobernar Antioquia

Una de sus apuestas es cerrar cada vez más las brechas entre zonas rurales y urbanas.

Aníbal Gaviria

Gaviria es administrador de negocios de Eafit y ha realizado diversos estudios en en la Escuela de Extensión de Harvard, en el John F. Kennedy School of Government y en la Universidad de Berkeley.

Foto:

Jaiver Nieto. EL TIEMPO

Por: Heidi Tamayo Ortiz
23 de octubre 2019 , 01:16 p.m.

Crear una nueva agenda para el departamento, con visión de desarrollo al 2030 que tenga prospectiva al 2040 es la propuesta principal de Aníbal Gaviria Correa, candidato a la Gobernación de Antioquia.

Con ello, quiere poner a conversar a todos los sectores y ciudadanos alrededor de un propósito común: cerrar cada vez más las brechas entre zonas urbanas y rurales, con programas sociales, educativos, económicos, ambientales, culturales, deportivos y de seguridad. Por medio de la unión, sin divisiones ni polarización.

Gaviria, quien fue gobernador de Antioquia entre 2004 y 2007 y alcalde de Medellín entre 2012 y 2015, habló con EL TIEMPO sobre sus propuestas.

¿Por qué decidió repetir Gobernación y no optó por la Alcaldía?

Fue una decisión muy difícil porque los dos honores más grandes que he tenido han sido ser gobernador de Antioquia y alcalde de Medellín por elección popular. Pero desde la gobernación aspiro también a trabajar por Medellín, de forma armoniosa y en colaboración con el alcalde de Medellín y los alcaldes del valle de Aburrá y con la propia Área Metropolitana.

Lo segundo es que uno de los temas que más me apasionan es cómo equilibrar el desarrollo urbano y el rural y Antioquia tiene, no solo el área metropolitana, sino también otros centros urbanos que se van a desarrollar, como Urabá, Occidente, Oriente, Bajo Cauca, Magdalena Medio, Suroeste, y qué bueno hacerlo de una manera ordenada y sostenible.

¿Qué propone para equilibrar esas brechas?

Lo dividiría en varios frentes. Primero en las condiciones de vida y de competitividad del campo: trabajar en conectividad física, las autopistas 4G conectadas con vías secundarias y estas con terciarias y ahí vamos a mantener el programa de placa huella de la actual administración, que es exitoso. Pero también la conectividad virtual, vamos a impulsar la Universidad Digital, que solo podrá funcionar con conectividad adecuada y real.

El otro aspecto es la vivienda de interés social, mejoramiento y construcción de vivienda nueva, tanto rural como urbana. Vamos a avanzar en servicios públicos, con planes maestros de acueducto y alcantarillado en cabeceras urbanas y acueductos veredales.

También tenemos que hacer que los jóvenes se queden en el campo estudiando carreras medias, técnicas, tecnológicas que sean pertinentes con las vocaciones del campo. Y para eso está la virtualidad, pero también la regionalización de la Universidad de Antioquia, el Politécnico y el Tecnológico de Antioquia y las becas para los estudiantes, cuando sea necesario, con manutención.

Y vamos a trabajar para los jóvenes en cultura y deporte, para que sean proyectos de vida por los talentos y también fórmulas para el uso adecuado del tiempo libre y evitar que caigan en la droga y la violencia.

¿Cómo fortalecer el desarrollo económico del campo?

Vamos a fortalecer los cultivos tradicionales con programas especiales para cada área, como el café, la caña, pero vamos a fortalecer también la diversificación, por ejemplo, el aguacate. No nos vamos a quedar solo en el tema agroindustrial, sino que también vamos a impulsar nuevas fuentes de empleo.

La primera es el turismo, crearemos la secretaría de turismo porque hay condiciones para que sea una fortaleza económica que genere empleo y riqueza en el departamento.

Y el frente de los servicios, hemos conversado con empresarios nacionales e internacionales interesados en el desarrollo de software en municipios de Antioquia. Y el otro tema es de los call center, en estos ya tenemos interés de empresarios que ya tienen inversiones en Medellín y en otras partes de Colombia y que ven una oportunidad en otras regiones del departamento en la medida que se presente la conectividad adecuada.

Y el frente final es la sostenibilidad y su conexión con nuevas fuentes de empleo: protección de bosques y cuencas, eso se tiene que convertir en un renglón que genere oportunidades de empleo, ligado con el turismo ecológico, de aventura y deportes extremos.

Crearemos la secretaría de turismo porque hay condiciones para que sea una fortaleza económica que genere empleo y riqueza en el departamento

Usted propone las ciudadelas empresariales, ¿en qué consisten?

Esto tiene que ser muy en llave con los alcaldes y alcaldesas que resulten elegidos y en el marco de la asociatividad que resulte en Antioquia. Tenemos que fortalecer algunos centros urbanos regionales, que van a ser los receptores de algunas de las políticas públicas más específicas de ciudadelas, en subregionalización de la universidad, el mejoramiento y la restructuración de la red de salud pública. 

Y, en esa conversación con los alcaldes, tenemos que lograr los acuerdos para ver en dónde van a ubicarse esas infraestructuras y esos proyectos y eso también tendrá que ver con incentivos que acordemos con los alcaldes.

Hay una ventaja que vamos a aprovechar: las zonas donde hay ventajas tributarias que hay que potencializar, pero no tendremos temor en sumar a esas ventajas tributarias otras que fueran necesarias porque estamos en toda la disposición de atraer inversionistas convencidos de que el primer propósito para las subregiones es la generación de empleo digno, productivo y moderno.

Por ejemplo en el valle de Aburrá, usted habla del Plan Estratégico Metropolitano, ¿cree que están dadas las condiciones para lograr acuerdos con los alcaldes de los 10 municipios?

Yo he sido un hombre institucionalista y he tenido muy buenas relaciones con los compañeros de niveles de gobierno. Yo no me detengo en las diferencias políticas o personales, por eso, estoy seguro de que podré trabajar en ese gran propósito de construir una nueva agenda para Antioquia con todos los alcaldes, incluidos los del área metropolitana y el de Medellín.

En esa agenda de sostenibilidad del valle de Aburrá hay temas que son inaplazables, como la movilidad sostenible: los problemas de movilidad de Medellín y el valle de Aburrá son cada vez más graves, llevamos cuatro años en los que se ha avanzado prácticamente nada.

Lo único que se ha hecho es cambiar el pico y placa, pero hay que iniciar procesos revolucionarios de transporte público: más líneas de metro, más metrocables, más líneas de metroplús, más tranvías, más ciclorrutas y bicicletas públicas. Y para eso tendremos que hacer una gestión de región con el gobierno nacional.

Y también impulsaré, con el respeto, la armonía y el trabajo conjunto con los alcaldes del área metropolitana, los proyectos de Parques del Río y el Jardín Circunvalar de Medellín porque los considero estructurantes del futuro desarrollo.

Estoy seguro de que cuando se vea el servicio del sector B de la etapa 1 de Parques del Río vamos a pasar del 82 por ciento de ciudadanos que quieren que continúe este proyecto porque este es muy complejo y la gente lo ha querido enmarcar como exclusivamente ambiental, pero también es un proyecto de movilidad, espacio público y desarrollo urbano.

¿Y sobre la reactivación del ferrocarril?

Estoy completamente de acuerdo. Forma parte de una agenda de movilidad y competitividad: la recuperación de viejos trazados, los más pertinentes del ferrocarril, con los ajustes que sea necesario hacerle.

Pero, además, el diseño de sistemas férreos de transporte metropolitano en Oriente y el Urabá antioqueños y de conexión Urabá - Medellín y área metropolitana con el ferrocarril. O sea, vamos a trabajarle al ferrocarril intensamente en ejecución de proyectos maduros y diseño de proyectos futuros.

¿Cuál será su postura en la minería en lugares como el Suroeste donde hay parte de población que se opone?

He insistido en que no se puede satanizar ningún sector de la economía porque todos generan impactos ambientales: la ganadería, la agricultura, la construcción de hidroeléctricas. Lo que tenemos que hacer es una minería sostenible.

Vamos a hablar de ecominería, responsable con el medioambiente y con el desarrollo social de los entornos en los cuales se hace la explotación. Eso implica luchar fuertemente contra la minería ilegal y la degradación que produce y lograr acuerdos con la minería informal que produce impactos que no son adecuados. No es minería sí o no, sino cómo se hace la minería.

Vamos a hablar de ecominería, responsable con el medioambiente y con el desarrollo social de los entornos en los cuales se hace la explotación

Específicamente en el Suroeste, quiero ser claro en dos factores: hay que respetar las culturas de cada región, hay algunas que no tienen cultura minera, como el Suroeste.

El segundo aspecto es que hasta el momento las informaciones que tengo de Quebradona, no me convencen en los impactos ambientales, me parece que son mayores a lo justificable, y tampoco en los impactos sociales: las regalías, la generación de empleo son mucho menores a los que deberían derivarse de un yacimiento de esas características.

Cambiando de tema, ¿cuál es el componente nuevo que propone en el programa Maná?

Son dos aspectos fundamentales: Maná lo teníamos muy concentrado en los niños de 0 a 5 años y en las madres gestantes, para atacar la desnutrición desde el vientre materno. Vamos a conectar mucho más maná con los programas de alimentación escolar, ampliamos el espectro a más de 5 años.

Llevaremos Maná también a los adultos mayores, porque es otra población que está sufriendo de desnutrición y hambre, no deja de ser una gran injusticia que abandonemos esta población. Vamos a continuar con programas para atender a los adultos mayores en programas con los ojos y la dentadura que es una de las mayores vulnerabilidades.

Aníbal Gaviria

Desde la recolección de firmas para candidatura y durante la campaña, Gaviria recorrió los 125 municipios de Antioquia.

Foto:

Cortesía Campaña Aníbal Gaviria

¿Y qué propone para mejorar la seguridad?

El tema número uno en mi gobierno ha sido la protección de la vida. Llamamos a los gobiernos a que tengamos como prioridad el respeto por la vida y a la sociedad en general. Por eso, en Medellín logramos la disminución de homicidios más grande en la historia de la ciudad. Los políticos muchas veces dicen cosas con mucha irresponsabilidad, citan cifras, yo soy muy cuidadoso, cuando digo que la disminución de homicidios en los cuatro años de mi alcaldía fue la más alta de Medellín es porque eso está medido y lo puedo comprobar.

Pero además, cuando salimos de la alcaldía la tasa de homicidios era la más baja en 50 años. Entonces, tenemos resultados en la protección de la vida. Eso lo hicimos con una política integral de seguridad porque la política de seguridad no puede ser solamente el ataque a las bandas criminales o la captura de cabecillas. Esto debe incluir la captura de los cabecillas, pero también atacar las finanzas de las bandas criminales para debilitarlas, porque el crimen es un negocio.

Pero también tenemos que atacar las cabezas para desestructurar esas bandas, todo eso lo vamos a hacer con liderazgo, pero sobre todo coordinación, no se trata de estarnos chutando la pelota, la labor de un gobernador es coordinar y hacer que los diferentes actores del tema de seguridad tengamos todos el mismo propósito, que es atacar y doblegar la delincuencia.

La conclusión es contundente: tenemos que sacar a los jóvenes de la violencia dándoles oportunidades de educación, empleo, emprendimiento, cultura y deporte

El segundo frente es la tecnología, pero la tecnología inteligente. A mí me parece que un helicóptero en Medellín no hace ninguna diferencia. La tecnología debe permitir multiplicar un número de policías deficiente que tenemos, lo haremos mejorando la movilidad de esos policías, mejorando la comunicación entre ellos para que sean más efectivos, mejorando su capacidad de ver el crimen, pero también mejorando las capacidades de la justicia para que los crímenes no queden impunes.

El otro frente, en esa integralidad, es las oportunidades para nuestros jóvenes: el 75 por ciento de los que matan son jóvenes, el 75 por ciento de los que mueren son jóvenes. La conclusión es contundente: tenemos que sacar a los jóvenes de la violencia dándoles oportunidades de educación, empleo, emprendimiento, cultura y deporte. 

¿Cuál va a ser su actuar frente a Hidroituango? ¿Teme los señalamientos?

Me precio de haber sido una persona supremamente responsable en todas mis actuaciones como gobernante y como exgobernante en torno a Hidroituango. Una problemática de las dimensiones de Hidroituango requiere tacto, prudencia, me parece muy grave que algunos están sirviendo de idiotas útiles a otros intereses distintos a los de Medellín, Antioquia, EPM y Colombia.

Por eso, he mantenido una posición de respaldo a Hidroituango y como gobernador la mantendré, para que armemos una llave para sacarlo adelante.

Las investigaciones, ¡claro!, que las hagan los organismos de control, es que eso no hay que propiciarlo ni negarlo ni obstaculizarlo, y que vayan hasta el fondo, porque en lo que a mí concierne yo estoy tranquilo de las decisiones que, con el acompañamiento de cientos de profesionales de EPM y de empresas externas, se tomaron siempre en Hidroituango.

Y que además acaban de tener un espaldarazo: el anuncio de compañías de seguros que darán cobertura a los seguros, primero porque fueron bien contratados y segundo porque no hubo dolo ni error, sino una fuerza mayor.

¿Hay garantías de que la FLA no se va a privatizar?

Garantía total. La primera garantía es mi palabra, que siempre la he cumplido. La segunda garantía está en mi programa de gobierno, donde aparece el compromiso de una FLA 100 por ciento pública.

Y no solo eso, sino el reto de hacer que la Fábrica de Licores recupere parte del espacio que ha perdido en Antioquia y Colombia y que se proyecte internacionalmente.

Vamos a hacer que el Ron Medellín sea la punta de lanza del proceso de internacionalización de la FLA y vamos a crear un nuevo producto que se llama Aguas Naturales de Antioquia, para, con los recursos obtenidos, proteger las cuencas de nuestras quebradas y ríos en un doble beneficio para la fábrica en términos de rentabilidad económica, social y ambiental.

¿Cómo le fue en los recorridos que hizo por los 125 municipios?

Nosotros empezamos la campaña con la recolección de las firmas para nuestros movimiento independiente Es el Momento de Antioquia, que recogió 516.000 firmas, récord para una inscripción a la candidatura de la Gobernación en Antioquia.

Y, simultánea y posteriormente, recibimos el aval de varios partidos y movimientos políticos. Esa campaña recorrió con la caravana ‘La alegría de servir’, los 125 municipios de Antioquia.

Como visitamos los 125 municipios en campaña, así lo haremos en gobierno, porque vamos a gobernar todos los municipios de Antioquia. El recibimiento de la gente, también en los barrios de Medellín fue espectacular, la gente con mucha gratitud, mucho compromiso. No tengo sino gratitud con todo el pueblo antioqueño por la forma como nos han recibido y nos han apoyado en esta campaña.

HEIDI TAMAYO ORTIZ
Redactora de EL TIEMPO
Medellín

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.