¿Por qué cree que una candidatura de centro podría pegar en Bogotá?

¿Por qué cree que una candidatura de centro podría pegar en Bogotá?

‘Mi candidatura es de centro y eso no es igual ni parecido a ser tibio’, dice Carlos Fernando Galán.

Carlos Fernando Galán

Carlos Fernando Galán, aspirante a gobernar Bogotá, en una imagen durante su campaña.

Foto:

Carlos Ortega / EL TIEMPO

Por: María Isabel Rueda
22 de julio 2019 , 06:23 a.m.

Hoy tirará sus dados al tablero de la alcaldía de Bogotá con su inscripción. En las últimas encuestas, usted viene ocupando un segundo lugar, pero muy por debajo de la favorita, Claudia López. ¿Cómo espera remontar esa ventaja? Y está el problemita de que el voto en blanco sale altísimo…

Sin ni siquiera haberme inscrito, aparezco de segundo en el favoritismo de los colombianos. El voto en blanco reúne a la gente que no se ha decidido, que todavía no conoce los candidatos, que no se atreve a sumarse a ninguna candidatura todavía. De manera que mi respuesta al voto en blanco será: más campaña, para que me conozcan mejor.

¿Cómo arranca esta campaña de Carlos Fernando Galán?

Mi candidatura la conseguí con firmas, es independiente, rompiendo realmente la polarización en Bogotá, recogiendo las cosas buenas que está haciendo Peñalosa para que lleguen a buen puerto. Pero también reconociendo esfuerzos que hubo en el pasado de sectores de izquierda. Creo que eso es lo que necesita la ciudad hoy, y eso me vuelve una opción viable. Ese es el eje, y el tono de mi propuesta y de mi visión para Bogotá.

¿Cómo es un candidato de centro? ¿Es necesariamente tibio?

Corre el riesgo de ser tibio, a menos de que asuma posiciones claras y concretas. Yo las he asumido y las voy a seguir asumiendo. Lo del centro tiene que ver con que yo tengo la capacidad de sacar adelante políticas efectivas en temas que son considerados tradicionalmente de derecha, como la seguridad. Haré de la seguridad una prioridad para Bogotá.

Pero también tengo la capacidad de reconocer esfuerzos que ha hecho la izquierda en temas sociales. Yo creo que eso lo lleva a uno al centro, porque uno asume posiciones de un lado en unas políticas, y de otro lado en otras políticas. Soy un centrista que sí asume posiciones.

¿Cómo, por ejemplo, frente al metro?

El que está listo para contratar, lo apoyo y lo voy a hacer como alcalde.

TransMilenio por la séptima ¿lo va a resucitar?

Lo voy a hacer porque se necesita como solución para el oriente de Bogotá, y lo voy a hacer con buses eléctricos y con un diseño que no afecte el entorno urbano.

¿Más TransMilenio por dónde?

Voy a hacer la troncal de la 68 de TransMilenio, voy a hacer la de la Cali, voy a hacer la de la Boyacá, que no está contemplada en este gobierno y se necesita; yo voy a hacer la ALO. Por ejemplo, ahí hay una discusión sobre el tema ambiental; la CAR dio luz verde si se hace un diseño adecuado, entonces yo voy a construir esa vía que es fundamental para hacer un anillo completo en Bogotá que no tenemos. Del próximo alcalde depende que muchas de esas obras se hagan, y se hagan bien.

Acabamos de salir de un paro de taxistas, muy beligerante, porque las plataformas que prestan el servicio de taxis comunitarios, digamos, no se ha reglamentado. ¿Qué piensa usted hacer al respecto?

Ahí hay dos niveles de la discusión. Uno es una reglamentación nacional para esas plataformas, y eso no depende de la Alcaldía. Como alcalde le voy a pedir al Gobierno que asuma una posición clara y que reglamentemos eso, porque me parece absurdo luchar contra la tecnología, tratar de frenarla.

Como alcalde le voy a pedir al Gobierno que asuma una posición clara y que reglamentemos eso, porque me parece absurdo luchar contra la tecnología, tratar de frenarla


A nivel Distrito se puede trabajar, primero, rechazando las vías de hecho y los actos de violencia; por ningún motivo voy a aceptar como alcalde eso; pero sí quiero trabajar con el sector de los taxis para lograr mejorar el servicio en Bogotá; que en cierta forma haya una profesionalización de ese servicio.

¿Cómo convencer, doctor Galán, a los taxistas de que las plataformas llegaron para quedarse y que las pueden usar en su provecho?

Algunos insisten en pelear, pero hay sectores del gremio de taxistas que prefieren ver cómo juegan un rol nuevo, para competir, y en eso hay que ayudar. Hay que trabajar con ellos, con los que están dispuestos y que en cierta forma vieron en Uber una oportunidad. Si uno mira los indicadores que hay en cámaras de comercio, de satisfacción con el servicio de taxis en Colombia, hay ciudades como Cali, como Medellín, donde es muy alta; en Bogotá es muy baja.

Uber genera una presión para que ellos también reaccionen a mejorar en general la calidad del servicio. Por ejemplo, en Bogotá, por lo que tenemos de retos de turismo, es fundamental que tengamos taxistas que puedan recibir a la gente y hablar en inglés y mostrar la ciudad.

Sí, que hablen inglés, que desde luego sería muy útil, pero antes de eso necesitamos taxis limpios, que cumplan, que no le roben y no agredan al pasajero, ni lo dejen tirado en cualquier parte….

De acuerdo. Lo primero, que no digan ‘yo allá no voy’ ni nada de esas cosas de las cuales todos los bogotanos se quejan permanentemente, como es de la seguridad, pero yo creo que la inmensa mayoría del gremio de los taxistas está dispuesta a evolucionar.

Uno de los reclamos que, por ejemplo, yo como bogotana les tengo a todas las últimas alcaldías es que no lograron desembotellar las salidas de Bogotá. ¿Qué piensa hacer usted?

Sí, ampliar la infraestructura de entrada y salida; ya la séptima y la autopista tienen recursos para ampliarse de la 200 hasta el peaje. Yo voy a hacer eso como alcalde.

Eso es obra de Peñalosa, él consiguió los recursos

Cierto. Él consiguió los recursos con la Nación, con el gobierno anterior, con el vicepresidente Vargas Lleras. Yo voy a lograr lo mismo para el occidente y para el sur. Pero cualquier infraestructura no resuelve el problema de movilidad si no hay gestión adecuada del tráfico. Si son entradas y salidas de Bogotá, no pueden ser vías en donde el que quiera pare donde quiere, donde hay descarga permanente, donde los buses paran en todas partes, porque por más de que tengamos cinco carriles adecuados de especificaciones de autopista, se van a trancar.

Hay un problema grave de cultura en Bogotá, que por más infraestructura que necesitamos y que vamos a hacer, no va a ser suficiente si no le trabajamos mucho a construir cultura ciudadana

Hay un problema grave de cultura en Bogotá, que por más infraestructura que necesitamos y que vamos a hacer, no va a ser suficiente si no le trabajamos mucho a construir cultura ciudadana.

Analicemos a sus contendores. ¿Cómo se puede derrotar a Claudia López?

Su fuerte es que ha estado muy visible en los últimos dos años. Y eso ha llevado a que en la mente de mucha gente esté su nombre, pero no creo que ese nivel de conocimiento se traduzca automáticamente en votos.

¿Se puede tener claro qué quiere Claudia López, para dónde y hacia dónde llevaría a Bogotá?

No creo. A mí me pidieron hace un tiempo que la tratara de describir en una palabra. Pues yo diría que es impredecible. Cambia mucho de posición permanentemente, de apoyos y no apoyos; le parece magnífico Peñalosa en un momento dado, lo apoya para presidente pero después le parece el peor alcalde que ha habido. La ciudad necesita alguien que sea sensato y del cual se sepa hacia dónde va a llevar a la ciudad.

¿Cuál es la propuesta de Carlos Fernando Galán frente a la impredecibilidad de Claudia López?

Asumir posiciones claras, sensatas, no radicalizar la discusión, sino al contrario, calmarla, pero con posiciones claras, y ser sensato en no plantear cosas inviables o cambiar en un momento dado de posición, porque la ciudad necesita tener un norte claro y no una improvisación derivada de esa impredecibilidad.

¿En cuáles de los jugadores que están en este momento en el tablero usted se apoyaría para una eventual coalición?

Yo le apuesto al centro. El que quiera moverse hacia el centro, a reconocer que la ciudad tiene que superar esa polarización, bienvenido. He tenido coincidencias, por ejemplo, con Lucho Garzón. Él decía, ‘no me gusta el ataque a otros candidatos’, ‘no me gusta la descalificación personal’, ‘no me gusta que polaricen y radicalicen el debate’, y eso me parecía interesante. Pero se fue para una candidatura que lo que está haciendo es aumentar la polarización y radicalización.

¿Usted cree que con un hombre valioso, joven, que sabe y conoce la ciudad como Miguel Uribe, pueda haber algún acuerdo?

Me parecería arrogante decirle que adhiera a mi candidatura cuando él es un candidato que está haciendo su ejercicio. Coincido en cosas con Miguel, también creo que nos distancia el hecho de que no ha podido identificar y plantear en qué se diferenciaría él de Peñalosa. Reconozco los avances que ha tenido el alcalde en muchos temas, pero también creo que su talante y su forma de plantear muchas discusiones han llevado a que haya temas que no se resuelvan en Bogotá.

¿Y con Ángela Garzón?

A ella la conozco menos; la he visto en los debates, he tenido coincidencias en temas de educación, siento que tiene posiciones que en principio no son las que uno pensaría ser del Centro Democrático, la siento más de centro. Si ella quiere moverse al centro, aquí la espero para hablar con ella.

Hay un elemento ahí muy complicado, que es Petro. ¿Estará apoyando o no a Claudia López?

Pues lo agrede a cada rato, lo matriculó con los ‘pepes’, y después se sienta a hablar con él. No entiendo cuál es la relación que hay ahí porque, efectivamente, uno siente que ella quiere tener el apoyo del petrismo en Bogotá, pero los insulta día de por medio, y eso no le ayuda a la ciudad.

¿Usted tiene pensado alguien de izquierda que pueda entrar a su fórmula de centro?

Si yo quiero superar el pleito político realmente, pues estoy abierto a que quienes desde la centro-izquierda, desde la centro-derecha, vean en mi opción de centro una posibilidad para que Bogotá se dedique a los temas de la gente y de la ciudad, estoy dispuesto a hablar con ellos.

¿Qué apoyo pensaría recibir del Gobierno Nacional?

Bueno, con el Gobierno Nacional, pues es más una discusión de política pública. Tengo una buena relación con Duque, fuimos compañeros en el Senado cuatro años, y no me cabe la menor duda de que voy a tener una buena relación alcalde-presidente, por el bien de Bogotá.

¿Qué partidos lo apoyan y cuáles aspiraría a que lo apoyen?

Quiero que esta sea una campaña independiente, por eso me inscribí por firmas; tengo buena relación con gente de diversos partidos, pero voy a mantenerme en un movimiento independiente. Quienes quieran sumarse, no voy a tener problema en hablar con ellos. Nunca sobre acuerdos que vayan más a que les gusto como opción. Pero, ya entrar a una cosa de mecánica política, eso no lo haré con nadie.

Pero, por ejemplo, ¿usted aspira a tener el apoyo de Cambio Radical?

Yo renuncié a Cambio Radical hace un año; varias veces tuve dificultades o diferencias con miembros del partido. Yo revoqué el aval de más de 300 candidatos en el 2011, luego me enfrenté a Kiko Gómez, me enfrente a Oneida Pinto y renuncié a la dirección porque le dieron el aval.

No descarto que haya gente de Cambio Radical que se acerque, pero yo no voy a hacer un acuerdo con Cambio Radical porque no tendría sentido después de que renuncié al partido

No descarto que haya gente de Cambio Radical que se acerque, pero yo no voy a hacer un acuerdo con Cambio Radical porque no tendría sentido después de que renuncié al partido. También hay gente del Partido Verde que me ha buscado, así como del Partido Conservador.

¿Cómo va a contrarrestar esa inmensa habilidad que tiene Claudia López de comunicarse con la gente?

Bueno, creo que la ciudad está esperando que empiece la campaña en serio. La gente no siente que haya todavía campaña ni ha puesto el foco de atención en los candidatos. Estoy en todas las encuestas de segundo candidato después de Claudia. Tengo la convicción de que consolidando este segundo lugar al inicio de la campaña, cuando la gente ya se enfoque en que vamos a elegir alcalde, en qué alcalde queremos, en cómo queremos que se maneje la alcaldía en los próximos cuatro años, lograré un crecimiento muy importante.

¿Va a haber un ‘toconclau’?

No voy a conformar un bloque contra Claudia, pero soy el único, aparte de ella, con posibilidades de ganar la alcaldía.

¿Entonces, Claudia López no es inevitable?

No. Claudia López es una candidata fuerte que respeto, pero yo creo que Bogotá no ha tomado la decisión.

MARÍA ISABEL RUEDA
Especial para EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.