Encuestas le ponen picante al duelo por la Alcaldía de Bogotá

Encuestas le ponen picante al duelo por la Alcaldía de Bogotá

Claudia López retrocedió, pero sigue de favorita. Los otros candidatos registran un crecimiento.

Candidatos a la Alcaldía de Bogotá

Los candidatos Claudia López de la Alianza Verde, Carlos Fernando Galán de Bogotá para la gente, Miguel Uribe de Avancemos, y Hollman Morris de Mais.

Foto:

Claudia Rubio - Milton Díaz- Rodrigo Sepúlveda / EL TIEMPO

Por: EL TIEMPO
08 de septiembre 2019 , 03:36 p.m.

Faltan menos de cincuenta días para las elecciones locales y en Bogotá no es muy claro aún quién sucederá a Enrique Peñalosa. Hace unos meses, la sobrada ventaja de Claudia López (Alianza Verde) la puso como la gran favorita. Pero a la luz de los más recientes sondeos, su descenso en las intenciones de voto es notorio. De los cuatro en contienda, es la única que pierde puntos, mientras sus contrincantes suben y le acortan ventaja.

La confirmación de lo anterior llegó por cuenta de Guarumo e Invamer Gallup, las dos encuestadoras que dieron a conocer sus resultados en la última semana: Claudia López cae, Galán crece, pero no como se esperaba; Morris se mantiene y Miguel Uribe es quien más sube. Lo de López puede deberse a que ya tocó el techo de las preferencias o porque ha eludido debates clave, como el de los jóvenes, o por lo que muchos le cuestionan: su temperamento explosivo. Pero también ha pesado el factor Petro, que está entregado a la campaña de Morris y le ha quitado puntos importantes a la aspirante ‘verde’.

En el caso de Galán, si bien ha estado entorno a los 20 puntos, se esperaba que a estas alturas estuviera más cerca de López. No ha sido así, lo cual puede tener origen, inicialmente, en que por más independiente que se quiera ser, el apoyo de fuerzas políticas es necesario. O que el discurso de no pelear se agotó. Si bien la gente cree que esa debe ser la actitud después de una década de polarización política, a menos de dos meses de campaña esa retórica empieza a desvanecerse, la gente ya la entronizó y ahora quiere ideas concretas.

Morris, que representa la izquierda (es la base del petrismo puro), en el último mes subió varios puntos. Y esto, a pesar de los duros cuestionamientos en contra en varios frentes. En la de Invamer sube ocho puntos. Pero su apoyo se debe sobre todo al respaldo del exalcalde y, por ende, también podría encontrar techo.

Mientras tanto, Miguel Uribe, empata a Galán, se aleja de Morris y ahora le acorta distancia a Claudia. Solo en la de Invamer sube 17 puntos. El apoyo de los partidos y los cristianos empieza a notarse, es verdad, pero también gana reconocimiento porque luce más consistente en los debates y porque a Peñalosa las encuestas comienzan a favorecerlo. Su talón de Aquiles es la imagen desfavorable.

Todo esto ha causado agitación en las campañas. Algunos posan triunfalistas con los puntos de más obtenidos, mientras Claudia endurece su discurso contra su rivales. ¿Qué hacer? A primera vista la ecuación se ve simple: Claudia debería terminar aceptando a Petro para recibir el empujón que necesita y ganar –a costa de Hollman– la alcaldía de forma holgada. Y Galán y Miguel, por su parte, sumar fuerzas para que uno de los dos sea una opción real de poder. Así, la campaña se volvería más interesante y estarían en contienda las dos vertientes que hoy dominan la escena política de la ciudad. Simple.

Pero la realidad no es tan romántica ni tan simplista. La unión entre Claudia y Petro, que para algunos no está descartada, tendría un costo político para ella. Si a la exsenadora le acaban de recordar su reversazo con el tema del “torcido de Cristo”, qué decir de lo que le espera si después de tanto rifirrafe y tanto tono desobligante entre ella y Petro, decide aceptar la ayuda del exalcalde. También le recordarán que ese apoyo debe incluir a Hollman y a su gente, por más denuncia de violencia doméstica que tenga. Para usar un término que se hizo popular en el país: ¿se tragará la candidata semejante ‘sapo’? En política nada se descarta y nada debe extrañar, pero conociendo a la aspirante, la respuesta será un rotundo no.

Por los lados del centro y la derecha, las cosas son parecidas. Allí no hay agresiones verbales fuertes ni epítetos desobligantes, más bien coincidencias en temas claves. Pero, en cambio, reinan el ego político y el orgullo juvenil. Ninguno de los dos aspirantes, Galán y Uribe, están dispuestos a ceder, y menos cuando aparecen empatados. ¿Quién estaría dispuesto a dar el primer paso? Aun si Galán estuviera por debajo de Miguel, eso sería prácticamente imposible, el primero lo ha dejado claro. Y en caso contrario, aunque se tiende a pensar que habría mayor generosidad por parte de Miguel, las diferencias en las encuestas tendrían que ser evidentes para deslizar apoyos. En un escenario de estos, todo indica que los seguidores de Miguel estarían más dispuestos a acompañar a Galán, pues no ven en el heredero del extinto Nuevo Liberalismo amenaza contra el actual proyecto de ciudad. Lo que no es claro es el escenario contrario: ¿los seguidores de Galán se pasarían al lado de Miguel Uribe?

El hecho concreto es que sin alianzas no se puede asegurar a estas alturas el triunfo de ninguno de los más opcionados –salvo que encuentren la veta inexplorada que les permita repuntar en los sondeos–. Y la posibilidad de que esas alianzas se den dependerá en gran medida de la madurez política que exhiban los aspirantes, esto es, que sean capaces de anteponer orgullos y consignas a la posibilidad real de convertirse en alcalde o alcaldesa.

Sin duda, a Petro le conviene asegurar la alcaldía de Claudia: no solo pasaría a la historia como el determinador para que Bogotá tenga su primera alcaldesa electa, sino que le haría el quite a la posibilidad de ser contado (vía Hollman) en esta contienda electoral. Además, se exhibiría como el político que recuperó la ciudad para la izquierda y aprovecharía para catapultarse, por tercera ocasión, a la presidencia en el 2022.

Lo que más le conviene a Claudia y su proyecto político es mantener la diferencia de diez puntos o más frente a sus inmediatos seguidores y sin la sombra de Petro. Nada fácil, sobre todo porque ya hay señales de que miembros del Polo (uno de los partidos que la apoya) intentan minar su capacidad. Fuego amigo, que llaman.

En el bando contrario, lo aconsejable es un pacto de caballeros, de lo contrario, corren el riesgo de pasar a la historia como los jóvenes que, por segunda ocasión y tras no acordar un mínimo de condiciones para una alianza, dejan que el barco se hunda y que vuelva la izquierda a gobernar. A quien más afectará ese golpe –además de Peñalosa– es a Galán, que ya estuvo en las mismas cuando ganó Petro y no pocos lo responsabilizaron a él de la derrota. Uribe, si bien lo lamentará, podrá sacar provecho de esta primera experiencia electoral por un cargo importante, quedará ranqueado para una próxima elección y habrá conseguido la notoriedad que tanto necesita.

Es una lástima que para esta ocasión no haya alcanzado a aplicarse la figura de la segunda vuelta en Bogotá, aprobada recientemente por el Congreso. De haber sido así, probablemente estaríamos virando hacia un mandato más representativo, pues con los guarismos de hoy no cabe duda de que vamos otra vez hacia un escenario en el que el alcalde no consigue una mayoría amplia que le permita, como decía Paul Collier en el reciente foro Ágora Bogotá, construir confianza entre los ciudadanos. Y ese es hoy el activo más importante de una ciudad incluyente.

Ficha técnica

Persona natural o jurídica que realizó la encuesta: Guarumo S. A. S.-EcoAnalítica Medición y Conceptos Económicos S. A. S. Persona natural o jurídica que la encomendó: EL TIEMPO y La W. Fuente de financiación: EL TIEMPO y La W. Objetivo general: intención de voto Alcaldía de Bogotá 2019. Universo de estudio: colombianos habilitados actualmente para ejercer el derecho al sufragio en la ciudad de Bogotá y, por consiguiente, participar en las elecciones de gobiernos locales de 2019. Población objetivo del estudio: hombres y mujeres mayores de 18 años que voten y tengan la cédula inscrita en la ciudad de Bogotá, y que estuvieran ubicados cerca de los puestos de votación. Diseño de la muestra: el diseño de la muestra es probabilístico, en cuatro etapas, estratificado en la primera etapa, el método de selección es Muestreo Aleatorio Simple (MAS) en las cuatro etapas. Selección primera etapa de muestreo. Se seleccionan puestos de votación mediante un diseño estratificado y al interior de cada estrato se seleccionan puestos de votación con probabilidad según el número de votantes y hogares por Muestreo Aleatorio Simple (MAS); el marco muestral utilizado para esta etapa se construyó a partir de los resultados de las elecciones locales 2015 y elecciones de congreso 2018 a nivel de puesto de votación, obtenido de la página web de la Registraduría Nacional. Los criterios de estratificación considerados son segmentos por votación de Bogotá, para la que se conformaron cinco segmentos y cantidad de votos registrados por puesto de votación. En esta primera etapa se seleccionaron 36 puestos de votación distribuidos en la ciudad de Bogotá. En la segunda etapa de muestreo se seleccionan manzanas en el área de influencia de cada uno de los puestos de votación. En la tercera etapa de muestro se seleccionan por MAS cinco viviendas en cada una de las manzanas seleccionadas. Y en la cuarta y última etapa se seleccionan personas mayores de 18 años en cada vivienda.

** Ficha técnica. Persona Jurídica que realizó la encuesta: Guarumo S. A. S. y Ecoanalítica Medición y Conceptos Económicos S. A. S. Persona Jurídica que la encomendó: Guarumo S. A. S. y Ecoanalítica Medición y Conceptos Económicos S. A. S. Fuente de Financiación: Guarumo S. A. S. y Ecoanalítica Medición y Conceptos Económicos S. A. S. Objetivo General: preguntas sobre intención de voto, percepción de gestión del Presidente y alcaldes. Universo de estudio: hombres y mujeres colombianos mayores de 18 años, residentes en Colombia, exceptuando a los denominados antiguos territorios nacionales y el archipiélago de San Andrés. Diseño de la muestra: el diseño de la muestra es probabilístico, en cuatro etapas. Etapa 1: censo de población nacional, por municipios. Etapa 2: planimetría de municipios seleccionados. Etapa 3: hogares de manzanas seleccionadas. Etapa 4: personas mayores de 18 años en hogar seleccionado. Tamaño de la Muestra: total personas encuestados 3.766. Técnica de recolección: encuesta presencial cara a cara en el hogar de los encuestados. Número encuestadores: 66 encuestadores, 10 supervisores y 5 coordinadores. Fecha de recolección: del 2 al 6 de agosto de 2019. Personajes por quienes se indagó: remitirse al formulario de recolección. Margen de error: los márgenes de error tienen un 95 % de confianza: el margen para percepción país, 2,5 %, e intención de voto en las 5 ciudades, 5 %. Distribución de la muestra: las encuestas se realizaron en los siguientes municipios: Apartadó, Arauca, Armenia, Barranquilla, Bello, Bogotá D. C., Bucaramanga, Buga, Cali, Cartagena, Duitama, Florencia, Fusagasugá, Ibagué, Manizales, Medellín, Mocoa, Montería, Palmira, Pasto, Pereira, Riohacha, Rionegro, Rivera, Sahagún, Santander de Quilichao, Santa Marta, Sincelejo, Soacha, Soledad, Tunja, Tuluá, Valledupar, Villavicencio, Yopal. Marcos muestrales: municipios Censo de Población Nacional. Preguntas concretas que se formularon: remitirse al formulario de recolección. Estadístico: Gustavo Romero Cruz.

*** Empresa que realizó la encuesta: Invamer S. A. S. Persona natural o jurídica que la encomendó: Noticias Caracol, Blu Radio y revista Semana. Fuente de financiación: Noticias Caracol, Blu Radio y revista Semana. Objetivo general: medir la intención de voto en Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla y Bucaramanga para las próximas elecciones de alcaldes. Objetivos específicos: medir el conocimiento y la favorabilidad de algunos personajes locales, determinar el nivel de intención de voto por los candidatos a la alcaldía de Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla y Bucaramanga, identificar cuáles son los principales problemas de las ciudades evaluadas según sus habitantes, evaluar la imagen y gestión de los alcaldes actuales y el estado de ánimo de las ciudades evaluadas. Universo: hombres y mujeres mayores de 18 años, de todos los niveles socioeconómicos, aptos para votar en las elecciones y que vivan en Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla y Bucaramanga. Marco muestral: cartografía de Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla y Bucaramanga. Este marco muestral cubre el 100 % del grupo objetivo. Tamaño y distribución de la muestra: 3.000 encuestas distribuidas en Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla y Bucaramanga (600 encuestas en cada ciudad). Para ajustar la muestra a la distribución real del universo, se aplicaron factores de ponderación. Este tamaño muestral está de acuerdo al contenido en la propuesta. Sistema de muestreo: la muestra se seleccionó siguiendo las siguientes etapas: 1. Se realizó un muestreo estratificado por los niveles socioeconómicos de las ciudades a evaluar. 2. Se realizó un muestreo por conglomerados para definir las unidades primarias (manzanas) y las unidades secundarias (hogares). 3. Se realizó una selección aleatoria simple de una persona mayor de 18 años en cada hogar, apta para votar. Margen de error: los márgenes de error dentro de unos límites de confianza del 95 % son: para el total de la muestra en cada ciudad (600 encuestas) +/- 4,0 %. Para las preguntas de intención de voto: Bogotá +/- 5,9 %, Medellín +/- 6,6 %, Cali +/- 6,7 %, Barranquilla +/- 5,8 % y Bucaramanga +/- 6,0 %. Técnica de recolección de datos: personal en el hogar del encuestado. Las preguntas de intención de voto se realizaron con tarjetón físico. Fecha de recolección de los datos: del 30 de agosto al 4 de septiembre de 2019. Número de encuestadores: el trabajo de campo se realizó con 115 encuestadores. Temas a los que se refiere: intención de voto para las elecciones de alcaldes, problemas más importantes por resolver y favorabilidad de los candidatos. Tasa de respuesta: la tasa de respuesta a nivel total fue del 59,2 %. En Bogotá 43,6 %, Medellín 62,6 %, Cali 73,8 %, Barranquilla 69,7 % y Bucaramanga 56,9 %. Esta tasa se calculó utilizando la siguiente fórmula: tr= cantidad de encuestas efectivas / cantidad de registros elegibles de la muestra. Método de validación: se revisó el 100 % de las encuestas realizadas y se supervisó el 15 % de las mismas. Personajes o instituciones por las cuales se indagó: referirse a los cuestionarios. Preguntas concretas que se formularon: referirse a los cuestionarios. Profesional en estadística: Luisa Fernanda Ríos Piedrahita.

EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.