Los retos que le esperan al Congreso que se elige este domingo

Los retos que le esperan al Congreso que se elige este domingo

Se elegirán 268 congresistas; composición de fuerzas políticas podría ser la sorpresa de la jornada.

Congreso de la República

El Congreso que se elige tomará posesión el próximo 20 de julio. Ese día será la última instalación de las sesiones del Legislativo que encabezará el presidente Santos.

Foto:

Diego Caucayo / Archivo EL TIEMPO

11 de marzo 2018 , 12:00 a.m.

Limpiar su imagen y terminar de implementar el acuerdo con las Farc son dos de los principales retos que se asoman en el panorama del nuevo Congreso, el cual será elegido por los colombianos este domingo.

Como cada cuatro años, los ciudadanos decidirán quiénes serán sus legisladores en el próximo cuatrienio, al final del cual la historia determinará si los congresistas le cumplieron o no al país.

Es un hecho que la composición de fuerzas políticas en ese nuevo Legislativo será uno de los factores determinantes para su funcionamiento.

Los últimos cuatro años se han caracterizado por la existencia de una mayoría de partidos políticos que se la jugaron con la paz, pero esta realidad política podría cambiar a partir de este domingo.

Sectores que han sido críticos de aspectos del proceso de La Habana, como el uribismo y Cambio Radical, están haciendo una fuerte apuesta por aumentar sus bancadas, lo cual, si les resulta, podría invertir las cargas en el Capitolio.

Si el Centro Democrático y Cambio Radical aumentan sus bancadas en el Senado, podrían formar un frente común con tendencia de derecha, al que podría unirse el Partido Conservador, amigo también de este tipo de postulados.

Si esto llega a darse, el control del Legislativo también podría cambiar y serían otros los partidos que impondrían las reglas de juego.

La Farc, el nuevo actor

Otro factor que entrará a jugar será la presencia de los diez congresistas –cinco senadores y cinco representantes– del partido Farc. Estos nuevos legisladores tendrán aseguradas sus curules por los próximos ocho años y aunque su poder de decisión será mínimo (son solamente diez congresistas entre 280), su participación en los debates es algo que pocos se quieren perder.

Los miembros de Farc llegarán a un Congreso que ha sido altamente cuestionado por un mal que ha aquejado a varios gobiernos y que en este ha sido denominado la ‘mermelada’.

La ‘mermelada’ es la negociación que hacen los congresistas de su voto en los proyectos de ley y de reforma constitucional de los gobiernos, a cambio de mayores inversiones para sus regiones o puestos en entidades públicas.

Este hecho hace que la percepción de la opinión pública sobre los congresistas sea altamente negativa y que, para muchos, los legisladores no pasan de ser unos individuos que se lucran del pueblo, pero jamás trabajan para él.

En ese sentido, el profesor de ciencias políticas de la Universidad de La Sabana Diego Cediel afirmó que el primer reto de los elegidos este domingo será “limpiar la imagen” de quienes ocupan el Capitolio.

“El Congreso tiene un desafío para sí mismo que es limpiar su imagen, ya que tiene una profunda crisis de legitimidad. En las encuestas de favorabilidad sobre instituciones, el Congreso sale muy mal parado. De hecho, es una de las más desprestigiadas, si no es la que más”, afirmó el experto.

El primer reto de los elegidos este domingo será 'limpiar la imagen' de quienes ocupan el Capitolio

La paz, en la agenda

Aunque sea un tema que no despierta demasiadas pasiones entre los ciudadanos de a pie, el otro gran reto para el nuevo Congreso, según expertos, será terminar de implementar el acuerdo de paz.

Durante el 2017, el Legislativo aprobó cinco reformas a la Constitución y seis leyes para desarrollar lo pactado con las Farc, pero lo que falta todavía es voluminoso.

Por ejemplo, en el capítulo de tierras prácticamente está todo por construir. La única norma que se aprobó el año pasado sobre este acuerdo fue la que crea un sistema de innovación para la producción agropecuaria.

Entre el tintero quedan todavía el proyecto que habilita un catastro para determinar cuántos predios rurales hay y otro que fija la hoja de ruta para la adecuación de tierras, entre otros.

Por eso, el director del doctorado en estudios políticos de la Universidad Externado de Colombia, Javier Torres, afirmó que el nuevo Congreso “no solo tiene que tomar las decisiones que quedaron pendientes de la implementación de los acuerdos”, sino “ayudar” al desarrollo de lo pactado.

No obstante, este desafío estará directamente ligado a quién llegue a la presidencia este año, ya que si el nuevo jefe de Estado es crítico del acuerdo de paz, el Gobierno podría caminar en una dirección diferente y no impulsar demasiado la implementación de lo pactado.

En el camino del nuevo Congreso seguramente se presentarán otros temas: reformas política, electoral y de la justicia; normas para combatir la inseguridad en las ciudades, y ajustes en materia económica, entre ellos.

Sin embargo, el buen tránsito de estas normas dependerá, en buena medida, de la decisión que los colombianos tomen hoy y de a quién le den su voto de confianza.

POLÍTICA
redaccionpolitica@eltiempo.com.co
En Twitter: @PoliticaET

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.