¿Por qué dicen que hay que bajar el ‘desastroso’ salario mínimo?

¿Por qué dicen que hay que bajar el ‘desastroso’ salario mínimo?

Encarecimiento de la mano de obra y efecto en mayor desempleo, algunas de las razones.

Salario mínimo

Para los economistas, el aumento del salario mínimo por encima de la productividad ha desencadenado un aumento de costos que las empresas no pueden absorber.

Foto:

Foto: Martín García-Archivo EL TIEMPO

Por: Economía y Negocios
07 de junio 2019 , 09:25 a.m.

Que el salario mínimo de Colombia, en 280 dólares mensuales, sea alto frente a la productividad y genere efectos como la informalidad laboral, fueron las razones principales que argumentó este jueves el premio nobel de Economía del 2010, Sir Christopher Pissarides, en la Convención Bancaria, al afirmar que el país debe darse la pela y tomar medidas impopulares para reducir la asignación mínima mensual de los trabajadores.

Pero, ¿por qué se afirma que hay que bajar este ‘desastroso’ salario mínimo?

Uno de los factores es, como lo señala Pissarides, el impacto de este aumento en los indicadores de desempleo, que acumulan varios años de alza progresiva.

Recientemente, el centro de estudios económicos Anif señaló que en momentos de frágil recuperación económica, esos reajustes del salario mínimo legal han continuado encareciendo de forma significativa la mano de obra, especialmente cuando prevalecen multiplicadores de costos no-salariales del 49 por ciento.

Y, ante este aumento en sus costos, los empresarios deciden recortar la nómina o no cubrir las plazas vacantes, entre otros.

Según Anif, la tasa promedio de desempleo en Colombia ha venido ascendiendo del 8,9 por ciento en 2015 hacia un 9,4 por ciento en 2017 y un 9,7 por ciento en 2018.

Y además, detrás de eso se ha observado que la tasa de desempleo urbano ha venido escalando del 9,8 por ciento en el 2015 hacia un 10,6 por ciento en 2017 y un 10,8 por ciento en 2018.

Y agrega que mientras la presión de la migración venezolana al mercado informal, induce bajas en los salarios de ese mercado, el mercado formal laboral enfrenta el daño derivado de un excesivo ajuste del salario mínimo, lo cual induce a despidos ante las dificultades para absorber dichos costos.

Arranque lento

Anif agrega que, infortunadamente, el arranque del 2019 no ha sido nada bueno en el mercado laboral de Colombia, pues lo que tenemos es un deterioro en la tasa de desempleo cercano a 1,1 puntos porcentuales en lo corrido del año a marzo.

“Tampoco se ven recuperaciones sustantivas en la actividad económica que nos permitan ser optimistas sobre la aceleración del PIB real, pues el primer trimestre de 2019 registró un crecimiento de apenas un 2,8 por ciento frente al 3,4 por ciento que Anif estaba pronosticando para dicho período”, agrega.

Y advierte que de no darse pronto un viraje hacia cifras “duras” que muestren mayor recuperación de la actividad económica, resultará difícil que se cumpla el pronóstico de reversión en la tasa de desempleo hacia el 9,4 por ciento en el 2009.

Comparación internacional

Hace un año, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, indicó que es alta la relación entre el salario mínimo y el salario que ganan en promedio los trabajadores.

En este sentido, las cifras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) y del banco BNP Paribas mostraban que en el país el salario mínimo es el 87 por ciento del salario medio, mientras que en el conjunto de países de la Ocde es de 52 por ciento.

En Turquía es alrededor del 75 por ciento; en Chile y Costa Rica está por debajo del 70 por ciento, y en México está entre 30 y 40 por ciento, un nivel similar al de Estados
Unidos y España.

Y además, según expertos del BNP Paribas, si el salario no refleja la productividad, termina fomentando el trabajo informal.

Hace un año, Luiz Eduardo Peixoto, economista de BNP Paribas para Latinoamérica, cuando el expresidente Álvaro Uribe propuso un alza extraordinaria del salario mínimo (cuando se discutía aplicar el IVA a productos de la canasta familiar), advirtió que esto podría significar un golpe para la tasa de desempleo.

En su momento, predijo que un salario mínimo más alto impulsaría el empleo informal, con un estimado 1,4 por ciento del PIB perdido en ingresos del Gobierno cada año.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS - EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.