¿Es cierto que esta reforma clavará a la clase media?

¿Es cierto que esta reforma clavará a la clase media?

Proyecto de ley de financiamiento es importante, dice el exministro de Hacienda, Roberto Junguito.

Roberto Junguito, exministro de Hacienda

Roberto Junguito fue ministro de Agricultura y de Hacienda de Belisario Betancur, además de ministro de Hacienda de Álvaro Uribe.

Foto:

Claudia Rubio / EL TIEMPO

Por: María Isabel Rueda
06 de noviembre 2018 , 07:37 a.m.

Usted es uno de los exministros de Hacienda más respetados, más ponderados, el sabio de la tribu, y por eso recurro a usted para que me ayude a analizar esta controvertida reforma tributaria. ¿Era necesaria o no?

Es fundamental. Varios estudios ya lo habían dicho de manera muy clara, que sería necesario reforzar la reforma tributaria anterior y aumentar los recaudos para poder cumplir estrictamente con la regla fiscal, que es el instrumento que le da la credibilidad a la política económica y fiscal del país.

¿Por qué ese nombre de ley de financiamiento y no de reforma tributaria, lo que tiene algo de sospechoso para algunos?

Creo que sí es estratégico y valioso para el país, y me imagino que Carrasquilla se lo planteó así al presidente Duque, lo de proveer los recursos a través de una ley de financiamiento. Está muy claro en la exposición de motivos del proyecto de ley, que la ley de financiamiento es un instrumento que contempla la propia Constitución para cuando se va a ejecutar un presupuesto y no hay los recursos suficientes, como en nuestro caso. La ley de financiamiento ya se había usado, lo dice la exposición de motivos, en dos o tres ocasiones. Se usa en muchos países.

¿No se podría cuadrar el faltante con un crédito?

Sí, pero se incumpliría la regla fiscal.

Bueno, vamos al nervio de la reforma. Yo creo que este ‘show’ se lo va a robar el IVA a la canasta familiar. ¿Usted cree, doctor Junguito, en la equidad de esa medida?

Primero miremos la filosofía de la medida. En Colombia solamente la mitad de la canasta familiar está gravada y la otra está excluida y exenta, con tarifa cero. Todos los ministros de Hacienda hemos tratado de hacer esto que está haciendo Carrasquilla, de ampliar los productos sujetos al IVA…

Esto ya se había caído una vez…

Esto lo hicimos precisamente en el año 2003, en el primer gobierno Uribe. Se amplió la base del IVA, con una tasa muy bajita, para hacer esto aceptable en Colombia, con la idea de que otros gobiernos lo fueran ampliando, pero en ese momento no se tomó la precaución de crear un esquema por medio del cual se protegiera a la gente de menos ingresos. Por eso, la Corte Constitucional se atravesó.

Esta reforma sí toma esa precaución…

Es muy clara la exposición de motivos de que se van a proteger los ingresos de la gente más pobre, dándoles por anticipado una mensualidad. Hacen unos cálculos muy exactos en estratos 1, 2, 3, y serían como cuatro millones de familias las que recibirían ese apoyo. Ya hoy en día existen las bases de información de quiénes son las familias más pobres; se han depurado los esquemas de Familias en Acción y del Sisbén para asegurar que no se les estén dando los recursos a quienes no lo merecen.

¿Cómo explica que bajo el gobierno de Álvaro Uribe se hubiera intentando hacer algo semejante, pero hoy él esté en contra?

Pues entonces recordémosle la historia al presidente Uribe, de que él nos apoyó para la generalización del IVA. Inclusive nos dio las reglas de cómo tratarlo de hacer. Las personas cambian… A veces, los partidos cambian...

Se calcula inicialmente que vía ley de financiamiento, el Estado percibiría 19,5 billones, o sea 5,5 billones más de lo que se necesita para cuadrar el presupuesto. ¿Por qué recaudar más, a ese costo tan doloroso?

Uno no debe jugar a tratar de conseguir los recursos al centavo. Hay que tener un colchón para estar seguros de que va a cumplir la regla fiscal.

Hay la preocupación de que sea una ley de un año, y que ante la rebaja en el IVA, el año entrante estemos pensando en otra reforma…

Creo que esta ley de financiamiento tiene dos propósitos: uno, resolver el problema presupuestal del momento, pero esto del aumento de productos con IVA también va a repercutir de manera positiva para los faltantes del futuro. No es una solución de un año. Existe siempre incertidumbre, cuando usted pone un impuesto, de qué tanto se cumple o no; tiende a haber a veces evasión, mientras se pone en marcha el sistema. Entonces me parece adecuado.

La zanahoria del proyecto, fundamentalmente, está en el hecho de que se aumentan los recursos del IVA, pero se protege a las personas de menores ingresos con un esquema de devolución anticipada

Varios de mis colegas economistas, e inclusive yo mismo antes de conocer este proyecto, que me ha parecido entre otras muy bien estructurado, muy bien hecho, muy bien fundamentado y muy importante para el país, tuve la suspicacia y dije, ‘oiga, no bajemos la tasa general del IVA del 19 al 18 %’; inclusive tengamos un colchón mucho más alto…

¿La rebaja en el IVA es la ‘zanahoria’ del proyecto?

La zanahoria del proyecto, fundamentalmente, está en el hecho de que se aumentan los recursos del IVA, pero se protege a las personas de menores ingresos con un esquema de devolución anticipada.

¿Usted cree posible que el primero de enero, los tenderos del país y los supermercados amanezcan con los precios de los productos un 1 % más bajo por cuenta de que se redujo en un punto el IVA?

Si va a comprar un electrodoméstico, por ejemplo, sí se lo van a poner al 18 en vez del 19 %. Esto requiere mucho de administración, de un Estado eficiente.

Critican que la ley de financiación es pobre en cuanto a las propuestas antievasión…

Con Carrasquilla, cuando estuvimos en el gobierno de Uribe, se estableció el esquema Muisca de control de la Dian. La otra gran reforma de la Dian la hizo Juan Ricardo Ortega. Luego yo sí tengo confianza en que no solamente se está tratando de conseguir recursos con el IVA, sino con los controles antievasión. El proyecto de ley tiene como 87 artículos, y la exposición, como 100 páginas.

Usted me puso a leer a mí todo eso en un día. No soy experto tributarista para decir que es o no muy débil, pero lo que sí le digo es que lo bueno que se ha hecho en Colombia en el pasado lo hizo precisamente Carrasquilla con la Dian en la primera administración Uribe. Entonces, si hay alguien que sepa cómo se hace, es él.

Otra gran crítica a la reforma es que clava a la clase media….

Lo que se esperaba que iba a pasar es que hubiera ampliación del IVA en la base de las personas naturales. Eso no lo trae la propuesta. Mejor dicho, yo digo que la clase media se salvó en el sentido de que no se le va a cambiar el impuesto a la renta de la gente de ingresos medios.

Muy interesante ese argumento… pero va a pagar más IVA

Se lo pongo de esta manera: En todos los países del mundo, y está muy claro en la exposición de motivos, la mayor cantidad de los impuestos los paga la renta de la gente. En Colombia, el 80 % del impuesto a la renta lo pagan las empresas y solamente el 20 %, la gente. En Colombia hay una base relativamente muy alta, a partir de la cual la gente empieza a pagar impuesto de renta.

El 80 % del impuesto a la renta lo pagan las empresas y solamente el 20 %, la gente. En Colombia hay una base relativamente muy alta, a partir de la cual la gente empieza a pagar impuesto de renta

Muy pocas personas lo pagan. Lo que venía en las recomendaciones de la Ocde, y todo eso, era que así pagaran un poquito, empezara a pagar impuestos gente que devengue por ahí de millón y medio hacia arriba. Eso está descartado en el proyecto, o sea que por la puerta de atrás, también se está defendiendo en parte a la gente de clase media, si bien es cierto que va a pagar más IVA.

Se calcula que con un mayor crecimiento de la economía se aumentarían los recaudos en un billón de pesos, con todos estos componentes. ¿Eso se puede garantizar?

¿Por qué se necesita una reforma tributaria? Se necesita para conseguir más recursos, sobre todo para gasto social. El gasto social en Colombia tiene una definición supremamente amplia, pero son fundamentalmente los gastos en educación, en salud y en servicios públicos de las personas. Hacia allá es a donde van a ir los mayores recursos. Pero la reforma tiene otro objetivo, además de conseguir la plata para cumplir con este gasto social, y es estimular el crecimiento. En ese sentido, la reforma busca ser estructural.

Pero cuando se suben los impuestos se desestimula el crecimiento de la economía…

Precisamente, la manera como está estructurado este proyecto es que reconoce por el otro lado que las empresas en Colombia son las que pagan el 80 % de impuestos a la renta. Entonces, simultáneamente, lo que se está haciendo aquí no solo es consiguiendo más recursos, sino estimulando la inversión, bajo el compromiso de ir bajando la tasa de tributación de las empresas de aquí al 2022.

Y adicionalmente se dan otros estímulos, como el no pago del IVA a la importación de bienes de capital y de maquinaria, que es lo que más estimula el crecimiento. Entonces uno sí cree que esta es una reforma tributaria amigable al crecimiento, y no, lo que siempre sucede, que más impuestos es menos crecimiento.

Hay otra teoría, porque he empezado a oír a todos los presidentes de los gremios: de los huevos, del arroz, del pollo, de la carne, de todo, que han salido a decir que esto va a desestimular gravemente el consumo…

Pues es cierto en un primer instante. Por el hecho de que haya como un impacto inicial del aumento del IVA, eso puede desestimular el consumo inicialmente, pero no será un desestímulo permanente, sino transitorio mientras se pone en marcha el nuevo esquema.

¿Políticamente era el momento adecuado para presentar esta reforma?

Creo que sí. Los gobiernos pueden hacer los ajustes tributarios de manera muchísimo más fácil al inicio del gobierno, que es cuando existe la luna de miel que se dice, ¿no? Además, al inicio de gobierno hay una visión hacia el futuro de que debe crecer más la economía, de que se necesitan los recursos.

Hay la conciencia en Colombia de que se necesitan más recursos; ya lo había dicho Fedesarrollo, ya lo había dicho la Comisión del Gasto Público; luego, es el momento oportuno o el más factible para conseguir esa solución.

¿Usted ha podido confirmar si se van a gravar las pensiones en esta ley de financiamiento?

Hay un millón de pensionados, y muchos son personas que eran relativamente de altos ingresos. Muchos de los más pobres simplemente no alcanzan a cotizar suficientes meses y a tener una pensión básica, de ahí que de pronto dentro de un año o menos, en seis meses, estemos hablando acá de la reforma pensional.

Pero la crítica que se hace en el informe de la Comisión del Gasto Público es que en cierta manera es inequitativo el hecho de que las personas cuando cotizan para pensión no pagan impuestos, pero cuando reciben la pensión tampoco, y sobre todo las personas de más altos ingresos. Luego, las recomendaciones que ha habido, así esto le dé duro inclusive a Roberto Junguito, es que sí se deberían gravar las pensiones altas.

¿Entonces, en resumen?

Primero, que el proyecto de ley es necesario. Segundo, que está muy bien estructurado, es muy ambicioso, cumple con las necesidades fiscales del país para cumplir con la regla fiscal a futuro, les da tranquilidad a los mercados internaciones, tiene esquemas para estimular el crecimiento de la economía.

Creo en el liderazgo del ministro. Pero, además, el propio Presidente de la república será un gran líder del proyecto porque él entiende el tema

No me preocupa que se estén buscando recursos por encima de los que son necesarios. Aquí viene es el reto de pasar esto por el Congreso. Creo en el liderazgo del ministro. Pero, además, el propio Presidente de la república será un gran líder del proyecto porque él entiende el tema.

Luego, el jefe del debate debe ser él…

Debe ser él, más el ministro. Carrasquilla tal vez es uno de los economistas mejor formados del país, y se evidencia en la estructuración del proyecto y en la exposición de motivos.

MARÍA ISABEL RUEDA
Especial para EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.