Salir del lío de Electricaribe puede frenar mejores tarifas de energía

Salir del lío de Electricaribe puede frenar mejores tarifas de energía

Alta concentración del mercado e integración vertical, los riesgos que impactarías al consumidor.

Subestación de EPM en San Carlos, Antioquia

El Plan Nacional de Desarrollo puede frenar la competitividad de las tarifas de la electricidad en el país.

Foto:

Javier Agudelo - Archivo / EL TIEMPO

Por: Omar G. Ahumada Rojas
09 de junio 2019 , 07:41 p.m.

Mientras que el Gobierno hace los ajustes necesarios para la primera subasta de contratos de energías renovables no convencionales, con lo que se busca una señal de precios bajos para los usuarios, el Plan Nacional de Desarrollo (PND) puede frenar la competitividad de las tarifas de la electricidad en el país.

La advertencia viene de gremios y analistas, quienes alertan por el levantamiento al tope de participación en el mercado de comercialización –pasó del 25 al 35 por ciento–, pero, además, porque el PND eliminó las restricciones a la integración vertical, donde un mismo agente puede tener generación, comercialización y distribución, es decir, que Electricaribe pueda ser adquirida por un grupo ya integrado.

Un reciente estudio de la Asociación Colombiana de Generadores de Energía (Acolgén), contratado con la firma brasileña BSR, muestra que en todos los escenarios previstos para la compra de Electricaribe el índice de concentración económica HHI pasa de 1.800, a partir del cual hay alta concentración del mercado regulado, según Ángel Montoya, presidente de dicho gremio.

Si no hubiera cambios en cuanto a la distribuidora, el índice se ubica en 1.813, pero sube a 2.006 en caso de que un gran agente alcance el 35 por ciento de cuota en el mercado de comercialización, y si son dos los agentes que tienen este porcentaje, el HHI salta a 2.517.

Y si un gran agente tuviera el 30 por ciento de cuota, el índice sería 1.852, pero si dos agentes tienen este porcentaje, la concentración llega a 2009 en el índice HHI.

Fuentes consultadas por EL TIEMPO dicen que antes de las medidas para salir del lío de Electricaribe, esta compañía tenía que aceptar los precios que en los contratos le ofrecieran los generadores integrados verticalmente, que le imponían condiciones menos favorables que a la distribuidora de su mismo grupo.

Pero ahora, con la posibilidad de que un grande como Empresas Públicas de Medellín (EPM) se postule y adquiera alguno de los dos mercados en que dividieron a Electricaribe, se pueden generar mayores restricciones a la entrada de otros agentes al sistema y a las redes.

En otras palabras, se aumenta el riesgo de que los generadores independientes tengan trabas para acceder a la red, al igual que los autogeneradores que quieran vender sus excedentes al sistema, pues serían competencia de los grandes grupos, a cuya distribuidora lo que menos le interesará es que produzcan su propia energía y vendan lo que les sobre, sino que consuman la que les provee por la red de distribución.

Y si bien las normas del sector son claras al determinar que hay un acceso libre a la red, Germán Corredor, director de la Asociación Colombiana de Energías Renovables (SER Colombia), señala que otra cosa es que las empresas, dependiendo de quién sea la que compre los activos de distribución de la región Caribe, comiencen a poner trabas, las cuales deberían ser sancionadas y reguladas por las normas.

Riesgos para la conexión

Fuentes conocedoras del mercado eléctrico advierten que será difícil materializar el llamado esquema de participación activa de la demanda. “La transición energética, vista como la participación de los usuarios, se moriría”, advierte un experto del sector.
Además, según Corredor, algo similar puede ocurrir con la conexión a la red de los nuevos proyectos de generación renovable no convencional, lo cual dependerá de quién compre Electricaribe y cómo gestionará estas tareas, las cuales hoy en día son muy complejas porque no tiene el mejor sistema de información ni la agilidad para resolver las solicitudes.

“Si viene una empresa que sea más eficiente y con más capacidad de gestión, a lo mejor puede mejorar el proceso. Pero si es una que no tiene esa capacidad o tiene interés en obstaculizar la entrada de agentes, se dificulta la entrada”, agregó el directivo.

Si viene una empresa que sea más eficiente, a lo mejor puede mejorar el proceso. Pero si es una que no tiene esa capacidad, se dificulta la entrada

Esta preocupación se suma a la de Andeg y de Acolgén, que plantean que al subir el tope de concentración de mercado al 35 por ciento, se restringe la llegada de nuevos jugadores con ofertas distintas de servicio.

Incluso, si bien el PND bajó el porcentaje de energía que un generador le puede vender a su mismo grupo –el tope hoy es del 40 por ciento para las que tengan más del 25 por ciento de la comercialización frente a un límite del 60 por ciento que había para las que tuvieran más de 5 por ciento–, esta regla tiene su excepción.

En efecto, según las fuentes consultadas, aunque el PND le ordena a la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg) establecer una regulación diferencial que busque controlar los conflictos de interés y los abusos de posición dominante, esta reducción del límite de compras de energía solo aplica para el mercado regulado y no para los contratos bilaterales, producto de convocatorias públicas, que el Ministerio de Minas y Energía y la Creg determinen que están exentos de la restricción.

‘Cambiará el esquema regulatorio’: minminas

Frente a estos riesgos, la ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez, reveló que el Gobierno, a través de la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg), trabaja para mejorar las reglas prestablecidas y rígidas, como lo son los límites de concentración e integración vertical, a normas orientadas a garantizar que las conductas de los agentes (grandes, pequeños, integrados o no) permitan la adopción de nuevas tecnologías que transformen el funcionamiento del mercado y que los beneficios que se derivan de la adopción de tales innovaciones se trasladen a los usuarios.

Y señaló que para la conexión a las redes de distribución cada operador deberá revelar la información sobre el estado de sus redes y publicar la capacidad con la que cuenta para la conexión de autogeneración, generación distribuida o baterías, así como que haya claridad, orden y transparencia sobre el proceso de conexión, información previa sobre plazos, trámites y requisitos, y que sean de obligatorio cumplimiento.
Además, la Superservicios podrá tomar las medidas de control para evitar la discriminación y el bloqueo de las redes.

OMAR G. AHUMADA ROJAS
omaahu@eltiempo.com
En Twitter: @omarahu

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.