‘Se han acumulado muchos elementos a favor del cambio en Venezuela’

‘Se han acumulado muchos elementos a favor del cambio en Venezuela’

Ricardo Hausmann pide que países que respaldan a Guaidó apoyen un plan financiero y humanitario.

‘Se han acumulado muchos elementos a favor del cambio en Venezuela’

Nicolás Maduro visitó ayer la base militar de Aragua, donde supervisó ejercicios militares del Ejército venezolano.

Foto:

Cortesía Palacio Miraflores / EFE

Por: Ricardo Ávila
30 de enero 2019 , 05:24 a.m.

El director del Centro para el Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard y exministro de Planificación de Venezuela, Ricardo Hausmann, es tal vez uno de los pocos que ha hablado del necesario plan de rescate que debe implementarse en su país (de aquí a 2030) para recuperar al menos los niveles de vida que tenían los venezolanos en el año 2012.

Hausmann, a quien en 2016 Nicolás Maduro acusó, en una intervención televisada, de ser el primer operador de una supuesta persecución financiera contra Venezuela, le dijo a EL TIEMPO que la clave para que ese plan tenga éxito es que los países que reconocieron el gobierno del presiente encargado, Juan Guaidó, “apoyen la conformación de un gran plan financiero, económico y humanitario”. Y, por supuesto, que los organismos internacionales den su reconocimiento al nuevo mandatario, “para hacerse a la representación formal del país”.

¿Cómo analiza los eventos de los últimos días?

Creo que son consecuencias y movimientos que se desarrollan en cinco ejes. El primero es el eje de la legitimidad. Maduro perdió legitimidad el 10 de enero porque se acabó su primer periodo, y su segundo mandato está basado en unas elecciones que nadie reconoce. Al mismo tiempo se creó la Asamblea Nacional con el monopolio de la legitimidad de origen, que es el único órgano de poder popular electo directamente por el pueblo, con una mayoría de dos terceras partes y que ha venido actuando de manera coherente, eligiendo una nueva directiva.

El segundo eje es el de la dimensión económica. La situación económica en Venezuela sigue debilitándose catastróficamente y, al mismo tiempo, la oposición venezolana logró ponerse de acuerdo para sacar, en noviembre del año pasado, un documento llamado Plan país, el día después, que es la hoja de ruta de lo que sería un gobierno de transición liderado por Juan Guaidó.

En tercer lugar está el eje del apoyo popular, que está reflejado en el apoyo masivo, extraordinario, único –creo que el más grande en la historia del país–, el 23 de enero reciente.

El cuarto eje es el apoyo internacional. Nunca nos hubiésemos podido imaginar una coordinación internacional tan profunda como la que se ha visto en estos últimos días, que incluye no solamente a Colombia sino a Estados Unidos, Canadá, Ecuador, Perú, Argentina, Brasil, Chile, Paraguay, Inglaterra, Francia, etc.

Finalmente, el quinto eje es el de los militares. Ese es el que aún está en juego. No puedo imaginar un escenario en el cual –dada la situación económica e institucional, la opinión popular y el contexto internacional– los militares sean fuerza suficiente como para que Maduro se quede en el poder.

¿Qué le parece positivo de lo sucedido?

Es positiva la manifestación política del cambio reflejada en cinco dimensiones: el fortalecimiento, el cambio de colocación de fuerzas en el plano institucional, el apoyo popular, el económico, el internacional, y falta que cambie el plano militar. Siento que se han acumulado muchísimos dinamismos y elementos a favor del cambio en Venezuela.

¿Y qué no le gusta?

Creo que los militares aún no dan muestra de apego a la Constitución ni de responsabilidad.

¿Qué pasos deberían dar los gobiernos que apoyan a Guaidó?

En primer lugar, recibir a embajadores que representen a Venezuela; impedir que los activos de Venezuela en esos países sean movilizados por agentes de Maduro y apoyar la conformación de un gran plan financiero, económico y humanitario, para estabilizar la situación en el país y empezar su recuperación.

Es importante que apoyen los organismos internacionales para que desde ya el presidente Guaidó logre el reconocimiento por instituciones como el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, el Banco de Desarrollo de América Latina, para hacerse a la representación formal del país.

¿Qué potenciales errores le preocupan?

Me preocupa que los militares estén dispuestos a derramar sangre para sostener el régimen inconstitucional de Maduro y que no estén a la altura de la historia y de las posturas del día.

¿El flujo migratorio seguirá, aun si hay una luz al final del túnel?

Creo que el flujo migratorio debería detenerse hasta revertirse, en un periodo de 12 meses. No creo que sea de la noche a la mañana, porque tienen que estar en Venezuela las proteínas y las medicinas para que sobrevivan 30 millones de personas, y hoy no están. Necesitamos llenar el país de alimentos y medicinas, de semillas, fertilizantes, agroquímicos y partes de repuestos antes de abril para que haya con qué sembrar antes de que lleguen las lluvias.

En Venezuela, la producción agrícola ha caído más del 70 por ciento con respecto a sus picos del año 2005. El país tiene la capacidad de producir muchísima más comida, pero faltan estos insumos y el gobierno ha privilegiado otras cosas –como la importación de bombas lacrimógenas– antes que alimentar a la gente, y ha privilegiado la importación de productos terminados antes que poner a funcionar el aparato productivo interno.

Por eso es muy importante que logremos coordinar un gran aumento de la disponibilidad de los insumos necesarios para la producción y de los bienes cruciales para la sobrevivencia. Si eso ocurre, el bienestar se va a recuperar y la gente va a ver, no un mejoramiento sustancial de sus niveles de vida, pero sí un mejoramiento sustancial de su esperanza, eso es suficiente para que se detenga el flujo de migrantes y comience el retorno.

Usted ha analizado lo que se debe hacer para reconstruir la economía. ¿Qué pasos son necesarios?

Son dos pasos los fundamentales. El primero es devolverles a los venezolanos los derechos económicos, las libertades económicas y los derechos de propiedad, porque sin eso no pueden organizarse ni organizar la producción para surtir sus propias necesidades. No solamente porque el gobierno expropió amplios sectores de la economía, incluyendo seis millones de hectáreas agrícolas, miles de empresas, todo el sector cementero, todo el sector del acero, los supermercados, la banca, las telecomunicaciones.

Y lo que quedó en el sector privado quedó sin derecho a importar, sin derecho a adquirir remesas, a ponerles precio a las cosas para poder recuperar los costos, con el temor de ser expropiados, y todo eso ha llevado al colapso de la producción.

En segundo lugar, tenemos que resolver la escasez de divisas, y eso va a requerir una reestructuración ordenada de la deuda externa, con un gran recorte en su valor. Una proposición a pagos y un aumento sustancial del financiamiento externo en un programa coordinado por el Fondo Monetario Internacional.

¿Qué hacer con los compromisos adquiridos con Rusia y China?

La presencia de los chinos y los rusos ha sido distinta. China le ha prestado dinero al gobierno y lo ha estado cobrando. Se le deben 20.000 millones de dólares. Mientras que los demás acreedores no han podido cobrar. A ellos habrá que darles un tratamiento equitativo y negociar qué participación quiere tener China en el proceso de recuperación del país. Los rusos tienen acuerdos fundamentalmente comerciales a través de ciertas empresas de oligarcas rusos. Hay préstamos bilaterales de financiamiento militar, pero creo que en materia económica, Rusia no tiene la importancia de los demás jugadores, su apoyo al gobierno ha sido sobre todo militar y político.

¿Ve posible recuperar al menos parte del dinero que se llevaron los corruptos?

No sé cuánto dinero de los corruptos se pueda recuperar, pero hay que hacer todo lo que requiera el caso. Es un esfuerzo que se necesita, que requiere apoyo del Estado.

Hemos visto cómo el gobierno americano ha logrado detectar y congelar miles de millones de dólares de activos robados. Creo que ese trabajo tiene que seguir y expandirse, creo que hay mucho de esto en Europa, en España, en los principales centros financieros de Inglaterra, y es una actividad que ya se ha institucionalizado en el mundo. Es muy importante que lo que se pueda recuperar se recupere, tanto por razones económicas como morales, y para establecer un precedente de que el robo no paga.

¿Cómo analiza las decisiones tomadas por la administración Trump con respecto a los dineros del Estado venezolano y sus empresas en EE. UU. ?

Como una medida necesaria para evitar que Maduro malverse o se robe los pocos activos externos que le quedan a la Nación.

¿Cómo ve la actitud de Colombia?

Es de un liderazgo de primer orden que ha sido demostrado por el presidente Duque. Tuve la oportunidad de estar en Davos (Suiza) con el presidente Bolsonaro, el presidente de Perú, el de Ecuador, el de Costa Rica, el de Paraguay, la canciller de Canadá, y vi el rol que tuvo Iván Duque, un rol fuerte, con coherencia, convicción, claridad.

Creo que los problemas por los que atraviesa Colombia a causa de la crisis de Venezuela son prioritarios para Colombia, y Duque deja claro que la recuperación de nuestro país es también una prioridad para América Latina y para la región; él ha sido un defensor extremadamente efectivo y coherente de esta visión.

RICARDO ÁVILA
Director Diario PORTAFOLIO

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Ponte al día

Tendencias

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.