‘La economía y el comercio no tienen fronteras’

‘La economía y el comercio no tienen fronteras’

Chih-Cheng Han, representante de Taipéi en Bogotá, habla del interés por productos colombianos.

cHINA

Desde hace dos meses, Chih-Cheng Han es el representante comercial de la República de China en Colombia.

Foto:

Guillermo Reinoso

29 de septiembre 2018 , 08:02 a.m.

Durante décadas, Colombia y Taiwán han sostenido relaciones comerciales y de cooperación en temas culturales y de educación, pero estás aún son consideradas tímidas. De hecho, Chih-Cheng Han, el nuevo representante comercial de Taipéi en Bogotá, dice que la balanza comercial favorece mucho más a su país, aunque lo ideal sería que fuera una relación “balanceada”.

Cifras en mano, Han señala que de los 450 millones de dólares que se transan al año entre las dos naciones, Colombia solo participa con 120 millones, una décima parte del intercambio logrado por un país de la región como Chile con la isla.

Por tal motivo, el representante comercial de este tigre asiático, quien desde niño ha estado vinculado a América Latina, toda vez que pasó buena parte de su infancia en El Salvador y luego se casó con una ciudadana panameña, considera que Colombia puede exportar mucho más a Taiwán y que su misión es mejorar las relaciones en todos los aspectos. “Taiwán es un mercado de 23 millones de personas para productos estrella de Colombia como el café y el aguacate, pero queremos identificar otras alternativas de exportación”, sostiene.

La isla de Taiwán es la sede del Gobierno de la República de China, un pequeño país democrático que desde su nacimiento, hace casi 70 años, mantiene una dura lucha por su independencia de la República Popular China y lograr el reconocimiento como Estado. Solo 17 países lo reconocen como tal.

Pero, más allá de las tensiones que genera la idea separatista, el representante comercial de Taipéi en Bogotá sentencia que “la economía y el comercio no tienen fronteras” y reconoce que, a pesar de las diferencias irreconciliables, Taiwán y China siempre han mantenido estrechas relaciones comerciales.

¿Cuál es su propósito como director de la Oficina Comercial de Taipéi?

Aunque Taiwán es la economía número 22 del mundo y Colombia, la cuarta de América Latina, sus relaciones han sido distantes, tímidas. Mi misión es hacer amigos, que Colombia conozca mejor a Taiwán y Taiwán a Colombia. Quiero mejorar esas relaciones y aumentar la inversión; eso serviría de base para que los dos países, en todos los niveles, en cultura, turismo y en la economía de creatividad, se acerquen más.

¿Qué le ofrece Taiwán a Colombia?

La República de China no es un país grande, tiene 36.000 kilómetros cuadrados y una población de 23 millones de habitantes, pero, por su desarrollo económico, el ingreso per cápita nominal es de 25.000 dólares americanos al año.

La economía taiwanesa está enfocada en las altas tecnologías. Tenemos, por ejemplo, una gran variedad de oferta en productos digitales, informáticos, de telecomunicaciones y de biotecnología. También somos fuertes en la economía del conocimiento, de la creatividad, de la cultura o, como se la conoce acá, en economía naranja.

Pero a mí me interesa, sobre todo, definir cuáles son los productos que puede exportar Colombia a Taiwán, porque una relación comercial sana es una relación balanceada.

Yo veo que el café y el aguacate, productos estrella de Colombia, se pueden exportar a Taiwán. El mercado de café en la isla asciende a 3.000 millones de dólares anuales y va creciendo, y de eso, Colombia participa solo con el 4 por ciento. La República de China produce muy poco aguacate y tiene una demanda mayor. El principal país que exporta aguacate es México, pero Colombia también puede exportar aguacates a Taiwán.

El mercado de café en la isla asciende a 3.000 millones de dólares anuales y va creciendo, y de eso, Colombia participa solo con el 4 por ciento

¿Y en cuanto a inversión?

La otra idea es traer inversión taiwanesa a Colombia. Hay una empresa de motocicletas que pronto va a inaugurar una planta ensambladora de motocicletas en Medellín. Yo les pregunté: ¿por qué escogieron a Colombia y no a Perú o Chile? Y me dijeron que, en primer lugar, la macroeconomía colombiana es muy estable; segundo, representa un mercado de 50 millones de habitantes, y para entrar a Suramérica se debe ingresar por un país que tenga una demanda interna que permita mantener la planta. Y, hace un mes, un grupo de profesores, con jóvenes colombianos que estudian becados en Taiwán, visitaron la zona esmeraldífera de Boyacá para realizar un estudio académico sobre las reservas de esmeraldas.

Ese estudio concluyó que hay más esmeraldas de lo que se pensaba, lo que pasa es que están a mayor profundidad. Además, acaba de estar en Bogotá un especialista en economía de creatividad, invitado por la Cámara de Comercio, para participar en la cumbre de emprendimiento. Y, claro, también estamos en las áreas de turismo y cultura.

Usted hablaba de que hay colombianos estudiando becados en Taiwán. ¿Para qué programas se ofrecen esas becas?


Hay convocatorias para becas que ofrecen el Gobierno y las universidades. Hay una oferta grande para estudiar mandarín, tecnología, arquitectura; en fin, hay muchas carreras que se pueden desarrollar en Taiwán.

Si Taiwán tuvo en algún momento embajada y consulado en Colombia, ¿por qué ahora solo tiene oficina comercial?

En los años 70, Taiwán tuvo una relación diplomática con Colombia, y mantuvimos una misión pesquera en Cartagena. Ellos trajeron la técnica de crianza de camarones y tilapia. Hoy en día, estos dos rubros contribuyen bastante a las exportaciones colombianas. Ya para los 80, Colombia decidió reconocer a la República Popular China y no a la República de China. Desde entonces, Taiwán tiene una oficina comercial, pero queremos mejorar el intercambio comercial y la inversión.

Colombia y Taiwán tienen cosas en común. Somos países democráticos que defienden la libertad de expresión y los derechos humanos. Colombia ha vivido una lucha en diferentes áreas, y Taiwán, durante décadas, ha luchado bajo una presión muy fuerte por tener reconocimiento como Estado. Con la amistad del pasado y todas las áreas que tenemos para desarrollar en el futuro, Taiwán puede ser un buen amigo de Colombia.

Hay una oferta grande para estudiar mandarín, tecnología, arquitectura

¿Por qué Taiwán solo tiene el reconocimiento de unos pocos Estados?

El año pasado teníamos 22 aliados a nivel mundial, y se han venido reduciendo hasta llegar a 17. Hay una campaña de presión contra todos los que quieren hacer negocios con China. Pekín quiere que se reconozca su política de una sola China. Pero una sola China no resuelve las discrepancias. Ellos reclaman que la resolución 2758 de las Naciones Unidas reconoce a Pekín como el legítimo representante de China, pero esa resolución no define la representación de los 23 millones de taiwaneses y tampoco cómo es la relación de China y Taiwán.

Somos un país amistoso. No pretendemos desafiar a nadie, queremos cooperar. Por eso hemos estado clamando para que no nos excluyan de la ONU y de diferentes instancias internacionales, como la Organización Mundial de la Salud y la Organización de Aviación Civil Internacional. Si la ONU estableció unas metas de desarrollo sostenible para 2030 y está llamando al mundo a cooperar, por qué excluye a Taiwán de ese esfuerzo si cumple con los objetivos y tiene la capacidad de contribuir.

¿Esa misma ofensiva diplomática de China es la causa de que El Salvador rompiera en agosto pasado con Taiwán?

Sí. Nuestro gobierno nunca ha descartado dialogar con China, pero China sigue insistiendo en su campaña de presión y ofensiva diplomática para quitarnos aliados. La última ruptura con Taiwán fue la de El Salvador, lo que motivó una manifestación de rechazo de la Casa Blanca, que no está de acuerdo con la intención de China de desestabilizar el statu quo en el estrecho de Taiwán. Al asumir el cargo, la presidenta Tsai Ing-wen manifestó firmemente que va a mantener el mecanismo actual de comunicación y diálogo con China, buscando una relación pacífica y estable a través del estrecho de Taiwán, sobre la base de la comprensión y la búsqueda de las cosas comunes.

¿Cómo se entiende que China continental y Taiwán mantienen grandes discrepancias, pero al mismo tiempo tienen una fuerte relación comercial?

El comercio y la economía no tienen fronteras. Un país democrático no puede condicionar a sus ciudadanos a no tener un comercio con China. Precisamente, por ese intercambio económico, que es bastante, China debería respetar a Taiwán.

Geopolíticamente, Taiwán es estratégico para Estados Unidos, por eso la isla siempre ha contado con apoyo de Washington...

Eso ha inquietado a China. Taiwán pertenece al mundo democrático, y no creo que ningún país democrático vaya a permitir que Taiwán sea invadido, borrado. Somos el undécimo socio comercial de Estados Unidos y compartimos que somos Estados democráticos.

Guardadas las diferencias entre los conflictos, ¿por qué cree que en el mundo hay más preocupación por reconocer a Palestina que a Taiwán?

Cada país tiene una situación diferente. La lucha del pueblo palestino es digna de respetar, igual que la de Taiwán. Yo creo que es el momento de que el mundo vea cómo solucionar la diferencia entre China continental y Taiwán, que Taiwán sea aceptado. Estamos clamando a la ONU una solución para la representación de los 23 millones de habitantes de Taiwán.

¿Hasta dónde los taiwaneses, después de casi 70 años de historia democrática, estarían de acuerdo con los principios de la China Popular?

La democracia, la libertad y el respeto a los derechos humanos no son negociables. Son valores fundamentales que están muy arraigados en los taiwaneses.

GUILLERMO REINOSO 
EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.